13 C
Posadas
sábado, 31 julio, 2021
+SECCIONES

    Dos ventanas se abren para la carne argentina

    Se trabaja en la liberación de cortes de asado vacuno y una cuota de carne kosher que se vende a Israel. Hasta el 31 de agosto, seguirán las restricciones para el resto.

    Destacadas

    El Gobierno trabaja en detalles finales de dos ventanas para exportar carne, en el marco de las restricciones que impuso para equilibrar el precio interno y monitorear exportaciones irregulares, que duran hasta el 31 de agosto próximo.

    En primer lugar, según confiaron fuentes oficiales, se estará habilitando la exportación de cortes de asado vacuno, quedando vedados los del novillo. Vale aclarar que, hasta ahora, no había discriminación por animal. En segundo término, se abrirá la chance de vender a otro mercado de peso para Argentina: habrá un cupo de exportación de carne kosher.

    Hoy, las ventas a Israel representan entre 4 y 5 por ciento del total exportado. Asimismo, la liberación de la exportación del 100 por ciento de la vaca, siempre dentro del cupo permitido del 50 por ciento, apunta a otro mercado relevante, las compras de China.

    Al día de hoy, con la liberación gradual de las restricciones que anunció el Gobierno, se puede exportar hasta el 50 por ciento del volumen mensual promedio exportado en el año 2020. Esa medida terminaría el 31 de agosto. Por otra parte, de manera transitoria, no se pueden exportar media res, cuartos con huesos y 7 cortes (asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío). Esa decisión dura hasta el 31 de diciembre. Sobre esta última opera la apertura de las ventas externas de vaca.

    La decisión oficial de avanza en estos cambios se tomó hace unos días y ya trabajan el ministerio de Agricultura y el Senasa en la identificación de tipos de ganado y cuestiones de disponibilidad. En paralelo, el Gobierno se encargó de charlar el tema con la Mesa de Enlace y otros dirigentes del campo, que aún así decidieron acompañar la protesta política del agro del 9 de Julio en la localidad de San Nicolás.

    Correcciones a un sector clave

    La decisión oficial de meterse a observar y regular el mercado de carnes se inició luego de una disparada en los valores del producto en góndola que llegaron hasta el 70 por ciento, sin justificación aparente en mayores costos. A tales fines, también instrumentó un listado de cortes populares a precios acomodados para apalancar una demanda que venía en caída, precisamente, por el facto precios.

    En ese marco, también descubrió el Gobierno que un puñado importante de frigoríficos que exportaban carne a China, tenía problemas de sub facturación de ventas externas y otras irregularidades de proceso, como domicilios apócrifos y pocos controles de calidad. Sobre esos rubros se intervino y están en proceso de regulación.

    Por otra lado, mientras sigue liberando exportaciones, el Ejecutivo se enfoca en el Plan Ganadero, que según el Gobierno, debe estar diseñado y terminado en menos de 30 días. Sobre el tema trabajan los Ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura, Ganadería y Pesca. El plan, que durante estos días será abordado en conjunto con los actores de la cadena cárnica, apunta a incrementar la producción en función de aumentar la capacidad exportadora del sector, sin descuidar el abastecimiento del mercado interno.

    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias

    spot_img
    spot_img
    spot_img