15.5 C
Posadas
lunes, 27 septiembre, 2021
+SECCIONES

    El Gobierno cree que antes de septiembre habrá impacto en el gasto

    Siguen de cerca las renegociaciones privadas, que ya empardan o superan el 45 por ciento. En septiembre, mes de las PASO, habrá otro aumento al Mínimo, Vital y Móvil.

    Destacadas

    De cara a las próximas elecciones, el Gobierno busca acelerar la marcha de los salarios para que el consumo, también estimulado, tenga una reacción positiva y se note en los bolsillos en la previa a las PASO. En esta línea, el Ejecutivo y el Ministerio de Trabajo monitorean la marcha de las paritarias privadas, que están siendo renegociadas en 45 por ciento o por encima de ese monto; y en paralelo trabajan en un esquema de otro aumento al Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) para septiembre.

    Este último dato es importante -aún cuando no hay porcentajes establecidos hasta tanto se convoque a negociar a gremios y empresas- dado que el básico impacta no sólo en los sectores informales, sino además sobre el cálculo de los planes sociales y de asistencia al trabajo.

    Fuentes de la Casa Rosada confiaron  que “esperamos que en septiembre, con la primera cuota de las renegociaciones, haya un primer impacto en los niveles de consumo”. En las reaperturas que se vienen dando hasta el momento, se cargó sobre el 35 por ciento casi general conseguido a principios de este año, 10 o 12 puntos, que llevaron a empardar o superar el 45 por ciento. Ese número marca, para el Gobierno, un recorrido posible de la inflación de acá a fines del año. Pero no descartan que haya sectores, que se verán sobre la marcha, que negocian el año calendario de manera no lineal, y que podrían llegar este 2021 a conseguir aumentos más cercanos al 50 por ciento.

    Un recorrido rápido que hace en el Ejecutivo para graficar la situación de mejora de los sueldos privados incluye, por caso, a la recientemente cerrada paritaria de Comercio. Los mercantiles acordaron, según comunicaron las entidades empresarias CAME y Cámara Argentina de Comercio (CAC), una suba de 9 por ciento, que se suma al porcentaje inicial para redondear algo más del 42 por ciento. Es la discusión salarial más grande, con 1,2 millones de trabajadores.

    La UOCRA, en tanto, cerró un total de 47,8 por ciento, con 12 puntos agregados en este tramo. Los peones rurales de la UATRE consiguieron casi 49 por ciento. Y la UOM, otro gremio grande, aún resta definir cuánto agregará al 35 por ciento firmado a principios de este año. Los Bancarios, en tanto, ya habían conseguido un 2,1 por ciento por sobre el 43 por ciento ya acordado, lo que los hizo superar por muy poco el 45 por ciento. Sanidad, en tanto, también cerró en 45 por ciento.

    Con todos estos datos, el Gobierno se entusiasma en un rebote del consumo, rubro alicaído, que también tendrá estímulo oficial con la última medida fuerte de campaña. El regreso del Ahora 12 recargado, que también ofrece 24 y 30 cuotas con intereses competitivos en un país de inflación alta. En paralelo, los grandes supermercados ya ven algo de impacto, pero esperan los números del último trimestre, que definen el 80 por ciento de su facturación total del año. Fuentes del sector consideraron que “es muy probable que luego de un 2020 malo, este fin de año haya algo más de ventas”.

    Naturalmente, esto es lo que refiere a sectores formales. El resto espera qué pasará con el Salario Mínimo, que se convocará a una mesa en septiembre. Hasta ahora, el Gobierno avisó que habrá allí una suba, pero consideró importante el adelanto a este año de las cuotas que, inicialmente, terminarían recién en los primeros meses del año 2022. Esto habilita que los sueldos de referencia terminen este período ya superando los 29 mil pesos.

    Aún así, y viendo que se precisan tres salarios mínimos para acceder a una canasta y evitar entrar en la pobreza, en el Gobierno confían en darle un empujón importante y consensuado al Mínimo antes de fin de año.

    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias

    spot_img
    spot_img
    spot_img