28.7 C
Posadas
jueves, 1 diciembre, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Conflicto por despidos en Techint

    Destacadas

    spot_img

    La planta de Tenaris Siat ubicada en Valentín Alsina se paralizó este viernes durante algunas horas por una medida de protesta gremial. Se trata de un establecimiento que produce caños para el gasoducto Néstor Kirchner, obra que el Gobierno considera estratégica para el proyecto de explotación de Vaca Muerta y la exportación de materia prima energética. Desde el Ministerio de Trabajo decidieron extender la conciliación obligatoria permitiendo retomar la producción, al menos hasta el jueves próximo.

    Los empleados de la empresa realizaron este viernes por la mañana una asamblea en la que votaron a mano alzada el paro por tiempo indeterminado. La medida de fuerza se decidió en respuesta al despido de 13 trabajadores. “Fabrica parada. Resolución de Asamblea”, difundió en redes sociales la Comisión Interna, que es parte de la Unión Obrera Metalúrgica de Avellaneda.

    José Villa, representante de la comisión interna de Tenaris Siat, mencionó que “desde el día de ayer (por el jueves) empezaron a mandar telegramas y nosotros lo decimos con todas las letras, son despidos. La empresa dice que ha contratado personal y que a ese personal ahora no le renueva el contrato”.

    “El grupo Techint aplica los contratos temporarios por tres meses en todas las plantas de la empresa, pero no son trabajos por tres meses. Acá no hay respeto al convenio colectivo de trabajo de la UOM”, agregó.

    Una intervención del Ministerio de Trabajo posibilitó extender la conciliación obligatoria por cinco días hábiles más, por lo que los trabajadores continuarán contratados hasta el jueves próximo mientras que la comisión interna y la empresa siguen negociando respecto a la situación algunos de los empleados. Con la conciliación otra vez vigente, la planta retomó la producción.

    Tenaris Siat había sumado a unos 300 empleados destinados a trabajar en la fabricación de tubos para la obra del gasoducto que requerirá de 48.000 caños de 36 pulgadas de diámetro y 12 metros de largo que están próximos a comenzar a fabricarse y que requerirán 14.000 viajes en camión para transportarlos hacia los tres frentes de obra, con despachos previstos cada siete minutos en un operativo logístico que insumirá las 24 horas del día.

    De ese conjunto de empleados hubo 13 contratos que no se renovaron y la empresa justificó su caducidad en problemas de performance de seguridad de los trabajadores en cuestión.

    El desarrollo de la obra del gasoducto es una de las prioridades estratégicas del Gobierno en materia de infraestructura. El ministro de Economía Sergio Massa participó esta semana en Campana de un acto por el inicio del traslado de los caños para la construcción del gasoducto. “Si estuviese funcionando el gasoducto, este año hubiésemos ahorrado 4900 millones de dólares”, dijo. Se fijó el 20 de junio del año próximo como fecha de inauguración de la obra, que se busca hacer avanzar sin demora.

    Los primeros camiones con caños para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, que unirá las localidades de Tratayén, en Neuquén, y Salliqueló, en el oeste de la provincia de Buenos Aires, empezaron a ser trasladados este martes para dar continuidad a las obras. El ministo de Economía, Sergio Massa, destacó la importancia del proyecto y señaló que “si el gasoducto hubiera sido construido antes, este año nos ahorrábamos 4900 millones de dólares en importaciones de gas”.

    El 20 de junio de 2023 tenemos que inaugurar el gasoducto para que en julio los argentinos no tengamos que depender de nadie”, remarcó Massa en el acto que se hizo por el primer envío de los caños. El material trasladado será destinado a la construcción de dos obras complementarias al gasoducto Kirchner: el nuevo gasoducto Mercedes-Cardales –de 80 kilómetros de extensión- y la ampliación del gasoducto Neuba II, de 29 kilómetros.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias