12.7 C
Posadas
viernes, 1 julio, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    La escribana García en pocas semanas será libre ya que le redujeron la condena

    Destacadas

    spot_img

    La escribana Adriana María Inés García (63), condenada a prisión perpetua por el crimen de su ex esposo Guillermo José Valdez (50) en 2003, en Posadas, fue beneficiada con una disminución de la pena de 13 meses y en consecuencia, dictado el nuevo cómputo, en mayo de este año estará en condiciones de recibir la libertad condicional.

    Según consignaron las fuentes consultadas por este matutino, el beneficio decidido recientemente por el Tribunal Penal Uno de Posadas fue por la aplicación del estímulo educativo previsto en la ley de Ejecución Penal de la Nación (Ley 24.660) en razón de la serie de estudios, capacitaciones y cursos que realizó la condenada estando en prisión.

    Cabe recordar que hace poco más de tres años, al cumplir 15 años como interna, García accedió al beneficio de las salidas transitorias quincenales y en la actualidad es parte de un régimen de semilibertad que le permite salir todos los días del encierro para trabajar en una empresa privada de la capital provincial. Finalizada la jornada laboral regresa a la misma prisión donde permanece desde que fue detenida, a mediados de 2003.

    Entonces, la reducción de pena por estímulo educativo que recibió la escribana es consecuente con lo establecido en el régimen penitenciario (también llamado de progresividad), proceso que una persona debe atravesar en cumplimiento de la pena privativa de libertad que la autoridad judicial le ha impuesto.

    Primero salidas transitorias

    En relación con lo expuesto y al haber cumplido una serie de requisitos puntuales desde que está en prisión es que le habían concedido inicialmente las salidas transitorias, teniendo en cuenta principalmente el cumplimiento de quince años tras las rejas, período a partir del cual un condenado a perpetua (previo a la modificación del Código Penal) se encuentra en condiciones de solicitar el beneficio. García había sido detenida el lunes 23 de junio de 2003, cuatro días después del crimen de su esposo, por lo que ese requisito estaba cumplido.

    Más allá de eso, los informes efectuados en su momento por el Servicio Penitenciario Provincial (SPP), si bien no son vinculantes ni decisivos en la determinación judicial, habían resultado favorables a la mujer, de quien destacaron un “comportamiento ejemplar y adecuado a las normas disciplinarias y de convivencia” dentro de la Unidad Penal V de Mujeres de Miguel Lanús, presidio en el cual pasa sus días.

    Ese combo de aristas derivó entonces, hace poco más de tres años, en la autorización para que pueda gozar de las dos salidas transitorias mensuales de 48 horas cada una, que usufructúa desde entonces.

    Se sabe que para mantener el beneficio la condenada debe cumplir, de igual forma, una serie de condiciones, como por ejemplo residir en el domicilio familiar declarado, mantenerse alejada de las bebidas alcohólicas o estupefacientes y regresar al penal en tiempo y forma, lo que hizo una y otra vez, potenciando aún más su condición de interna apta para la vida bajo las reglas de la sociedad.

    Después de eso y por su comportamiento responsable logró ingresar al régimen de semilibertad que le permite trabajar, persiguiendo el objetivo de que el regreso al medio libre no sea brusco, sino gradual, facilitando de ese modo el objetivo de resocialización perseguido.

    Cita con su propia muerte

    El próximo domingo 19 de junio se van a cumplir 19 años del crimen del reconocido abogado Guillermo José Valdez, uno de los casos más atroces de la historia policial misionera.

    Según lo reconstruido en el marco de la pesquisa, Valdez fue víctima de un triángulo asesino en el cual intervinieron su ex esposa, es decir, la escribana García; el amante de ésta, Bertoldo Roberto Neumann Rojas y un amigo del último, Jorge ‘Mosquito’ Ramírez. Los tres fueron detenidos escasos días después del hecho.

    De acuerdo a lo que se pudo establecer, el 19 de junio de 2003 Valdez cayó en manos de su ex esposa y sus cómplices en la escribanía García sobre calle La Rioja 1942 del microcentro posadeño.

    Allí dentro, el abogado fue herido de cinco puñaladas, torturado con trece cortes y finalmente asesinado de cinco balazos con una pistola con silenciador. Pero, como si eso fuera poco, el rostro del letrado fue escalpelado y su cadáver posteriormente descartado a un costado de la avenida Cabo de Hornos. El cuerpo fue hallado al día siguiente y eso activó la investigación del caso.

    La pesquisa estableció que Valdez fue citado por García en la escribanía para tratar supuestamente temas matrimoniales pero, en realidad, fue una cita a su propia muerte.

    Los tres involucrados fueron detenidos pocas horas después y el cúmulo de pruebas en su contra fue abrumador para los jueces que al cabo de doce intensas jornadas de debate oral decidieron condenar al trío a la pena de prisión perpetua por el delito de homicidio calificado por el vínculo, con ensañamiento y por el concurso premeditado de dos o más personas. Eso fue en junio de 2007 y después de una serie de presentaciones de sus defensas la Corte Suprema de Justicia de la Nación ratificó el fallo en 2011.

    Para Neumann ningún beneficio

    Bertoldo Neumann Rojas registra además otra sentencia a prisión perpetua por el crimen del sereno del IPS, Alfonso Pintos Cardozo, cometido en el mismo año que el asesinato de Valdez, y cuyo fallo fue dictado en 2006 por el Tribunal Penal Dos de la capital provincial.

    En julio de 2019 la Justicia provincial resolvió unificar ambas sentencias y este paso habilitó a que pudiera solicitar las salidas transitorias aunque en su caso el beneficio le fue denegado por su pesado prontuario, pese a que se encuentra hace varios años en el llamado período de confianza dentro del régimen penitenciario.

    De todas maneras el tribunal acordó volver a revisar el requerimiento de Neumann Rojas en 2023 y recién entonces decidirá si le otorga el beneficio o lo mantendrán privado de la libertad hasta el cumplimiento absoluto de la pena, dentro de seis años.

    En cifras
    18
    La escribana posadeña lleva más de 18 años en prisión. Fue detenida en 2003 y condenada en 2007 por el crimen cometido junto a su amante y un cómplice.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias