3.7 C
Posadas
viernes, 19 agosto, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    El aporte de cada provincia al saldo comercial

    Destacadas

    spot_img

    Con las importaciones en la mira como uno de los factores causantes de la escasez de divisas, el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) realizó un doble click en el saldo comercial de mercancías provinciales para entender cómo contribuye cada provincia a explicar la abundancia o escasez de divisas en Argentina. CABA es la jurisdicción que más dólares demanda.

    “La escasez de divisas es un gran problema crónico argentino, al que no todas las regiones contribuyen por igual”, asegura el análisis. Con el dato de las exportaciones del Indec y realizando una estimación de las importaciones a partir del total nacional distribuidas en diferentes criterios según el tipo de bien (es decir de capital, intermedio o final),  el resultado dio que Santa Fe es la provincia más superavitaria mientras que la Ciudad de Buenos Aires es la principal consumidora neta de dólares.

    Por provincia

    Nueve provincias tienen un superávit comercial, que en conjunto suma 27.500 millones de dólares. Las cinco primeras son Santa Fe, Córdoba, Chubut, Buenos Aires y Santa Cruz y alcanzan superávits superiores a los 2 mil millones de dólares.

    Santa Fe, con 12,1 mil millones de dólares de superávit es la provincia más superavitaria y duplica a la segunda, Córdoba, con 6,8 mil millones de dólares y sextuplica a las tres seguidoras, Chubut, Buenos Aires y Santa Cruz cuyos superávits se ubican en torno a los 2 mil millones de dólares.

    Una de las características en común de estas provincias son un dinamismo importante del sector agroexportador e industrial, sobre todo automotriz, en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Para Chubut son fundamentales las exportaciones de petróleo y en Santa Cruz se destaca la actividad minera con exportaciones como piedras y metales preciosos, aunque también interviene la exportación de petróleo.

    Otras 4 provincias, Santiago del Estero, La Pampa, San Juan y Entre Ríos, también tienen saldos comerciales positivos, aunque de menor magnitud, por debajo de los mil millones de dólares.

    Las jurisdicciones restantes son deficitarias y en conjunto suman un déficit de 12.800 millones de dólares. “CABA es la principal consumidora neta de dólares y genera el 60 por ciento del déficit de las jurisdicciones deficitarias, más que el resto de todas las provincias deficitarias juntas, como consecuencia de que exporta menos del 1 por ciento del total exportado por el país, pero importa el 13 por ciento”, asegura el análisis elaborado por Mariana Dondo, doctora en Ciencias Sociales, Alfredo Serrano Mancilla director de Celag España y Guillermo Oglietti, subdirector de Celag en Argentina.

    Mendoza, Misiones, Tucumán y Corrientes tienen déficits cercanos a los mil millones de dólares, mientras que el resto de jurisdicciones muestra déficits inferiores a los 500 millones o son insignificantes como es el caso de San Luis.

    Párrafo aparte merece el déficit comercial de CABA suma 7600 millones de dólares, a gran distancia de sus seguidoras, Mendoza, Misiones y Tucumán, cuyo déficit se ubica en torno a los 1.000 millones. “Caba es una ciudad de servicios y se ha ido desindustrializando. De las industrias que hay, la parte productiva – que es de donde se computa el origen de las exportaciones- está radicada en otras jurisdicciones y queda la parte de servicio”, aclara a PáginaI12 Oglietti.

    Metodología

    Las exportaciones se obtuvieron directamente de la Dirección Nacional de estadísticas del sector externo mientras que las importaciones de cada provincia son estimaciones propias de la Celag, realizadas a partir del total nacional de importaciones distribuidas entre las provincias de acuerdo a la participación provincial en la actividad económica total para los bienes de capital; la participación de cada provincia en la producción industrial para los intermedios y la participación en el ingreso total, que fue estimado como el producto del total de ocupados por el salario promedio de cada provincia para los combustibles.

    El cálculo realizado por Celag no toma en cuenta los servicios sino que únicamente el mercado de bienes. Sin embargo, Oglietti se atreve a señalar que la balanza seguiría siendo deficitaria para CABA en la medida que una de las principales partidas es el turismo, donde CABA ademas de receptor es también una de las principales emisoras. “Este cálculo no toma en cuenta la demanda adicional de dólares con fines especulativos que se realiza en CABA. De haberlo hecho, el saldo negativo sería aún peor”, agrega el informe.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias