10 C
Posadas
lunes, 2 agosto, 2021
+SECCIONES

    Gallardo: “Me encantaría ser el entrenador de la Selección”

    El DT blanqueó que lo "seduce" dirigir a la Mayor, que no tuvo aún esa chance, y explicó cómo debería ser un proyecto serio.

    Destacadas

    Hay algo que al Muñeco Gallardo le hace brillar los ojos: la Selección Argentina. Sea para un futuro cercano o no, el técnico tiene claro que en algún momento quiere cruzarse con ese desafío. Y así lo dejó claro este viernes.

    “¿Si estoy preparado para la Selección? Estar preparado uno tiene que estar preparado. Y después de todo lo que viví en estos años en un lugar de tanta envergadura, claramente uno está preparado. Pero eso se da cuando se tiene que dar, cuando te quieren, te cuentan cuál es el proyecto… Y esas cosas se dan. No sé cuándo, pero se dan. Me encantaría ser el entrenador de la Selección en un futuro. Es un deseo de todo entrenador. No mido la edad. Tiene que haber un deseo de ambas partes. Te tienen que venir a buscar y decir: esto queremos hacer. Y ahí vos decir ‘esto sí, esto no’. Tiene que haber un plan, gente preparada, pero ¿a qué precio? Te vienen a buscar de River y te dicen tenés que venir y vos decís: ‘Adónde vamos'”, se sinceró.

    Y siguió, porque el tema evidentemente lo apasiona: “Más allá de que yo diga cuál es mi deseo… Si yo veo que no hay un proyecto o alguna idea, puedo decirles ‘muchachos, vengan a buscarme cuando sepan hacia dónde van, no para tapar un pozo o un agujero’. No hablo de la Selección sino de cualquier estructura. Del futbol argentino o mundial. Tiene que haber un desarrollo previo y decir: ‘Esto no lo puedo dejar pasar'”. Algo que evidentemente por ahora no ocurrió. Y no sólo por la distancia que casi siempre marcó Gallardo con la actual conducción de AFA, sino porque, de entrada, nunca le hicieron la propuesta de ser el entrenador.

    “¿Alguien te llamó?”, le preguntaron en ESPN F90. Y el Muñeco fue clarito: “No. Nunca nadie me llamó. Nunca nadie me llamó. Que quede claro. Y termina ahí. Si no queda como que rechacé, o que se la ofrecieron… Mentira. No coincidíamos tampoco con los tiempos, yo estaba muy abocado a River, pero desmiento que hubiera contactos ni nadie fue directamente a decir: ‘Querés ser el técnico de la Selección?'”, explicó y se embaló cuando le consultaron si la edad era un condicionante para dirigir a la Mayor, cuando hoy los mejores entrenadores del mundo suelen preferir dirigir equipos y en todo caso agarrar los seleccionados cuando sus carreras ya suman todas esas experiencias.

    “No, no: porque la Selección Argentina debe estar más allá de que sean dos cosas diferentes el ser entrenador del día a día que ser seleccionador. No es lo mismo, pero estás hablando de que Alemania tuvo un proyecto de 16 años de selección con un entrenador, y que ya estaban esperando que se le terminara para arrancar otro proceso. Estamos hablando de algo serio. De un proyecto que realmente se establece y desarrolla. Estamos lejos de ser Alemania. Es por donde hay que ir. Después lo de la edad son pensamientos particulares de cada uno. Por eso no pensamos todos iguales los entrenadores. Son respetables las opiniones, claro. Es difícil separarse del día a día, pero cuando hay otra cosa como la envergadura de una seleccion si tenés cosas para desarrollarlo eso es agradable. Seduce a cualquier entrenador”.

    Sí, es seductor, pero no sólo por el cargo en sí mismo sino por lo que eso conlleva: “Lo que más me seduce en el futuro, más allá de ese día a día que es parte de la retroenergía de la que uno se alimenta, es cuando llegan los Mundiales, que son competencias cortas, o Copa América que son de un mes y toda tu cabeza está ahí. Ese deseo de levantar una Copa del Mundo cualquier entrenador lo sueña. Y lo que desea. Esos son los momentos en los que a veces me despierto y digo que en algún momento lo tendré. Esa competencia corta dice que tuviste un proceso anterior, que tenés que clasificar. Y más allá de que las Eliminatorias Sudamericanas son las más difíciles, tenés cinco adentro y cinco afuera. Tenés chances de ir al Mundial, y ese Mundial es la competencia en la que a uno le gustaría estar y decir en este mes el enfoque está ahí. A veces me despierta mucho deseo y curiosidad, pero sé que en algún momento lo voy a tener. Tengo 45 años. Ojalá podamos coincidir”.

    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias

    spot_img
    spot_img
    spot_img