16.5 C
Posadas
lunes, 24 junio, 2024
+SECCIONES

    Foto con Lula y la letra chica del acuerdo estratégico de Massa con Brasil

    Destacadas

    spot_img

    Desde Brasilia

    Después de semanas y semanas de clima seco, la ordenada ciudad de Brasilia recibió con lluvia al ministro de Economía y candidato presidencial Sergio Massa y le dio una foto muy importante en el marco de la campaña con el presidente Lula da Silva de Brasil, uno de los socios comerciales más grandes del país. Luego de la reunión con él, que duró más de una hora, Massa y su par brasilero, Fernando Haddad, anunciaron que con las garantías otorgadas por el Banco del Brasil a sus exportadores y con una contragarantía que ofrecerá el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), la Argentina no necesitará usar sus reservas ni mayores garantías para el intercambio comercial. Es decir, como explicó Haddad, “el Banco de Brasil garantizará las exportaciones brasileras y la CAF saldrá como contragarante del banco de Brasil”, para sostener los niveles de intercambio comercial y cuidar las reservas de la Argentina.

    Esa es una forma que el gobierno encontró de restablecer el flujo comercial con Brasil sin usar yuanes como se especuló que podría hacer. La garantía de la CAF para el financiamiento de las exportaciones de Brasil a la Argentina será por 600 millones de dólares y estarán destinadas al sector alimentario y automotriz. “Este es un paso más en el proceso de integración”, dijo Massa.

    Según contó el ministro, con Lula también conversó sobre “el enorme peso de integrarnos a los Brics, que son el 46 por ciento de la población del mundo y un 36 por ciento de PBI mundial”. “En este momento crítico de la Argentina la hermandad es lo que más nos fortalece”, aseguró el candidato. El embajador en Brasil, Daniel Scioli añadió en diálogo con este diario que “desde el punto de vista de la política y la gestión fue un éxito contundente, se cumplieron todas las expectativas”.

    La comitiva tuvo un lunes cargado de reuniones y de idas y vueltas del ministro por las amplias avenidas de la ciudad capital en el marco de la reciente incorporación de la Argentina a los Brics. El primer encuentro de Massa fue temprano, con las máximas autoridades de la Corporación Andina de Fomento (CAF), un actor clave del viaje porque el ministro anunció junto a su par brasilero, tras la reunión que sostuvo con Lula, que negociaron una garantía del organismo multilateral de crédito por 600 millones de dólares para financiamiento de las exportaciones de Brasil a la Argentina. “Aprovechamos y mucho la reunión con Lula para charlar sobre el enorme paso que hemos dado regionalmente con la incorporación de la argentina a los Brics”, añadió Massa en la conferencia de prensa posterior.

    Luego del encuentro de la mañana con la CAF, el ministro y los funcionarios se dirigieron al palacio de Hacienda para un encuentro con Haddad, en el que también participaron las autoridades de la CAF. Más tarde se volvieron a reunir en la embajada argentina y la jornada de reuniones terminó cerca de las 19.30 donde Massa se reunió por más de una hora con el presidente Da Silva. Lula recibió al ministro la tarde de este lunes en su despacho del tercer piso ubicado en el imponente palacio del Planalto.

    En el edificio vidriado y de brillantes pisos y paredes blancas ya no quedan rastros de los destrozos que en enero de este año hicieron los seguidores del expresidente Jair Bolsonaro para pedir la intervención del Ejército y expulsar a Lula del gobierno. Massa entró al edificio con Scioli a las 17.15, pero la reunión comenzó recién a las 17.56. El ministro, acostumbrado a dormir no más de cinco horas diarias, sin embargo, no pierde el sentido del humor y en todo momento se lo vio bromeando con los funcionarios que conforman la comitiva, incluso con Scioli con quién el vínculo solía ser tenso.

    El embajador en Brasil fue el anfitrión de la jornada, estuvo con Massa todo el tiempo. Por la mañana, él mismo fue el encargado de compartir una foto de la reunión con la CAF y escribió: “Avances significativos en la integración financiera con Brasil. Gran comienzo de la jornada de trabajo en Brasilia”. Allí estaban, además de él y Massa, el vicepresidente del Banco Central, Lisandro Cleri y el representante argentino ante la CAF, Christian Asinelli, quién también se desempeña como vicepresidente de la Corporación. Por el organismo de crédito también participó el presidente ejecutivo, Sergio Díaz-Granados y otros funcionarios.

    Massa tiene un excelente vínculo con la entidad que hace tan solo unas semanas prestó  dinero a nuestro país para afrontar el pago de un vencimiento con el FMI, en julio, que el gobierno no podía pagar porque no llegaban los desembolsos del organismo antes de las PASO. El aporte de la CAF, además de económico, fue político, porque gracias a su ayuda, Massa le demostró al FMI que ya no es prestamista de última instancia. El pago que tenía que hacer a principios de agosto, Massa lo realizó mediante “operaciones puente” con dinero de otros organismos multilaterales, entre ellos de la CAF que prestó mil millones de dólares, el BIF y Qatar, además de pagar con yuanes del swap con China.

    En cuanto al avance del mecanismo con la CAF, el ministro argentino explicó que “el 14 de septiembre es el día de la reunión del board de la CAF, terminada la documentación de esta semana se harán dos comisiones de riesgo y legal. No tenemos dudas de que va a aprobar la operación porque la idea de la CAF es construir bienes que fortalezcan los lazos de los países de la región para consolidarse como el banco de la región priorizando el desarrollo”.

    El candidato también se tomó unos minutos para hablar de los Brics y de su incorporación que viene de la mano de la sociedad con su banco, el Nuevo Banco de Desarrollo, que conduce la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff. Después de resaltar la importancia de ingresar a los Brics y agradecer a Lula por las gestiones para lograrlo, Massa cuestionó a la oposición. “Hubo gente en la Argentina que, sin mirar el impacto que tiene esa incorporación para el país, habló del romper el Mercosur y cuestionó los Brics. No entienden que el destino de la Argentina y Brasil están atados porque, además, entre los dos somos los productores del 20 por ciento de las proteínas que consume el mundo”, remarcó.

    La letra del acuerdo

    Sobre el acuerdo con la CAF, Massa añadió: “El acuerdo de financiamiento de exportaciones de Brasil a Argentina que nos agrega 600 millones de dólares de libertad en materia de reservas con garantía del Banco de Desarrollo Latinoamericano. Y de alguna manera garantiza el trabajo del sector automotor y autopartista argentino de acá a fin de año hasta que podamos recomponer reservas que nos quitó la sequía”. Por su parte, Haddad detalló que si bien la Argentina “tiene reservas en yuanes para garantizar las exportaciones brasileñas”, gracias al apoyo de la CAF “no tiene que renunciar a estas reservas para garantizarlas”. Y subrayó: “Para nosotros ha sido una novedad recibir esta contribución de CAF, cuyo presidente ha estado reunido hoy junto con el ministro Massa y que me ha confirmado el interés de CAF en dar una contragarantía”.

    Fuente: Pagina 12

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias