15.5 C
Posadas
lunes, 27 septiembre, 2021
+SECCIONES

    El incendio de Sierra Bermeja se da por controlado

    La lluvia que ha caído durante toda la noche ha permitido avanzar en las labores de extinción, según ha informado el presidente de la Junta en un tuit

    Destacadas

    El incendio de sierra bermeja, en Málaga, ―que lleva seis días activo, ha calcinado ya 10.000 hectáreas y se ha cobrado la vida de un bombero, se da por controlado. Así lo ha asegurado el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, en un tuit a primera hora de este martes. La lluvia que ha caído durante toda la noche en el valle del Genal ha contribuido a ayudar a unas labores de extinción que por primera vez habían comenzado a dar sus frutos durante el lunes debido a la mejora de las condiciones de humedad.

    https://twitter.com/JuanMa_Moreno/status/1437638746644623363?s=20
    El Infoca ha activado el nivel cero en el control del incendio y continuará con los trabajos para apagar un fuego que este lunes la Fiscalía General del Estado apuntaba como intencionado, confirmando “la existencia de varios focos iniciales del mismo, originados de forma prácticamente simultánea y cercanos a sendos puntos de una carretera poco transitada, con posibilidad de estacionamiento de vehículos, que pueden apuntar a una etiología intencional”. La aparición casi simultánea de dos focos en el origen del incendio hizo sospechar a los especialistas de que había sido provocado. Moreno confirmó el sábado que en esos puntos se habían encontrado “montoncitos de hojarasca con una piña prendida por un mechero”, avalando esa hipótesis.

    Desde que se inició el incendio la noche del pasado miércoles, la ortografia del terreno, con zonas muy escarpadas y pedregosas, y los fuertes vientos racheados hicieron avivar las llamas hasta convertirlas en un “monstruo de fuego”, según calificó el subdirector del Centro de Operaciones Regional del Infoca y jefe de Extinción, Alejandro García. Un incendio con todas las características de los de sexta generación, conocidos por su virulencia, dificultad de extinción, rapidez de propagación y la formación de pirocúmulos con cenizas en suspensión en su interior y la posibilidad de ocasionar fenómenos meteorológicos como tormentas en su interior, al margen de las condiciones externas.

    Un helicóptero intentan extinguir el incendio de Sierra Bermeja, este lunes.

    Una de esas brasas incandescentes, una pavesa, fue la que empeoró el incendio el pasado domingo abriendo un nuevo frente que determinó a la Junta de Andalucía a solicitar la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Desde el viernes se había activado el nivel dos, permitiendo la llegada de apoyo de otras comunidades autónomas. A lo largo de estos días, además de dos unidades de la UME, se han sumado brigadas y efectivos de Castilla-La Mancha, Galicia, Murcia, Madrid, Valencia o Cataluña. Hasta 1.000 profesionales han estado colaborando en las tareas de extinción.

    La mejora de las condiciones meteorológicas había permitido a los bomberos poder trabajar por primera vez en una contención efectiva de los frentes durante la noche del lunes. La llegada de la lluvia mejoró la situación permitiendo el regreso de los vecinos de cinco de los seis municipios que el empeoramiento de la situación el domingo obligó a evacuar de manera preventiva. A lo largo de estos seis días, casi 3.000 personas han debido ser evacuadas de sus hogares. Los primeros, el millar de residentes en urbanizaciones de Estepona y Benahavis, que también fueron los primeros en poder volver a sus hogares a lo largo del domingo. Los 400 habitantes de Genalguacil también han podido regresar a sus casas este martes.

    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias

    spot_img
    spot_img
    spot_img