15.5 C
Posadas
lunes, 27 septiembre, 2021
+SECCIONES

    El mercado celebró la derrota del gobierno

    El Merval trepó 5,5 por ciento con subas de hasta 17,8 por ciento. Los bonos subieron hasta 6 por ciento y el riesgo país bajó 3,2 por ciento hasta los 1490 puntos.

    Destacadas

    El mercado se mostró eufórico tras las elecciones del domingo. Algunas empresas de la bolsa porteña cerraron la jornada con incrementos de más del 15 por ciento mientras que los bonos soberanos llegaron a subir hasta casi 6 por ciento. Los resultados electorales no habían sido adelantados por las encuestas pero convalidaron una tendencia observada hace algunas semanas con los comicios de corrientes. Luego de esas votaciones ya se habían registrado subas importantes de los activos bursátiles y este lunes continuaron con un fuerte rebote.

    Los inversores especulan y empiezan a fantasear con un cambio de Gobierno en 2023 y un regreso de las políticas neoliberales. Entre los consultores y las agencias de bolsa de la city difundieron distintos informes a sus clientes adelantando un optimismo recargado con los activos argentinos. Tanto para las acciones como los títulos denominados en moneda extranjera. En muchos de estos documentos decidieron comparar esta situación con otros procesos electorales. Le restaron importancia a la capacidad del Gobierno de aplicar políticas expansivas.

    En promedio el índice Merval marcó un avance del 5,5 por ciento en la jornada y la acción que más subió fue Central Puerto con un 17,8 por ciento. Como el contado con liquidación prácticamente cerró la jornada sin cambios, estas subas en pesos también fueron casi idénticas si se las mide en dólares. Con los bonos soberanos la euforia de los inversores también fue acelerada y el riesgo país bajó 3,2 por ciento hasta los 1490 puntos.

    Agencias de bolsa

    En la agencia de bolsa Portfolio Personal plantearon que “los parecidos están en el aire con 2013. En esa ocasión Massa venció al kirchnerismo en Provincia de Buenos Aires y propició una derrota que esfumó las posibilidades de una reforma constitucional”. Agregaron que “los activos argentinos reaccionaron, especialmente, entre las PASO (11 de agosto 2013) y las Elecciones Generales (27 de octubre 2013). El Merval medido al CCL trepó 40,2 por ciento en poco más de dos meses, mientras que el Riesgo País se desplomó 155 puntos básicos”.

    Agregaron que la victoria de Macri en 2015 tuvo un comportamiento diferente porque recién las elecciones generales dieron el elemento sorpresa. En ese entonces, el Merval avanzó 14,6 por ciento y el Riesgo País cedió 76 puntos básicos entre el 25 de octubre 2015 y la segunda vuelta celebrada el 22 de noviembre 2015.

    “El resultado (de este domingo) fue sorpresivamente satisfactorio para el mercado. Esta victoria en las elecciones primarias está lejos de arreglar los problemas en los que está sumergido el país, pero dada su magnitud, brindará un bálsamo de cara a las expectativas futuras”, señaló PPI.

    “No solamente limitaría la fuerza de la coalición gobernante en el Congreso, sino que abriría la posibilidad de un cambio de administración en el 2023. Falta mucho, es cierto. Sin embargo, tan solo aumentando la probabilidad de ese escenario es fundamento suficiente para mejorar el cash flow esperado de todos los activos financieros”, señaló.

    Consultores

    Esta visión para los inversores fue relativamente similar entre todos los analistas que realizaron un panorama para los próximos meses. El economista Carlos Melconian fue otro de los que aseguró que el Gobierno sólo puede aguantar hasta 2023 pero no tiene margen para hacer política económica que le permita recuperar el crecimiento y el poder adquisitivo a la población.

    “Ahora, este Gobierno empieza a durar. No hay espacio para un golpe de timón”, consideró luego de la derrota del oficialismo. “Hay gobiernos que empezás a percibir que son irremontables”. Las declaraciones del economista fueron duras contra el gobierno aprovechando el golpe de efecto electoral.

    “Aparecieron personas que no pueden manejar ni un kiosco ni una calesita. Que la gente los ve y se asusta. Pasó ya esto en la Argentina. En 2014-2015, en 2018-2019. Hay Gobiernos que pasan a durar. El mensaje es que hay salida y no hay que enloquecerse en dos meses”, agregó. “Si se vuelven locos, vamos a un camino de inflación superior. Se puede exacerbar el mercado cambiario y te quedás sin el pan y sin la torta”, dijo.

    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias

    spot_img
    spot_img
    spot_img