15.7 C
Posadas
sábado, 25 junio, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich se despacharon contra los planes sociales

    Destacadas

    spot_img

    “Los planes sociales en la Argentina se deben terminar”, sentenció la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, al cierre del encuentro regional norte de la Fundación Pensar. Fue la última expositora de peso en unas jornadas que abrió Mauricio Macri y en las que también estuvo –para no ceder terreno– el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien dijo: “Necesitamos una firme decisión política de quienes ejercen el poder nacional para volver a ser un país federal como dice la Constitución. Uno de los pilares de nuestro plan nacional tiene que ser la recuperación del federalismo”. Lo dijo mientras pelea en la Corte Suprema fondos de coparticipación para la Ciudad de Buenos Aires.

    Larreta fue el encargado de abrir el segundo día de las jornadas del think tank del PRO, comandado por el ex ministro larretista Franco Mocchia. Sobre el remanido tema de los planes sociales, el jefe de gobierno sostuvo que “no hay política social sin trabajo; no hay para distribuir lo que no se genera”. “Necesitamos volver a crecer para generar trabajo de verdad, privado, sostenible y de forma federal”, remarcó Larreta.

    Bullrich, por su parte, aseguró: “Propongo un cambio del nombre de política social por uno de reinserción de una población social, educativa, de hábitat, de cultura, de educación, porque tengo convicción profunda respecto a que las políticas sociales desarrolladas a lo largo de más de 20 años han sido políticas que no han generado capacidad de darles a los ciudadanos una salida de pobreza”. “Los planes sociales en la Argentina se deben terminar. Hay que modernizar el mundo laboral y desestructurar la política social”, aseguró Bullrich, sin temor a declararle la guerra a los movimientos sociales.

    De hecho, dijo que los programas sociales son “un plan de paralización de progreso, de paralización de la movilidad social, de la capacidad de la familia de pensar que hay otra salida, es la pérdida de todos los derechos sociales que tienen los trabajadores”. También aprovechó para fustigar al actual Gobierno, como ya había hecho Macri en las mismas jornadas. Sostuvo que “es un gobierno dividido, que tiene una gran desfachatez frente al compromiso. CFK demuestra que el poder está desnudo, que el único objetivo que tenía ha quedado claro: poner a una persona que no tiene condiciones de ser presidente, y que después se lo abandone y deje solo, pero eso no hace que CFK pueda salvarse. Los dos están en el Titanic”.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias