26 C
Posadas
martes, 24 mayo, 2022
+SECCIONES

    Encontró una billetera llena de dinero y la regreso a su dueño

    Destacadas

    En una de sus recorridas diarias por las calles de Posadas, a las que conoce como la palma de su mano, Iván Vargas (58) vio algo que le llamó la atención y detuvo el andar.

    A un motociclista se le había caído la billetera, no se dio cuenta y siguió circulando. Rápidamente unos desconocidos se acercaron y la tomaron. Pero Iván fue hasta ellos, los cruzó y les dijo que tenían que devolverla.

    Todo ocurrió el jueves último en la intersección de las avenidas Lavalle y Andresito de la capital misionera. Recordar lo sucedido aún lo emociona hasta las lágrimas, pero no dudó un segundo en que esa billetera con dinero y otras documentaciones debían volver a su dueño.

    “Me emociono por toda esta situación. Yo soy un trabajador que vende frutas en la calle, reparto naranjas a mis clientes. Y vi que se le cayó la billetera a este señor que había sacado un préstamo para pagar una cuenta. Era un montón de plata”, contó el Polaco Vargas.

    “Vi que desconocidos se apropiaron y se repartieron la plata, entonces yo me acerqué y les dije que me den el dinero porque no era de ellos, les dije que había visto a quién se le cayó, primero no me la querían dar pero les dije que iba a llamar a la policía, les exigí que me entreguen la plata ajena y me fui a mi casa y lo ubiqué a este hombre”, explicó sobre cómo fueron sucediendo las cosas.

    En la billetera, además de efectivo y documentación, había datos personales y medios de contacto de quien perdió el dinero. Así logró dar con el hombre.

    “Cuando lo contacté el señor no tenía palabras para agradecerme, me quiso dar dinero y le dije que no, que la plata era de él. Me preguntó cómo me podía ayudar y le dije que no hacía falta. Me agradeció mucho porque esa plata la iba a usar para pagar deudas”, señaló.

    El hombre que perdió la billetera plasmó la historia en sus redes sociales y desde ese momento el teléfono de Ivan no paró de sonar. Desde familiares a amigos y desconocidos que le escriben para felicitarlo.

    “Para mí es un orgullo porque soy un tipo trabajador, pobre, y sé lo que cuesta hoy ganarse dinero. Yo crié a mis hijos trabajando y hoy gracias a eso son todos profesionales, siempre me manejé honestamente. Pienso que las cosas hay que hacerlas así y todos debemos ser de esa manera”, dijo y siguió: “Me llamaron muchos amigos y gente que no conozco y eso me reconforta el alma porque yo siempre digo que la plata ajena uno no la disfruta, hay que vivir con la plata de tu sacrificio, eso se disfruta, las cosas deshonestas no”.

    El hombre, que nació y se crió en una chacra, llegó desde Corpus en su juventud. Vino a la capital misionera a probar suerte y se instaló definitivamente.

    “Hace 30 años me dedico a la venta ambulante, me crié en la chacra y ahí aprendí a cultivar y a hacer cosas de la huerta. Toda la vida vendí frutas”, comentó sobre su sustento diario.

    Recorriendo la ciudad y ofreciendo naranjas en los comercios pudo sostener a su familia, mandar a sus hijos a la universidad y verlos graduados.

    “Yo sé cómo es la calle y conozco que hay gente que no tiene siquiera para comprar una naranja, por eso hay que ayudar y ser honesto. Las buenas acciones siempre te llegan y eso te reconforta. Con sacrificio, honestidad y humildad se llega lejos. Esa es mi manera de pensar, por eso siempre devuelvo lo que encuentro, en este caso era un tipo trabajador que como todos sale a pelear la vida como cualquier persona. Por eso está bueno que esto se difunda, porque yo creo que todavía se puede creer en las personas”, sostuvo, y finalizó: “Las cosas que no son de uno hay que devolverlas y que los hijos vean eso, dar un buen ejemplo en la casa es todo”.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias