23 C
Posadas
lunes, 26 septiembre, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    ARA San Juan: La mala memoria de Darío Nieto

    Destacadas

    spot_img

    Darío Nieto terminó dando una clase de vaguedades cuando le tocó declarar como testigo ante la jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez, que investiga el hundimiento del submarino ARA San Juan. El exsecretario privado de Mauricio Macri dijo que la pérdida del buque de la Armada Argentina fue uno de los temas más importantes de la gestión de Cambiemos pero, en el mismo acto, dijo no recordar a los familiares que estaban acampando en Plaza de Mayo para reclamar una respuesta por parte del gobierno de Macri. La abogada querellante Valeria Carreras ya anticipó que pedirá que se analicen los registros de llamadas de Nieto de esa época.

    Desde que, en noviembre de 2020, la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia le ordenó a la jueza Yáñez investigar el rol de Macri y de su ministro de Defensa, Oscar Aguad, en el hundimiento del San Juan, todas las miradas terminaron centradas en el entorno del expresidente. Después de que declaró el exsecretario general de la Presidencia Fernando de Andreis, la abogada Carreras reclamó la declaración de Nieto, de Mariano Lomolino y de Anita Moschini. Los tres actuaban como secretarios o asistentes del líder del PRO mientras estuvo en la Casa Rosada.

    Nieto y Lomolino declararon durante la jornada del jueves. Moschini deberá hacerlo el viernes. Ninguno de los dos hombres aportaron información importante en la causa y sus declaraciones estuvieron marcadas por los olvidos.

    Cuando le preguntaron a Nieto qué importancia tenía la causa del ARA San Juan para Macri, dijo que le otorgaba la máxima prioridad. Sin embargo, no recordaba las protestas de los familiares ni cómo se enteró del hundimiento ni del hallazgo. Sí dijo que Macri discutía todo lo referido al submarino con Aguad y con el entonces jefe de Gabinete Marcos Peña. según fuentes judiciales.

    Lomolino fue más escueto. No recordó ningún evento particular referido a la búsqueda del submarino y cuando le consultaron cómo veían a Macri con ese tema –que atraía toda la atención de la comunidad internacional–, respondió: “Normal”.

    Para Carreras, está claro que los dos testigos fueron reticentes a la hora de responder sus preguntas y las de la jueza. “Para la querella los testigos mienten: uno dijo que el tema del ARA San Juan tenía muy preocupado a Macri y el otro sostuvo que estaba normal. Evidentemente han perdido la memoria para no recordar cuestiones gravísimas de aquel episodio que nos enlutó a todos”,dijo Carreras.

    La abogada también anunció que va a pedir los registros de llamadas de Nieto. El teléfono del exsecretario de Macri y actual legislador porteño ya fue secuestrado en la causa de espionaje en la que lo tuvo como protagonista. Nieto fue investigado por recibir –a través de la funcionaria Susana Martinengo– información que recolectaban ilegalmente los espías conocidos como Súper Mario Bros sobre las protestas contra la reforma previsional y sobre los mapuches. Tanto la justicia de Lomas de Zamora como la Cámara Federal porteña consideraron que no había elementos para procesarlo.

    El del ARA San Juan es un tema delicado por donde se lo mire: Macri está siendo investigado por el hundimiento y la muerte de 44 tripulantes de la Armada Argentina en una causa y en otra supo estar procesado por haber mandado a espiar a los familiares que reclamaban explicaciones del Estado argentino. En esa causa, la Cámara Federal porteña –integrada por Mariano Llorens, Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia– salió en su auxilio en julio pasado: lo sobreseyó y, pese a reconocer que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) espió a los parientes, dijo que no era delito porque estaban en riesgo la seguridad interior y la seguridad presidencial.

    La resolución de la Cámara está recurrida y debe ser revisada por la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal. La revisión vendrá después de que se resuelvan las recusaciones que presentaron las partes. Carreras recusó al camarista Carlos Mahiques por sus vínculos con el macrismo –fue ministro de Justicia de María Eugenia Vidal– mientras que un exdirectivo de la AFI, Eduardo Winkler, recusó a la camarista Ángela Ledesma por haber sido crítica de las reuniones secretas de sus colegas en Olivos o en la Casa Rosada. El exAFI dijo que eso demostraba una animosidad de Ledesma contra Macri.

    Las recusaciones deberán resolverlas en los próximos días Guillermo Yacobucci y otros dos jueces que resultaron sorteados para ese trámite, Ana Figueroa y Mariano Borinsky –que fue uno de los visitantes de Macri cuyos encuentros reprobó Ledesma–. Por el tenor de lo que está en juego, es probable que la discusión sobre el espionaje a los familiares del ARA San Juan termine escalando hasta la Corte Suprema.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias