20.7 C
Posadas
martes, 18 junio, 2024
+SECCIONES

    45 de cada 100 estudiantes terminó la escuela en tiempo y forma en 2022

    Destacadas

    spot_img

    Que los estudiantes no queden fuera del sistema educativo, logren mejorar sus trayectorias y culminen en tiempo y forma la enseñanza obligatoria son tres patas en las que se enfocan las miradas tras la pandemia de Covid-19 que socavó los cimientos de la educación.

    En ese marco, en las últimas horas se difundió un informe técnico que da cuenta sobre la terminalidad educativa en todo el país. Sobre este punto, el informe del Observatorio Argentinos por la Educación sostiene que en 20 de las 24 jurisdicciones mejoró la proporción de estudiantes que llegan al último año de la secundaria en el tiempo esperado. Al comparar la cohorte de 2011 con la de 2009, todas las jurisdicciones registran un aumento en la proporción de estudiantes que llegan al último año de sus estudios en el tiempo teórico.

    Puntualmente sobre Misiones, si bien también tuvo mejoras, solo 45 chicos de cada 100 que entraron al sistema educativo en 2011 terminaron en tiempo y forma en 2022. La mejora es de diez puntos porcentuales si se tiene en cuenta que en la cohorte que ingresó a primer grado en 2005 y llegó a quinto año de la secundaria en 2006 solo 35 de cada 100 lo hacían en tiempo y forma.

    En igual posición a Misiones para la cohorte 2011-2022 quedó Santiago del Estero y mucho más abajo aún la provincia de Corrientes, con 38 de cada 100 estudiantes egresando en el momento esperado.

    A nivel nacional, de cada 100 estudiantes que comenzaron su escolaridad en 2011, solo 61 llegaron al último año de la secundaria en el tiempo esperado, es decir, en 2022. Esta cifra es mayor que las de cohortes anteriores: contrasta con 46 cada 100 en la cohorte 2005-2016 y 53 cada 100 en la cohorte 2009-2020, lo que muestra un aumento gradual en el porcentaje de estudiantes que llegan al último año a tiempo.

    Los datos plasmados surgen del informe “Índice de Resultados Escolares: ¿Cuántos estudiantes llegan al final de la secundaria en tiempo y forma?”, del Observatorio de Argentinos por la Educación, con autoría de Irene Kit, Martín Nistal y Leyre Sáenz Guillén. Para llegar a las conclusiones los especialistas estudiaron información del Relevamiento Anual (RA) que hacen los ministerios de Educación y las pruebas Aprender 2022 de secundaria.

    Áreas troncales

    El informe también dio cuenta que solo trece de cada 100 estudiantes llegaron al final de la secundaria a tiempo y con los aprendizajes esperados en Lengua y Matemáticas. La región NEA fue la peor posicionada del país. En Misiones y Chaco solo seis de cada 100 chicos tuvieron los aprendizajes esperados y en Corrientes y Formosa solo cinco de cada 100. Mejor ubicadas quedaron la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Río Negro con 29 y 18 cada 100 estudiantes respectivamente.

    “Tenemos una buena noticia ante nosotros: se va ampliando la cantidad de estudiantes que avanzan en su escolaridad y llegan hasta el último año de secundaria. Y un dato para preocuparnos: aún sin haber repetido o abandonado, son cada vez menos los estudiantes que dan evidencia de saberes matemáticos consolidados. Tenemos un logro para conservar, y un déficit para revertir: tanto Lengua como Matemáticas caen, pero es mucho peor en Matemáticas. Las pruebas PISA 2022 tuvieron como eje especial la enseñanza y aprendizaje de Matemáticas y es clave que estemos dispuestos a entender mejor qué pasa”, señaló al respecto la pedagoga y estudiosa de la educación, Irene Kit.

    Marcelo Sebastián Velázquez, director ejecutivo de Fundación Más Voces, sostuvo: “No podemos dejar de resaltar que la situación de pobreza en la que el país sigue estancado atraviesa todos los indicadores y problemas. El sistema educativo no está exento de ello aunque, paradójicamente, es la herramienta más importante que tenemos para poder salir de esta situación”.

    En tanto, según Magdalena Benvenuto, directora ejecutiva de la ONG Educar y Crecer, “los datos revelados por este informe se traducen en una realidad alarmante: a los 18 años, solo uno de cada diez jóvenes en Argentina puede enfrentar el mundo de los estudios superiores. Esta tragedia no puede explicarse exclusivamente como un fracaso de la escuela secundaria o por factores coyunturales como la pobreza, porque la tendencia negativa del desempeño de los estudiantes del secundario en Argentina ya arrastra 20 años. Es entonces necesario analizar al sistema educativo de raíz”.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias