10 C
Posadas
viernes, 20 mayo, 2022
+SECCIONES

    Detectan cardiopatías en adultos jóvenes e instan a controles de rutina

    Destacadas

    El sedentarismo, la mala alimentación y el consumo de tabaco tienen un impacto dañino en la calidad de vida, al punto de que actualmente hay adultos jóvenes, de entre 30 y 40 años que consultan por cardiopatías en el Hospital Escuela Dr Ramón Madariaga, ubicado en el Parque de la Salud, en Posadas.

    “Hoy estamos viendo cardiopatías o enfermedades coronarias en gente joven, de 30, 35, 40 años que antes no veíamos. Lo que se está demostrando es que cambió mucho el tema de la alimentación de las personas, se están alimentando con comidas rápidas, mucha grasa, hay más sedentarismo, y otra serie de cosas. La genética, la obesidad, el colesterol y la falta de control” señaló en diálogo con El Territorio el jefe del Servicio de Hemodinamia del Madariaga, Ernesto Duarte, al tiempo que reflexionó “nos estamos quedando en cuanto a la prevención de la enfermedad coronaria; la prevención es un punto muy importante para evitar terminar con un cateterismo en las piernas o a nivel del corazón”.

    Si bien destacó que todavía son pocos los pacientes jóvenes que consultan, manifestó su preocupación por la aparición de enfermedades coronarias en una población menor de 40 años, lo cual antes no sucedía. “Menos del 10% de jóvenes consultan por control clínico cardiológico”, indicó.

    “Otra de las cosas importantes es erradicar el cigarrillo; el cigarrillo hoy día está muy arraigado a la sociedad y eso crea un factor clave para que todas las arterias del organismo se dañen”, aseveró el profesional.

    Consultado sobre qué indicadores tener en cuenta para concretar una visita al cardiólogo sostuvo “este año la campaña es ‘Testea tu corazón’, todos deberíamos hacer controles cardiológicos pasando los 35 años de edad, primero y principal. Y obviamente aquel paciente con una enfermedad coronaria o una enfermedad en las arterias del corazón va a ser sentir dolores y afectación en su capacidad funcional; y si llega a tener un infarto el corazón queda con una disminución de la potencia, lo cual a la larga lo puede llevar a un cuadro más grave que se llama insuficiencia cardíaca, entonces hay que prevenir todas estas cosas”.

    La otra demanda

    Respecto a la demanda en el area de Hemodinamia señaló que “sobre todo atendemos cardiopatía estructural, por un lado y por otro, arteriopatía periférica, es decir, pie diabético y con riesgo de perderlo. Esas dos patologías son las que más estamos aumentando en el número de casos además de las otras enfermedades coronarias”.

    “Lo novedoso es la cardiopatía estructural, que estamos colocando válvulas a través de catéteres en pacientes que tenían alto riesgo quirúrgico, es decir, con más de 10% de posibilidades de morirse en la cirugía o complicaciones en la cirugía. Con el tratamiento con catéter se reduce el riesgo porque al paciente no hay que someterlo a una cirugía a cielo abierto y puede ser dado de alta en 48 horas si no tiene ninguna complicación”, explicó Duarte.

    “Si nos referimos a cardiopatías estructurales son todos pacientes añosos, generalmente mayores de 70 años. Y los que padecen arteriopatía periférica, depende porque hay pacientes jóvenes que padecen insuficiencia renal y tienen enfermedades de las arterias de miembros inferiores o pacientes diabéticos que se diagnostican a temprana edad entonces también pueden tener alguna enfermedad en las arterias de miembros inferiores”, deslizó.

    Balance 2021

    Por otro lado, el médico hizo un balance del año 2021 y el trabajo en contexto de la pandemoa de Covid-19. “A pesar de que fue año en el que se redujeron las cirugías programadas, se alcanzó un total de 1.300 procedimientos, muchos de estos complejos”, detalló.

    Manifestó que se llevaron a cabo procedimientos en conjunto con otros servicios como ser gastroenterología, sobre todo hepatología, pie diabético, neurointervencionismo y cardiopatías congénitas. Respecto al servicio de Hemodinamia específicamente enumeró que se concretaron 350 angioplastias coronarias, 120 angioplastias periféricas, que serían las que se realizan para tratar pie diabético, dos implantes de válvulas aórticas.

    En cifras
    1.300 procedimientos quirúrgicos de enfermedades coronarias se realizaron el año pasado en el Madariaga, muchos de estos complejos, pese a la pandemia.

    Cirugías innovadoras reducen las derivaciones

    Es importante erradicar el cigarrillo; el cigarrillo hoy día está muy arraigado a la sociedad y eso crea un factor influyente para que todas las arterias del organismo se dañen. Ernesto Duarte. Jefe de Hemodinamia

    Este 2022 arrancó con la realización de prácticas quirúrgicas innovadoras en el Hospital Escuela Dr. Ramón Madariaga que impactan gratamente en el sistema de salud, dado que se reduce el número de derivaciones de pacientes a otros centros de complejidad, en otras provincias.

    El responsable del Área de Hemodinamia, Ernesto Duarte, mencionó que por primera vez, en el nosocomio se concretó con éxito un procedimiento que se denomina litotricia intravascular. “Se trató de un paciente, de 62 años, con arteriopatía periférica o pie diabético, el mismo presentaba gran calcificación de la arteria a tratar, en miembros inferiores”.

    Al tiempo que explicó “ las arterias también se llenan de calcio, que forman una especie de piedra, por lo que se coloca un balón, en el lugar que está el calcio y eso genera ondas de choque, que rompen las placas y posteriormente es posible dilatar la estrechez que tenia la arteria”.

    Tras brindar detalles de la cirugía, el profesional se refirió a la evolución del paciente. “Tuvo muy buena evolución, no presenta más dolor al caminar, en tanto que aclaró que el paciente sufría de claudicación intermitente, detallando que no podía caminar más de 150 metros y que presentaba otras alteraciones en las piernas”.

    Asimismo, se refirió a otro procedimiento que se concretó a fines de febrero del año 2022: “se realizó el tercer implante de válvula aórtica, del Hospital Escuela, es un procedimiento novedoso y con muy buenos resultados, el paciente se va de alta luego de 48 horas”. En relación a esto, indicó que se trató de un paciente de 76 años, que se encontraba en condiciones para este tipo de cirugía, que presentaba una estenosis aórtica, “se trata de una enfermedad de la válvula aórtica, que dificulta la apertura de la misma, provocando síntomas en el paciente, como ser falta de aire, insuficiencia cardíaca, dolor de pecho, con riesgo alto de mortalidad”.

    Por lo que, aseveró que en vez de realizar una cirugía a cielo abierto, se decidió proceder con otra técnica, en la que se utiliza un implante, a través de un catéter, punzando la arteria femoral, este procedimiento dura una hora aproximadamente y en 48, 72 horas, el persona puede recibir el alta, realizar actividades, evitando una recuperación prolongada.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias