18 C
Posadas
jueves, 13 junio, 2024
+SECCIONES

    Derechos humanos y protección del ambiente son ejes del debate presidencial

    Destacadas

    spot_img

    Fruto de la campaña de los organismos de Derechos Humanos y a la participación ciudadana, en los debates presidenciales obligatorios del 1º y ocho de octubre los candidatos a ocupar el sillón de Rivadavia deberán hablar de dos ejes temáticos que no figuraban en la nómina inicial de temas elegidos: Derechos humanos y convivencia democrática y Desarrollo humano, vivienda y protección del ambiente. Tópicos complejos para los candidatos negacionistas como Javier Milei, de la Libertad Avanza, y Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio. Los ejes que ya habían sido definidos para los debates que organiza la Cámara Nacional Electoral –y que se llevarán a cabo en Santiago del Estero primero y en la Ciudad de Buenos Aires después– son: economía, educación, seguridad y producción, y trabajo. Mediante una votación que estuvo abierta al público solo tres días –desde el 14 al 16 de septiembre– se definieron los dos temas que se incorporarán. Derechos Humanos y convivencia democrática obtuvo un 57,94 por ciento de los votos, mientras que Desarrollo humano, vivienda y protección del ambiente alcanzó el 18,60 por ciento.

    La Cámara Nacional Electoral, junto al consejo asesor que convocó para la organización de los debates, había elegido siete ejes para que los ciudadanos puedan votar, pero solo los dos más votados se incorporarán al debate. En tercer lugar quedó Salud, con el 6,82 por ciento de los votos; cuarto Justicia, instituciones y transparencia, con el 6,62; quinto Relaciones de la Argentina con el mundo, que obtuvo el 5,53; sexto Federalismo y desarrollo regional con el 3,35 y último Defensa que alcanzó el 1,14 por ciento. Ninguno de ellos se tratará. Derechos humanos y convivencia democrática será incorporado en el marco del primer debate que se realizará el 1º de octubre en Santiago del Estero. En tanto que Desarrollo humano, vivienda y protección del ambiente en el segundo, que será en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, el 8 de octubre.

    Los organismos de Derechos Humanos realizaron una fuerte campaña durante los últimos días para que esta temática no quede afuera del debate y pidieron a la población que vote para su incorporación. Lo lograron, en medio de un contexto complejo porque tanto Milei, como su candidata a vicepresidenta, Victoria Villarruel, y la candidata a presidenta de JxC, Patricia Bullrich, realizaron diversas declaraciones y actos reflotando la teoría de los dos demonios, banalizando lo ocurrido en la última dictadura cívico-militar y desestimando y desprestigiando la lucha y a grandes figuras y luchadoras por los derechos humanos como la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

    Villarruel, sobre todo, fue la que atacó directamente a Carlotto (la llamó “personaje siniestro”), impugna el proceso de juzgamiento a los genocidas, y tuvo que reconocer que mantuvo reuniones con genocidas, como Jorge Rafael Videla o Miguel Etchecolatz.

    En diálogo con Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, expresó que “cuando se sacó el tema me pareció una barbaridad. Eso no podía ser. Ahora estoy muy satisfecha con la incorporación por pedido de la ciudadanía y estamos todas –las madres de Plaza de Mayo LF y todos los organismos de DDHH– muy conformes porque es lo que corresponde”. Almeida añadió que “no puede estar fuera de un debate tan importante para el futuro del país el tema de los Derechos Humanos. Era lo justo”.

    Además, la referenta de Madres LF consideró que “el hecho de que se hubiera aceptado que no estuviera el tema de los Derechos Humanos hubiese sido, por parte de los organizadores, un acto de complicidad para con los negacionistas”. Desde los organismos consideran un logro la incorporación del tópico en medio de una ola negacionista que los tiene en alarma. “Es importante que los candidatos negacionistas tengan que hablar de esto”, remarcaban.

    Tal como contó este diario, Abuelas de Plaza de Mayo había pedido incorporar dentro del eje de derechos humanos distintos subejes como derecho a la identidad, la búsqueda de los 300 nietos y nietas que faltan, memoria, verdad y justicia, violencia institucional, medidas de no repetición, negacionismo y discursos de odio, pero la idea no prosperó y sólo quedará el título general. Además de Derechos Humanos, Sergio Massa, Patricia Bullrich, Javier Milei, Juan Schiaretti y Myriam Bregman deberán hablar de desarrollo humano, vivienda y protección del ambiente, otro eje complejo y que pondrá en aprietos al libertario Milei, que dice que no existe el cambio climático.

    El búnker de Massa

    Desde el búnker de la calle Mitre de Unión por la Patria, ya hay equipos específicos trabajando en el debate presidencial. A cargo de ese tema en particular están el vicejefe de gabinete, Juan Manuel Olmos y también el responsable de Comunicación Estratégica del ministerio de Economía y hombre de confianza de Sergio Massa, Santiago García Vázquez. “La incorporación de esos dos ejes es positivo para Sergio”, analizan en el comando de campaña y recuerdan los dichos de Villarruel sobre las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, a quien calificó como un “personaje siniestro”, y también sobre las cuestiones ambientales. “Milei dice que está bien contaminar los ríos”, subrayan.

    En esa línea, en la calle Mitre confían que el debate será para el candidato oficialista un buen momento porque “representa una excelente oportunidad de desarrollar las propuestas de cada espacio y no solo tirar títulos, como están acostumbrados los candidatos de la oposición, que nunca explican nada”. Además, confían en que Massa es un candidato con experiencia en debates, que sus propuestas son ideas que viene trabajando hace más de diez años y cuentan que, además, hay equipos abocados a cada uno de los ejes específicos. “Es un momento clave para poder demostrar estabilidad y que se vean bien claros los perfiles de gobernabilidad para el futuro”, comentan cerca del ministro. En UxP trabajarán en bajar los títulos rimbombantes de Milei a lo cotidiano y en explicar qué hay detrás de cada uno de ellos. “No hay que ir por el miedo, hay que pedir que expliquen las propuestas y no van a poder porque se contradicen todo el tiempo”, comentan en el comando de campaña.

    Fuente: Pagina 12

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias