3.7 C
Posadas
viernes, 19 agosto, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Dirigentes políticos y académicos le apuntaron a Larreta

    Destacadas

    spot_img

    Con datos sobre las desigualdades por zona geográfica, género y edad dentro de la Ciudad de Buenos Aires, políticos y académicos le pusieron perspectiva a los números de pobreza, indigencia, educación, salud y empleo. Analizaron una sociedad que va a dos velocidades en un distrito que cuenta con recursos para hacerle frente pero no con voluntad política para realizar las asignaciones y el gasto presupuestario a las áreas clave para mitigarlas.

    “No estamos condenados a estos números y a esta Ciudad de Buenos Aires tan  desigual”, comenzó su intervención la diputada nacional del Frente de Todos Gisela Marziotta ante la pregunta disparadora del moderador de la charla, Darío Romano, que coordina el área de trabajo y producción del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), durante el conversatorio que organizó la entidad.

    La diputada nacional se refería a los índices de pobreza, que triplican en los barrios del sur como la Boca, Villa Soldati y Lugano, a los indicadores de la zona norte como Recoleta, Belgrano o Palermo, con 28,5 y 10,7 por ciento, respectivamente. También a los de informalidad, con índices diez puntos mayores en la zona sur que en el norte, y la brecha de ingresos, 90.000 pesos promedio en un hogar de zona sur contra los 150.000 en un hogar de zona norte. Y un dato que resume todas las desigualdades: un varón adulto de zona norte tiene ingresos laborales seis veces mayor que una mujer jóven de zona sur, 148.775  y 35.383 pesos, respectivamente.

    Además de Marziotta participaron los diputadas nacionales del Frente de Todos Paula Penacca y Daniel Arroyo y por la parte académica el director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia, Ana Laura Fernández de la Universidad de General Sarmiento y Martín Moreno, de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. También el director del CEM y legislador porteño, Matías Barroetaveña.

    Voluntad política

    “Esta ciudad pensada desde otra manera, siendo la más rica, podría ser gestionada distinta. No hay una decisión de abordar este tema”, afirmó la diputada Paula Penacca acompañando la afirmación con números de asignación presupuestaria. “La Ciudad cuenta con un presupuesto asignado de 21 mil millones de pesos para asistencia a los comedores que servirían para asistir a 54.500 personas. Sin embargo, según el propio índice de estadísticas de la Ciudad ellos contabilizan 182 mil indigentes. Dejan deliberadamente gente sin asistir”, insiste.

    El informe sobre el que se basó el conversatorio complementa este dato con números de subejecución presupuestaria. Al observar las erogaciones del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta destinadas a áreas sociales como Desarrollo Social, Vivienda y Educación se observa una marcada subejecución del presupuesto asignado durante el primer trimestre de 2022. El promedio de subejecución de esa cartera es del 14 por ciento, con cifras aún más bajas en las políticas de Reintegración y Transformación de villas (9 por ciento).

    Desde el ámbito académico, visión que también compartió Daniel Arroyo, le dieron perspectiva al problema desde el punto de vista nacional. “Más allá de que es necesario en términos políticos, no se puede pensar a la Ciudad aislada en el contexto nacional, es un error metodológico”, apuntó Salvia.

    Los académicos recorrieron los puntos clave donde poner el eje para abordar la pobreza: la mejora en la calidad e infraestructura educativa con programas para alentar terminar el secundario, requisito básico para conseguir empleo. “Pensar en políticas de becas, aperturas y no solo de las villas sino también clases medias bajas”, resume Salvia. En los ingresos: “En CABA hay una sociedad a dos velocIdades, hay a quienes les alcanza y a quienes no aun con trabajo. La novedad de los últimos años es que hay gente que no le alcanza la plata con trabajo formal, incluso siendo dos. Ni hablar con aquel que alquila y tiene un costo adicional importante. No se puede analizar la política social sin pensar el precio de alimentos y el mecanismo de desendeudamiento de las familias”, aseguró Arroyo.

    También en la informalidad laboral, con una sociedad autogenerándose empleo en un contexto de generación muy lenta de puestos de trabajo formal; y en la salud: “El informe plantea que en las zonas más pobres la gente accede más al sistema de salud pública que al privado. La pregunta es ¿por qué tener acceso a la salud pública es un problema?”, se pregunta Moreno y continúa: “Por falta de recursos asignados. No nos podemos permitir eso”.

    No estamos condenados

    Tanto Martín Moreno como Ana Laura Fernández aseguraron que hubo un empeoramiento de las condiciones de pobreza en el primer semestre del año, con condiciones económicas que empeoraron. “La desigualdad viene aumentando y no me parece que haya en el cortísimo plazo ningún tipo de mejora”, explica Moreno.

    Tras el diagnóstico, los panelistas pusieron propuestas sobre la mesa. Desde la pata política Marziotta planteó como principal desafío para la oposición en la Ciudad visibilizar la responsabilidad política que tiene el gobierno de la Ciudad en estos números. “Tienen la posibilidad de contener la situación con los recursos que tienen y deben hacerse cargo de gobernar. Tenemos una oportunidad muy importante haciendo hincapié en la responsabilidad que tiene Horacio Rodríguez Larreta en gran parte de estos números”.

    PáginaI12 incorporó a la conversación el rol del FMI en este análisis: “Encorseta las posibilidades y es evidente que lo q no se cumplió en el primer trimestre va a venir como ajuste para los vencimientos que siguen. Siempre que hubo un acuerdo con el FMI terminó en mucha conflictividad social, y no creo que este sea la excepción. Sí veo algo distinto que es que el acuerdo no es sobre política pública sino sobre metas lo que le otorga una mayor maniobra al Estado para decidir”, aseguró Daniel Arroyo

    Matías Barroetaveña complementó: “El macrismo cambio la estructura laboral. Esta mucho peor y tenemos que discutir todos los indicadores. No hay un programa a seguir, sino metas de equilibrio fiscal que se obtienen de diferentes formas y una puede ser es ampliando la torta. Lo que es terrible en este país es q la oposición se opone a los impuestos a la renta que están aplicándose en todos los países de Europa. Para no llegar a la conflictividad social, tenés al sistema impositivo como herramienta para redistribuir”, concluyó.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias