12.1 C
Posadas
martes, 25 junio, 2024
+SECCIONES

    Cruces, contradicciones y chicanas sobre la política exterior de Massa, Bullrich y Milei

    Destacadas

    spot_img

    De cara a las elecciones, los referentes en política exterior de las tres principales coaliciones debatieron acerca de política regional, comercio internacional y la inserción de la Argentina en el actual escenario geopolítico mundial. En la sede del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), Gustavo Martínez Pandiani de Unión por la Patria, Federico Pinedo de Juntos por el Cambio y Diana Mondino de La Libertad Avanza contrastaron propuestas y enfoques en un encuentro que dejó algunas rispideces evidentes entre posturas claramente disímiles. En este sentido, el referente del oficialismo destacó la necesidad de fortalecer las relaciones con los principales socios del país en el comercio internacional, una cuestión de vital importancia en el marco de la escasez de divisas, y cuestionó las propuestas de los libertarios: “Usar la motosierra en política exterior no es una buena idea”.

    El encuentro fue organizado por CARI en conjunto con la Organización de Estados Iberoamericanos y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, en el marco de una trilogía de debates que incluye también los tópicos de Ciencia y Educación. Empresarios, sindicalistas, diplomáticos y una veintena de embajadores escucharon las propuestas de las fuerzas con mayores chances de llegar al poder a partir del 10 de diciembre.

    El primero en tomar la palabra fue Martínez Pandiani, quien detalló cuáles serán los principales ejes de la política internacional que Sergio Massa llevará adelante en caso de alcanzar la presidencia. Señaló que UxP propone “una política exterior pragmática que priorice el interés nacional, abra nuevos mercados para nuestros productos y servicios, y apoye a la producción y el trabajo”. Además, aseguró que “vamos a transformar la cancillería argentina en un centro de promoción de trabajo argentino en el exterior”.

    En ese sentido, el actual embajador en Suiza sostuvo que “usar la motosierra en política exterior no es una buena idea”, ya que esto “significaría dejar sin mercados a 1.500 pymes que hoy exportan a Brasil y China y sin trabajo a más de dos millones de laburantes”. El dardo fue para el candidato de ultraderecha, Javier Milei. En reiteradas declaraciones, fue el mismo libertario quien adelantó que su gestión prescindiría de negociar con China por su posición ideológica o incluso con el principal socio del Mercosur.

    Por su parte, Pinedo señaló que “lo primero debe ser construir confianza en el mundo y en nosotros mismos”. Sin embargo, rechazó la posibilidad de que Argentina ingrese a los Brics. “No compartimos la visión del poder de (Vladimir) Putin e Irán. Preferimos no entrar en ese club”, aseguró. “Creer que porque uno integra un lugar donde hay tres de los principales mercados del mundo le va a condicionar la política exterior es al menos naif”, le retrucó Pandiani.

    Asimismo, el referente de Bullrich cruzó al oficialismo por las versiones que indican un supuesto interés del Gobierno en negociar con el grupo islamista Hamas la liberación de rehenes, en el marco del conflicto con Israel. “No se pueden dar señales equivocadas”, dijo. El referente de UxP, en tanto, le recordó que Massa condenó el ataque y que “fue el único candidato que anunció que va a incluir a Hamas en el listado de organizaciones terroristas”.

    Las contradicciones de LLA

    Mondino, en tanto, reivindicó el “rol preponderante que el sector privado” debe tener en el comercio internacional del país, relegando al Estado a cumplir “funciones básicas”, como la concreción de “tratados internacionales”. Frente a la necesidad de obtener divisas del comercio exterior, la economista afirmó: “Las divisas no son del Gobierno, no son del Banco Central, son del que las produce, igual que el trabajo genera un sueldo para el que trabaja, igual que el esfuerzo genera una calificación en una prueba para un chico en un secundario”.

    Pero las propuestas de Mondino destacaron también por estar en franca contradicción con algunas posiciones de su espacio repetidas en más de una ocasión. En efecto, intentó dejar atrás la idea de una eventual ruptura con Brasil cuando definió como “extremadamente importante” la “complementariedad con nuestros vecinos”, sin detenerse en consideraciones ideológicas.

    Algo similar ocurrió cuando Pandiani ratificó la defensa de la soberanía de las Islas Malvinas. “No existe el principio de autodeterminación en el caso Malvinas porque es una población implantada por la potencia que ocupó las islas”, sostuvo Pandiani. A lo que Mondino simplemente contestó: “Estoy de acuerdo porque está escrito en nuestra Constitución Nacional” y acusó al embajador de tener “un serio problema de comprensión de texto”. De esta forma, la candidata a diputada por LLA tomó distancia no solo de su candidato a presidente, sino también de sus propias declaraciones. Una práctica que ya es común en el espacio libertario y que Pandiani se apuró en señalarle a quien podría ser canciller en un eventual gobierno de Milei: “Escribir y borrar con el codo no es una buena idea en política exterior. Lo que se dice en política exterior queda registrado, y si queda en un medio extranjero queda más registrado”, dijo. Y agregó: “Hay que tener mucho cuidado. La prudencia es una virtud de la diplomacia, no es un jueguito para la tribuna”.

    Informe: Diego Castro Romero

    Fuente: Pagina 12

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias