16.5 C
Posadas
lunes, 24 junio, 2024
+SECCIONES

    El oficialismo impulsa y negocia una sesión en el Senado a un mes de las primarias

    Destacadas

    spot_img

    El oficialismo intentará realizar una sesión en el Senado este miércoles, antes del receso parlamentario invernal y a un mes de las primarias nacionales. Aunque sin quórum propio, el interbloque del Frente de Todos busca negociar con la oposición una agenda que le permita llevar al recinto una serie de proyectos estancados, entre ellos más de 50 pliegos para el nombramiento de jueces, fiscales y defensores en la justicia federal que abarca a varias provincias. Un punto al que se opone Juntos por el Cambio, que rechaza el nombramiento de miembros de la justicia nacional justo antes del cambio de gobierno. Mientras, el FdT tiende puentes hacia Unidad Federal (UF) donde tres senadores que abandonaron el interbloque oficialista a principios de año están ahora encolumnados detrás de la fórmula presidencial de Unión por la Patria.

    La propuesta oficialista para volver a reunir el pleno de la Cámara alta tiene fecha y hora: el miércoles 12 de julio a las 11. Pero no tiene una agenda definida. El FdT se reunirá este martes para armar un temario tentativo con una lista de prioridades que van desde la autorización para la entrada y salida de tropas del país para realizar ejercicios combinados hasta la modificación del Código Penal sobre la prevención y represión del lavado de activos que reclama Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) para que la Argentina continúe como país miembro del organismo, pasando por el más de medio centenar de designaciones en la justicia federal, cuyos aspirantes propuestos por el Ejecutivo ya atravesaron las audiencias públicas de respaldo y oposición.

    En paralelo y contrarreloj deberá negociar un acuerdo con la oposición para conseguir el quórum que el oficialismo no tiene. “La entrada y salida de tropas es un tema que no se le ha negado a ningún presidente”, afirmaron desde la bancada oficialista aunque dependerá de la actitud que resuelvan los opositores. En tanto, la Código Penal sobre la prevención y represión del lavado de activos que reclama el GAFI (que este año realizará una auditoría en el país para comprobar la adhesión a las normas que dicta el organismo internacional) no contó con el respaldo de JxC en diputados. Habrá que ver cuál es la postura que adopta ahora durante el plenario de las comisiones de Justicia y Presupuesto, a la que concurrirán funcionarios nacionales y donde el FdT buscará darle dictamen al proyecto para llevarlo al recinto del Senado.

    Más compleja se presentan las designaciones en la justicia federal. JxC se opone con el argumento que no se pueden acompañar las propuestas del Ejecutivo que está a punto de terminar su mandato, aunque muchas de las designaciones quedaron estancadas por la decisión del interbloque macrista de bloquear el Congreso. Esta vez, JxC podría tener una postura “diferenciada”. “Hay que ver que designaciones propone”, respondieron desde el interbloque opositor en el Senado ante la consulta de este diario sobre si se opondrían al tratamiento de los pliegos judiciales. “No vamos a dar nombres”, se excusaron ante la insistencia  sobre cuales de los postulantes recaería la resistencia opositora. En los pasillos del Senado es vox populi la negativa de la oposición a renovarle el cargo a la jueza Ana María Figueroa porque tiene en su juzgado la posible reapertura de dos causas que afectan directamente a CFK: Hotesur y Memorándum con Irán.

    Con la deserción de cuatro senadores en febrero, el oficialismo perdió el quórum propio y la condición de primera minoría en la Cámara alta. El interbloque del FdT que conduce el formoseño José Mayans cuenta ahora con 31 senadores propios, que sumados a los tres aliados que acompañan la mayoría de sus propuestas –Alberto Weretilneck (JSRN), Magdalena Solari Quintana (Misiones) y Clara Vega (Hay Futuro Argentina)—alcanzarían con asistencia perfecta 34 bancas, 3 menos de las 37 necesarias para lograr el quórum.

    Por lo que el FdT tendió puentes con quienes emigraron de la bancada oficialista para formar UF junto a la cordobesa Alejandra Vigo, esposa del gobernador Juan Schiaretti. Pero donde la conformación de frentes y la designación de candidatos para la elección presidencial volvieron a modificar la ecuación política. Tres de ellos quedaron bajo el paraguas oficialista de UxP: el jujeño Guillermo Snopek que preside UF competirá como candidato a diputado nacional en una de las tres listas que disputarán las PASO de UP en esa provincia; la puntana María Eugenia Catalfamo alineada con el gobernador Alberto Rodríguez Saá que dio su apoyo a la formula Sergio Massa-Agustín Rossi; y el entrerriano Edgardo Kueider, a quien el oficialismo le habilitó el debate para reducir las tarifas eléctricas para el NOA y NEA (que comenzará hoy en la comisión de Energía) y que fue uno de los motivos de su alejamiento. Sólo el correntino Carlos “Camau” Espínola (que obtuvo su banca por el FdT y con mandato hasta 2027) apoya la precandidatura presidencial de Schiaretti.

    Si el FdT consigue esos apoyos, tendrá mejores condiciones para negociar un temario con JxC, ya que varios de los proyectos que impulsan necesitarán de dos tercios de los votos para su tratamiento en el recinto porque no cuentan con dictamen o no reúnen el tiempo que establece que el reglamento interno.

    Fuente: Pagina 12

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias