21 C
Posadas
miércoles, 25 mayo, 2022
+SECCIONES

    En 2021 el número de viajeros fue del 27% de los niveles de 2019, y se espera que esto mejore a 69% en 2022, 82% en 2023, 92% en 2024 y 101% en 2025.

    Destacadas

    El tráfico de pasajeros aéreos, hacia, desde y dentro de América Latina superará entre los años 2023 y 2025 al que se registraba en el 2019, año previo a la pandemia de Covid-19, según estimaciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), en un informe difundido hoy.

    De acuerdo con el análisis, las operaciones aéreas han sido relativamente resistentes durante la pandemia y se pronostica un 2022 fuerte, con restricciones de viaje limitadas y flujos dinámicos de pasajeros dentro de la región y hacia/desde América del Norte.

    Se prevé que las cifras de pasajeros de 2019 se superen en 2023 para América Central en un 102%, seguida de América del Sur en 2024 con un 103% y el Caribe en 2025 con un 101%.

    A nivel global se espera que el número total de viajeros alcance los 4.000 millones en 2024 (contando los viajes de conexión multisector como un solo pasajero), superando los niveles anteriores al coronavirus, llegando al 103 % del total registrado en el 2019.

    Las expectativas sobre la forma de la recuperación a corto plazo han cambiado ligeramente, lo que refleja la evolución de las restricciones de viaje impuestas por los gobiernos en algunos mercados. Sin embargo, la imagen general presentada en la última actualización del pronóstico a largo plazo de IATA no ha cambiado respecto de lo que se esperaba en noviembre, antes de la variante Ómicron.

    “Esto no cambió la trayectoria de la recuperación en el número de pasajeros de Covid-19. La gente quiere viajar. Y cuando se levantan las restricciones de viaje, regresan a los cielos. Todavía queda un largo camino por recorrer para alcanzar un estado de cosas normal, pero el pronóstico de la evolución del número de pasajeros da buenas razones para ser optimista”, dijo Willie Walsh, director general de IATA.

    Se representa un escenario de recuperación internacional a corto plazo ligeramente más optimista en comparación con noviembre de 2021, basado en la relajación progresiva o eliminación de las restricciones de viaje en muchos mercados.

    Se han visto mejoras en los principales mercados intraeuropeos y del Atlántico Norte, fortaleciendo la línea de base para la recuperación, y se espera que Asia-Pacífico continúe rezagada en la recuperación con el mercado más grande de la región, China, que no muestra signos de relajar sus severas medidas fronterizas en el futuro cercano.

    A su vez, en 2021 el número de viajeros nacionales, es decir vuelos de cabotaje, fue el 61% de los niveles de 2019, y se espera que esto mejore a 93% en 2022, 103% en 2023, 111% en 2024 y 118% en 2025.

    Las perspectivas para la evolución del número de viajeros nacionales son ligeramente más pesimistas que en noviembre, y si bien los mercados nacionales de EEUU y Rusia se han recuperado, no ocurre lo mismo con los otros mercados nacionales importantes de China, Canadá, Japón y Australia.

    “Los impulsores más grandes e inmediatos del número de pasajeros son las restricciones que los gobiernos imponen a los viajes. Afortunadamente, más gobiernos han entendido que las restricciones de viaje tienen poco o ningún impacto a largo plazo en la propagación de un virus”, señaló Walsh, y continuó: “Las dificultades económicas y sociales causadas por un beneficio muy limitado simplemente ya no son aceptables en un número creciente de mercados. Como resultado, la eliminación progresiva de las restricciones está dando un impulso muy necesario a las perspectivas de viaje”.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias