12.7 C
Posadas
viernes, 1 julio, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    El Senado emitió dictamen a favor del acuerdo con el FMI

    Destacadas

    spot_img

    Ya está todo listo para que el jueves el Senado sancione el programa de Facilidades Extendidas que refinancia la deuda con el FMI que contrajo el gobierno de Mauricio Macri. En una reunión que duró menos de 15 minutos, la Comisión de Presupuesto emitió dictamen por unanimidad y allanó el terreno para que mañana la Cámara Alta termine de aprobar el acuerdo con el FMI con holgura. Solo dos senadoras del Frente de Todos firmaron “en disidencia”, Juliana Di Tullio y Ana María Ianni, en un anticipo de lo que será otra votación dividida del oficialismo (similar a lo que ocurrió en la Cámara de Diputados). “Más de la mitad del bloque va a votar a favor”, anticipó el mismo jefe de la bancada oficialista, José Mayans. Si bien un sector de Juntos por el Cambio amenazó con no acompañar el entendimiento si el Gobierno nacional avanzaba con la decisión de aumentar las retenciones, la postura es más bien marginal. El miércoles habrá una reunión del interbloque de JxC para decidir si colaborará con los dos tercios que se necesitan para habilitar la sesión especial del jueves, pero tanto en el oficialismo como la oposición predomina la certidumbre de que no habrá que esperar a la semana próxima para que el nuevo acuerdo con el Fondo se convierta en ley.

    Habían pasado solo 12 minutos desde que el presidente de la Comisión de Presupuesto del Senado, Ricardo Guerra, había dado inicio a la reunión cuando se informó que ya 15 de les 17 senadores que componen la comisión habían firmado el dictamen del proyecto que refinancia la millonaria deuda contraída con el FMI en el 2018. A los pocos minutos arribaron también las firmas de Martín Lousteau y Agustín Torres (JxC), sellando así el acompañamiento exprés, unánime (y exento de discursos) de todos los bloques del Senado al nuevo acuerdo con el Fondo Monetario. Solo hubo dos disidencias y provinieron de dos legisladoras del FdT: la bonaerense Juliana Di Tullio, muy cercana a Cristina Fernández de Kirchner, y la santacruceña Ana María Ianni. De les 35 senadores que tiene el FdT, se calcula que 15 no acompañarán el acuerdo, entre las que se encuentran Di Tullio y Ianni, pero también figuras como Oscar Parrilli –que durante la tarde participó de una reunión con el economista belga y presidente del Comité para la abolición de las deudas ilegítimas, Eric Toussaint–, Anabel Fernández Sagasti, Mariano Recalde, entre otres. En este contexto, la decisión de las dos senadoras de acompañar el despacho de mayoría, aunque marcando sus diferencias, fue una señal a la Rosada de que, a pesar de su rechazo al acuerdo, no obstruirían la aprobación.

    Ahora, el objetivo del FdT es tratar el proyecto en el recinto el jueves, fecha para la cual ya oficializó la convocatoria a una sesión especial. “Vamos a hablar con los distintos bloques para darle tratamiento inmediato. Obviamente para eso necesitamos dos tercios. Pero hay que tener en cuenta la fecha en que estamos por el tema de los vencimientos”, explicitó Mayans al comienzo de la reunión de comisión, aludiendo al cronograma de vencimientos de deuda que señala que el 22 de marzo habrá que pagar 2.800 millones de dólares para no entrar en default. Para poder sesionar el jueves, sin embargo, se necesitan dos tercios de la cámara para habilitar la sesión sobre tablas, ya que no se cumplieron los siete días desde la aprobación del dictamen que marca el reglamento. “Nosotros el jueves vamos a ir al recinto y esperamos que todos se hagan presentes”, deslizó el jefe de bloque del FdT, quien confía en que se replicará el acuerdo arribado con JxC en Diputados y que se conseguirán los números necesarios para sancionar el entendimiento el mismo jueves.

    “Nosotros vamos a acompañar el dictamen, pero no estamos en condiciones de comprometer el número para un pronto tratamiento. Eso lo vamos a conversar mañana por la mañana en la reunión de interbloque”, advirtió, sin embargo, el salteño Juan Carlos Romero (JxC) durante la reunión de comisión. El lunes, mientras Guzmán exponía en el Congreso, un sector del PRO comandado por Patricia Bullrich dejó trascender que el acuerdo con el FMI podía peligrar si el Gobierno nacional aumentaba las retenciones al maíz, soja y trigo. Las aclaraciones de Guzmán, sin embargo, despejaron las dudas, y los rumores de que se convocaría una nueva reunión de la mesa nacional de JxC para poner en duda el acompañamiento al acuerdo con el FMI terminaron quedando en la nada. “Bullrich vive en su propia realidad paralela”, desdeñaron desde el interbloque opositor en el Senado. Finalmente, este miércoles a las 11 se reunirá JxC para discutir si aportarían los dos tercios que necesita el oficialismo y, más allá del ruido mediático, tanto en la UCR como en el PRO coincidieron en que se garantizará el quórum. “Va a salir el jueves”, aseguró una de las principales espadas del PRO en el Senado a este diario.

    Una vez más, será la oposición, especialmente JxC (que cuenta con 33 senadores propios), la que pondrá la mayoría de los votos para aprobar la refinanciación de la deuda con el FMI. “Son 20 de los nuestros, 33 de ellos. Va a ser más o menos un reflejo de lo que fue Diputados”, aseguró una de las principales figuras del oficialismo en el Senado. “Los gobernadores están interviniendo, están llamando a cada uno de sus senadores. Muchas de las provincias tienen problemas de sus cajas y saben que lo peor que les puede pasar es caer en un default”, sostuvo el senador del FdT, especulando con que la intervención de les gobernadores pueda terminar torciendo a último momento las voluntades de algunos de los 15 rebeldes que se niegan a acompañar. CFK, aseguran quienes la frecuentan, no intervendrá en el resultado de la votación.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias