18 C
Posadas
jueves, 13 junio, 2024
+SECCIONES

    Cristina Kirchner demostró la “política predatoria” que tuvo Repsol con YPF

    Destacadas

    spot_img

    La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a referirse a la política energética de Argentina, tras los cruces con Mauricio Macri por la inauguración del gasoducto Presidente Néstor Kirchner, y compartió en sus redes sociales un informe sobre la “política predatoria” que tuvo la multinacional Repsol en YPF.

    “Tal cual lo planteábamos el domingo en Salliqueló, en ocasión de la inauguración del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, quiero compartir algunos gráficos que demuestran la política predatoria que tuvo la multinacional Repsol en YPF desde que ésta última se desnacionalizó”, escribió la expresidenta.

    La publicación está acompañada por 13 gráficos que abarcan desde finales de los noventa hasta 2011. “Miralos atentamente… sirven para repensar y reordenar el debate social por encima de los clichés… donde lo privado es mejor que lo público o lo extranjero mejor que lo nacional… y viceversa. No todo es blanco o negro”, concluyó.

    La vicepresidenta ya se había expresado sobre el saldo negativo que dejó Repsol este domingo 9 de julio, durante el acto de inauguración del gasoducto Néstor Kirchner.

    “En 2011, un año antes de recuperar YPF, tuvimos por primera vez en 17 años déficit energético. Fue por la distribución de dividendos y la no inversión (de Repsol), las claves de por qué teníamos que estar importando. Ese déficit no fue causado por el Estado ni por la política, fue por empresarios”, recordó durante el acto en Salliqueló.

    “El otro gran problema que tenemos en Argentina, el FMI, tampoco lo trajo un político. Lo trajo un empresario”, remató Fernández de Kirchner en un mensaje a Mauricio Macri, con quien horas más tarde mantuvo una serie de intercambios por Twitter en los que lo trató de “muy mentiroso”.

    Reducción de la producción

    Según muestran los gráficos que difundió CFK, desde que Repsol ingresó a YPF su producción de petróleo se redujo prácticamente a la mitad. Entre 1997 y 2011, además, YPF-Repsol bajó su participación en el mercado del 42% al 34%, es decir, casi 8 puntos porcentuales.

    El informe también advierte que “una vez agotados los yacimientos descubiertos en las etapas previas, la falta de inversiones condujo a una contracción en la producción gasífera” por parte de la compañía: mientras que entre 1997 y 2004 aumentó un 33%, entre 2004 y 2011 se redujo en un 33%.

    Esto llevó a una pérdida de participación en la producción gasífera local, que bajó del 35% al 23%.

    A su vez, la falta de inversiones en exploración provocó una “abrupta disminución en las reservas de petróleo”, dice el informe, que muestra la existencia de 1.343 millones de barriles en 2001 y 666 millones de barriles en 2011, lo que representa una reducción del 50%.

    Los gráficos también exhiben que desde 1999 las reservas de gas de YPF-Repsol se redujeron en más de un 55%, una situación que “compromete la soberanía energética” del país.

    Duplicación de ventas

    Pese a esta reducción, advierte el documento compartido por la vicepresidenta, la compañía “logró más que duplicar sus ventas a través del aumento de precios”: entre 2003 (5.847 millones de dólares) y 2011 (12.425 millones de dólares) crecieron un 113%.

    Además, la contracción de la producción se produjo en un contexto de “elevada rentabilidad” de la empresa: entre 1997 y 2002 la utilidad neta promedió anualmente los 858 millones de dólares, mientras que desde 2003 rondó los 1.434 millones de dólares.

    Este aumento de rentabilidades, sin embargo, “no se tradujo en un incremento de la inversión pero sí de los dividendos abonados”, que se triplicaron desde 2003.

    Vaciamiento

    En 2007, en medio de la disminución de la producción y del crecimiento de ventas, YPF-Repsol “expandió sensiblemente su nivel de endeudamiento, iniciándose el vaciamiento final de la empresa”, plantea el informe, que muestra un endeudamiento de 3.858 millones de dólares en 2007 y de 8.879 millones de dólares en 2011.

    Este proceso “vulneró la soberanía que había alcanzado nuestro país tras décadas de inversiones”, dice el documento, junto a un gráfico que refleja cómo a partir de 2010 las importaciones de petróleo superaron a las exportaciones. En total, las importaciones se vieron multiplicadas por 11 entre 1995 y 2011.

    Esta política de vaciamiento ejecutada por Repsol en YPF, concluye el informe, “implicó por primera vez en 17 años un saldo comercial en materia de combustibles deficitario, que ascendió en 2011 a los -3.029 millones de dólares”.

    Fuente: Pagina 12

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias