22.7 C
Posadas
viernes, 3 diciembre, 2021
+SECCIONES

    El PJ y el kirchnerismo buscarán dar una muestra de fuerza el 1° de marzo con una marcha de apoyo al Congreso

    Destacadas

    El presidente Alberto Fernández durante su discurso del Día de la Militancia, en noviembre

    Alberto Fernández respalda y monitorea la manifestación que planean los movimientos sociales y sindicatos de la CGT para el lunes, frente al Congreso Nacional, durante la Asamblea Legislativa del Gobierno donde el Presidente brindará su segundo discurso de apertura de sesiones ordinarias. Tras el golpe a la imagen del Frente de Todos ante la opinión pública en el año electoral por el vacunatorio VIP, el primer mandatario busca mostrar una imagen de fortaleza y unidad en medio de las críticas de la oposición y los cuestionamientos internos. Aún no está confirmada la presencia de La Cámpora ni de los gremios asociados a la CTA.

    Esta semana, los referentes de los movimientos sociales afines al Gobierno se reunieron con dirigentes de la CGT para discutir la forma en que se realizará la movilización como reacción de respaldo al Gobierno. En esos encuentros tuvieron protagonismo Fernando “Chino” Navarro (Movimiento Evita) y Daniel Menéndez (Barrios de Pie), con respaldo del entorno del Presidente, que seguía de cerca la organización en medio de la preocupación por el golpe que representó para la imagen del Gobierno el escándalo del “vacunatorio VIP”.

    También hubo conversaciones con La Cámpora, que continuarán en los próximos días. La fuerza de la vicepresidenta Cristina Kirchner todavía no confirmó su presencia. Según pudo saber Infobae, la organización de la Asamblea puertas adentro del Palacio Legislativo estará a cargo de los equipos de la presidenta del Senado y la lista de invitados será “muy” reducida, debido a la pandemia. Mientras tanto, Presidencia se ocupará de organizar, junto a los movimientos sociales y sindicatos, la manifestación en la calle. Habrá pantallas gigantes, y se buscará que la marcha se realice de manera pacífica y con distanciamiento social, en el marco de la pandemia de coronavirus. “No queremos que se desborde, hay que evitar que sea otro velorio de Maradona”, dijo un funcionario, en alusión al traspié del Gobierno en diciembre con los incidentes en la Casa Rosada tras la muerte del ídolo del fútbol.

    A pesar de que la marcha se realiza como apoyo al Gobierno por el escándalo de las vacunas, en los encuentros mencionados se consensuó evitar la utilización de cualquier consigna que haga referencia a la inoculación irregular. El oficialismo quiere dejar atrás el escándalo, a pesar de que solo pasó una semana y cuando la oposición hace lo posible por mantenerla en el centro de las discusiones.

    El objetivo de movilizar a las bases será brindar apoyo al Presidente ante las críticas que recibe de propios y ajenos por la vacunación irregular que llevó a cabo el Ministerio de Salud en la sede de la cartera y en el Hospital Posadas. El escándalo desembocó en el desplazamiento, por decisión del Presidente, del ministro Ginés González García. Pero también en una serie de denuncias ante la Justicia, algunas de las cuales prosperaron rápidamente, y en pedidos de interpelación a altos funcionarios en el Congreso Nacional.

    En el mismo sentido, el ala dura de Juntos por el Cambio convocó a un “banderazo” para el sábado, en repudio directo al mecanismo de vacunaciones irregulares a nivel nacional. “Marcharemos en paz, por la angustia de los adultos mayores, por el sentimiento de injusticia de los que están en primera línea contra el Covid y por la indignación que provoca que la oligarquía K se apropie de la vacuna. A esta nueva movilización ciudadana, YO VOY”, dijo la presidenta de Pro, Patricia Bullrich, a través de su Twitter. Hasta anoche no habían adherido a esa marcha los referentes del sector moderado de la coalición opositora, liderados por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

    El eje de la gestión del Gobierno para dejar atrás el escándalo por el vacunatorio vip será la inoculación masiva
    El eje de la gestión del Gobierno para dejar atrás el escándalo por el vacunatorio vip será la inoculación masiva (EFEI0500/)

    En parte, admitieron fuentes gubernamentales, la movilización del lunes será una forma de contrarrestar el efecto de la manifestación opositora del sábado, cuya envergadura aún se desconoce. El año pasado, el Gobierno subestimó el malestar latente y se sorprendió cuando millones de personas salieron a las calles del centro de la ciudad y de distintos puntos del país para manifestarse en contra del oficialismo en distintos “banderazos”. Esta vez, en la Casa Rosada creen que el contexto es distinto.

    Apenas después del escándalo, el panorama de la opinión pública se perfilaba oscuro para el Gobierno. Según indicaron los primeros análisis de imagen que llegaron a la Casa Rosada, el 60,9% de los argentinos descreía de la existencia de un plan o de la llegada de las vacunas, y el 60% no confiaba en la campaña de inmunización que se está llevando a cabo. El duro impacto negativo en la percepción del Plan Nacional de Vacunación dañó, por extensión, la percepción del gobierno nacional, que este año enfrenta elecciones legislativas, un paso clave en las intenciones de Alberto Fernández de lograr la reelección en 2023.

    Sin embargo, un nuevo informe trajo el optimismo de vuelta a los despachos de Balcarce 50. Según el paper que circuló por los despachos de Balcarce 50, hay una merma en el interés de los argentinos en el caso de las vacunas. “Aunque los medios quieren seguir dándole importancia, la calentura de la gente está bajando”, señaló un alto funcionario en diálogo con Infobae.

    El pico de la concentración frente al Congreso será hacia el mediodía, cuando el primer mandatario brindará su discurso de apertura de sesiones legislativas. Aunque los detalles de la alocución no estaban terminados, funcionarios adelantaron que Alberto Fernández aludirá al caso del vacuna-gate, como lo hizo en sus discursos desde México y en la provincia de Corrientes, ayer. Pero se enfocará en el futuro.

    Las primeras acciones después del escándalo fueron el desplazamiento del ministro González García; la difusión de detalles sobre la vacunación, a través de un sistema de monitoreo; la importación de un millón de dosis de la vacuna china Sinopharm; y el anuncio de inoculación de los docentes. A partir de marzo, todos los esfuerzos oficiales estarán puestos en la vacunación masiva, y en la difusión de esa campaña para capitalizarla como logro del Gobierno. Cada foto que publican las audiencias en Instagram y Twitter con un pariente vacunado es vista como un punto a favor de la gestión nacional. En la Casa Rosada creen que el éxito en este sentido, junto a eventuales mejoras económicas en plena crisis -que se agrava con la inflación y los aumentos tarifarios- puede ayudar a mejorar la vapuleada imagen del Frente de Todos ante las PASO. En este sentido, el Gobierno mantiene en su agenda la intención de postergarlas.

    Seguí leyendo:

    El vacunatorio vip de San Nicolás lo controlaba La Cámpora, pero el sobrino de Ginés también daba órdenes: concejales, periodistas y familiares

    Alberto Fernández apuntó contra la oposición y anunció que el fin de semana llegarán más vacunas rusas

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias