23 C
Posadas
sábado, 24 julio, 2021
+SECCIONES

    Bolivia: detuvieron a dos excomandantes por su rol en el golpe contra Evo Morales

    Las órdenes de detención fueron emitidas por la Fiscalía General del Estado. Ya son cinco los militares de alto rango aprehendidos en el marco de la investigación del "caso golpe de Estado".

    Destacadas

    Los excomandantes de la Fuerza Aérea y la Armada de Bolivia fueron detenidos por su presunta implicación en el golpe de Estado que obligó al expresidente Evo Morales a dejar su cargo en noviembre de 2019. Se trata del general Jorge Gonzalo Terceros Lara y el almirante Gonzalo Jarjuri Rada, quienes arribaron en la madrugada del domingo al aeropuerto de la ciudad de El Alto para ser trasladados a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). La orden fue emitida por la Fiscalía General del Estado (FGE) y ejecutada por efectivos de la policía boliviana. Con estas dos detenciones ya son cinco los militares de alto rango aprehendidos en el marco de la investigación por el “caso golpe de Estado”. El exmandatario de Bolivia ya había sembrado dudas por el “dudoso” comportamiento de las fuerzas armadas en 2019.

    Según la agencia de Noticias Fides, el excomandante Terceros decidió declarar este domingo ante la comisión de fiscales que lleva el caso, mientras que Jarjuri se acogió al derecho a guardar silencio. Concluida la etapa de declaraciones, ambos militares fueron trasladados a las celdas de la Felcc, donde permanecerán hasta la audiencia de medidas cautelares.

    El ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, confirmó las detenciones y prometió dar más detalles en los próximos días. Por su parte César Terceros, hermano del excomandante de la Fuerza Áerea aprehendido, señaló que autoridades judiciales se presentaron en su domicilio en la ciudad de Santa Cruz con una orden de detención. “Llegaron cuatro fiscales y le indicaron que estaba aprehendido y se prepare porque lo iban a trasladar a La Paz inmediatamente”, informó.

    Terceros y otros siete exjefes militares y policiales están implicados en el caso golpe de Estado iniciado por la denuncia de la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Lidia Patty, quien también denunció al líder cívico de la rica región de Santa Cruz, el derechista Luis Fernando Camacho, quien fue el protagonista del golpe cuando ingresó al Palacio del Quemado con una Biblia en sus manos en noviembre de 2019.

    Los militares detenidos son investigados por los delitos de sedición, terrorismo y conspiración. Además, en mayo el Juzgado Décimo de Instrucción en lo Penal determinó ampliar la investigación contra los uniformados por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución e incumplimiento de deberes.

    El juzgado emitió una orden de allanamiento el jueves pasado en la que ordenó la requisa de cinco domicilios: el del excomandante de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman; dos casas del exministro de Defensa, Luis Fernando López; del excomandante de la FAB; Terceros, y de la Armada Boliviana, Jarjuri.

    Con estas dos nuevas aprehensiones ya suman cinco las exautoridades militares que permanecen detenidas por el caso que investiga la Fiscalía y el gobierno bolivianoTambién está detenida Jeanine Áñez, quien en noviembre de 2019 se proclamó presidenta interina en un Senado sin quórum tras el golpe a Evo Morales, y otros exfuncionarios como el exministro de Justicia, Álvaro Coímbra, y el extitular de la cartera de Energía, Rodrigo Guzmán.

    El expresidente Morales había sido acusado por la oposición y parte de las Fuerzas Armadas de fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre de 2019, amparándose en una denuncia de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que nunca pudo ser comprobada. En esas elecciones el líder del MAS había resultado ganador en primera vuelta frente al candidato opositor, Carlos Mesa.

    En diciembre de 2019, durante su asilo en México, Morales había cargado duramente contra el general Terceros, quien en ese momento era el comandante de la Fuerza Aérea de Bolivia. Incluso lo acusó de intento de magnicidio por un incidente que tuvo con el helicóptero presidencial el cuatro de noviembre de ese año. “El principal golpista ahora lo estoy identificando, era el comandante de la Fuerza Aérea, el general Terceros. Me sorprendió. Ese problema de la caída del helicóptero era responsabilidad del general Terceros”, dijo Morales en una entrevista brindada al canal C5N.

    En esa ocasión Morales  aseguró que en los últimos días de su gobierno las Fuerzas Armadas tuvieron un cambio bastante radical en su comportamiento: “El siete de agosto, en el aniversario de las Fuerzas Armadas, dijeron que eran antiimperialistas, parte del proceso de cambio… Acá paso algo, no sé si plata o se fracturaron entre ellos para el golpe de Estado”.

    El cuatro de noviembre de 2019, autoridades de la Fuerza Aérea de Bolivia dieron cuenta de que el helicóptero que trasladaba al presidente Morales desde el centro minero de Colquiri a la ciudad de Oruro sufrió un desperfecto del rotor de cola, una pequeña hélice de la parte trasera, lo cual obligó a un aterrizaje de emergencia.

    En una conferencia de prensa desde México, donde permaneció un mes asilado luego del golpe, el expresidente sembró dudas respecto a esa falla mecánica. “Quiero que se investigue. Ahora me doy cuenta, y seguramente ustedes se han informado, de que el accidente de helicóptero creo que no era casual“, sostuvo en aquel entonces.

    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias

    spot_img
    spot_img
    spot_img