10 C
Posadas
lunes, 2 agosto, 2021
+SECCIONES

    “Antología feminista”, el nuevo libro de LASTESIS

    Destacadas

    El patriarcado es un juez que nos usa por nacer y nuestro castigo es la violencia que ya ves. El femicidio, impunidad para mi asesino, es la desaparición, es la violación y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía, el violador eres tú, son los pacos, los jueces, el Estado. El Estado opresor es un macho violador”, se escuchó por primera vez el 18 de noviembre de 2019, frente a la Segunda Comisaría de Carabineros de Chile en Valparaíso.

    Basada en las ideas de la investigadora argentina Rita Segato sobre la violación, el colectivo chileno LASTESIS creó esa performance que dio la vuelta al mundo. Y con el mismo objetivo: hacer que los pensamientos del feminismo mundial lleguen a la mayor cantidad de personas posible, escribieron LASTESIS, antología feminista, editado por Penguin Random House.

    Integrado por Lea Cáceres, Paula Cometa, Sibila Sotomayor y Dafne Valdés, LASTESIS nació en Valparaíso con el objetivo de denunciar el acoso callejero, los abusos, las violaciones, los femicidios y las desapariciones forzadas de mujeres y disidencias. Las jóvenes artistas pensaron cómo podía hacerse para que tesis de pensadoras feministas como Rita Segato, Judith Butler o Silvia Federici (entre otres), llegaran a la mayoría de la población y retomando sus ideas crearon la performance “Un violador en tu camino”, que prendió como una mecha y extendió su fuego por todo el continente. Pero no sólo llegó a toda América: los océanos no pudieron apagar la llama y la performance desembarcó también en Europa, Asia y África.

    Retomando una de las últimas estrofas de “Un amigo en tu camino”, utilizada como lema de campaña por los Carabineros en los ’90, LASTESIS la transformaron en “Un violador en tu camino”. Con los ojos vendados con telas negras, mujeres y disidencias de todas las edades se acomodan en líneas y realizan la coreografía cantando la canción, denunciando a la Justicia y las instituciones patriarcales, a las fuerzas de seguridad y los poderes políticos, por no defender a las mujeres de la violencia machista en todas sus formas. ​

    “Si dependiera de nosotras la antología sería infinita, como el Nuevo Testamento, pero tuvimos que seleccionar y los criterios fueron que estuvieran los textos tanto teóricos como de poesía, dramaturgia, obras de performance, obras visuales, que ojalá representen lo mejor posible un acercamiento a los feminismos”, dicen LASTESIS desde Chile.

    Con 2.500 ediciones, se acaba de lanzar la Antología feminista, que está pensada como un manual de autoformación. En sus páginas se retoman escritos de mujeres y disidencias de todos los continentes. Donna Haraway, Gertrude Stein, Paul Preciado, Judith Butler, Simone de Beauvoir, Rita Segato, Silvia Federici, Virginie Despentes son algunos de los nombres. Pero también se pueden leer las poesías de Gabriela Mistral y de Alejandra Pizarnik o la visión de Manuela Infante, directora, dramaturga, actriz e intérprete musical, fundadora de la Compañía de Teatro de Chile.

    “Para nosotras, éstas que elegimos son las indispensables para este primer acercamiento hacia los feminismos pensando que sea para alguien que nunca haya leído sobre feminismos y también para pueda complementar las reflexiones e imaginarios de personas que sí hayan leído sobre feminismos. Ahí entra nuestra perspectiva, nuestro punto de vista y eso es lo que intentamos transmitir en esta selección. Esperamos también que se vean reflejados otros sectores culturales y artísticos, porque de hecho no son solamente estadounidenses los textos que hay, sino también latinoamericanos y de otros continentes”, explican desde Valparaíso.

    “Mas, a trechos de tú misma vas haciendo el camino de burlas y de expolio. Vamos las dos sintiéndonos, sabiéndonos, mas no podemos vernos en los ojos, y no podemos trocarnos palabra, cual la Eurídice y el Orfeo solos, las dos cumpliendo un voto o un castigo, ambas con pies y con acento rotos”, se lee en la antología el poema “Canción de las muchachas muertas”, de Gabriela Mistral, publicado en 1938 en el libro Las renegadas.

    En palabras de LASTESIS: “Sabemos que evidentemente las mujeres de las letras, de la filosofía, del arte son invisibilizadas y es mucho más difícil para ellas poder publicar sus ideas que para sus colegas varones, entonces era muy importante que estuvieran en la literatura para que se vean, se lean, se escuchen. Es un gesto también importante ponerlas ahí, en el lugar que les corresponde, y mantenerlas vigentes en las discusiones que se puedan desprender a partir de la lectura de este libro”.

    El 25 de noviembre de 2019, “Un violador en tu camino” se hizo popular en todo Chile cuando fue interpretada por más de 2 mil mujeres y disidencias en Santiago, frente al Palacio de los Tribunales de Justicia y en el Paseo Ahumada. Grabado por una profesora de la Universidad de Chile, el video tuvo enseguida millones de reproducciones. Luego de la masividad de la performance, el colectivo LASTESIS llamó a una acción global utilizándola y “Un violador en tu camino” se representó en Alemania, Argentina, Austria, Bélgica, Bielorrusia, Brasil, Colombia, Chipre, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Grecia, India, Islandia, Israel, Italia, Japón, Kenia, Líbano, Marruecos, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Inglaterra, República Dominicana, Rusia, Suiza, Túnez, Turquía, Uruguay y Venezuela. Su letra fue adaptada y traducida al mapuche, el portugués, el griego, el euskera, el catalán, el gallego, el asturiano, el alemán, el hindi, el francés, el inglés, el turco, el árabe y el quechua cusqueño y también al lenguaje de señas.

    Durante un año y medio, Dafne Valdés y Sibila Sotomayor, especialistas en artes escénicas, Paula Cometa, en diseño e historia, y Lea Cáceres, en diseño de vestuario, pensaron e idearon la performance. Y para que se pudiera hacer colectivamente en cualquier parte del mundo, publicaron videos en Youtube y en Instagram explicando cómo se hacía la coreografía y cómo era el vestuario.

    En la Argentina, invitadas por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y con el aporte de la escritora Claudia Piñeiro, LASTESIS ayudaron a armar la coreografía con una letra especial para exigir que el aborto fuera legal. El 19 de febrero de 2020, con un masivo pañuelazo frente al Congreso Nacional, en Buenos Aires se escuchó: “Maternidad como destino. Es violación. Es aborto clandestino. Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía. Y la culpa no era mía, si me cuidaba, ni cómo vivía. El violador eras vos. El opresor sos vos. Es el Congreso, adonde votan el aborto clandestino. El Estado opresor es un macho violador, el Congreso opresor es un macho violador”.

    “Nos hemos inspirado en tesis europeas, estadounidenses y latinoamericanas; es muy importante aclararlo (el violador en tu camino está basado en las ideas de Rita Segato). Consideramos que es fundamental expresar estas ideas para enfrentar las problemáticas sociales que estamos viviendo. Lo pensamos cuando se estaba discutiendo la ley de aborto aquí en Chile, que solamente se discutió por tres causales y los argumentos que se utilizaban nos parecían tan básicos y ofensivos que nos cuestionábamos por qué”, explican LASTESIS.

    La pregunta inicial que dio origen al colectivo fue “por qué personas que dicen ser representantes de la política institucional, representantes del pueblo, de la ciudadanía, están tan ajenas a una concepción más real de las situaciones. Creemos que en esto, la teoría feminista aporta muchísimo a justamente poder fundamentar realmente estos temas, poder entenderlos de otra manera, a tener una visión más holística y más acorde a nuestra realidad. Lo que hacemos tiene que ver con esto, con cómo hacemos para difundir estas teorías que en general están fuera de los curriculums formales, tanto en la educación secundaria como en la universitaria”.

     

    Aunque los contenidos educativos están cambiando con el tiempo y gracias a la lucha del movimiento feminista, “los de géneros son bastante anecdóticos, como la semana de ver a la autora feminista. Entonces pensamos en cómo se podía representar esa problemática desde lo que hacemos, que es el arte y la performance. Y pensamos también cómo hacemos además para difundir estas ideas a partir de un dispositivo interdisciplinario, considerando que no todas las personas aprendemos de la misma manera, no todas aprendemos de leer un texto, sino que se puede aprender a través de lo visual, de lo textil, del cuerpo, de lo sonoro”. La repercusión global de “Un violador en tu camino” les da la razón.

    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias

    spot_img
    spot_img
    spot_img