20.7 C
Posadas
martes, 18 junio, 2024
+SECCIONES

    Kristalina Georgieva le prometió a Alberto Fernández que eliminarán los sobrecargos que impone el FMI

    Destacadas

    spot_img

    La jefa del Fondo Monetario Internacional se comprometió ante Alberto Fernández a eliminar los sobrecargos que impone a los países deudores. “Voy a cumplir”, le dijo Kristalina Georgieva al presidente argentino durante una charla previa al inicio de la cumbre del G20 en Nueva Delhi. Ya en su discurso, Fernández criticó al organismo porque “se aferró a sus dogmas y se mostró incapaz de nuevas soluciones para enfrentar la catástrofe” derivada del cambio climático. En paralelo, el mandatario propuso la integración al G20 de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), condenó “la especulación financiera, las restricciones, bloqueos y barreras comerciales”, llamó a combatir los discursos de odio e invocó el ejemplo de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

    El staff del FMI “muchas veces termina haciendo cosas que no son las que pide la política ni de Estados Unidos ni del resto del mundo”, fue el cuestionamiento a Georgieva que hicieron trascender cerca de Fernández, quien volvió a quejarse por las trabas del organismo en la negociación que derivó en un desembolso de 7.500 millones de dólares. La búlgara que dirige el Fondo precisó que en noviembre –léase tras las elecciones generales– el organismo tratará el tema de los sobrecargos por los que reclama el gobierno y se comprometió a eliminarlos. “Voy a cumplir y ese va a ser un éxito tuyo”, dijo por los reiterados planteos del mandatario en distintos foros. La charla tuvo lugar en la previa de la cumbre de líderes del mundo que se desarrolla en el centro de convenciones Bharat Mandapam de la capital india.

    Pese a esa aparente sintonía, en su discurso Fernández no dudó en cuestionar el funcionamiento del Fondo. Tras mencionar que la Argentina sufrió “la peor sequía de los últimos cien años” y “una caída de las exportaciones equivalentes a tres puntos de nuestro PBI”, recordó que el organismo –del que el país volvió a ser deudor por el préstamo al gobierno de Mauricio Macri– “se aferró a sus dogmas y se mostró incapaz de innovar con nuevas soluciones para enfrentar la catástrofe”. “Este tipo de desastres se observan hoy en todo el mundo”, destacó. Consideró que “declamar la crisis no acabará resolviéndola” y reclamó “una y otra vez la necesidad de financiar la solución climática”.

    “Celebro la incorporación a este G20 de la Unión Africana. Es un acto profundamente justo que permite conocer y atender las necesidades de ese maravilloso continente. Aspiro a que en el futuro se pueda sumar a este foro a la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe, que sobrelleva problemas similares”, postuló en su intervención de tres minutos, tras sus pares de India, Indonesia y Brasil. “El Sur Global existe y muchos de los países que lo conforman padecen economías endeudadas por los condicionamientos impuestos por el sistema financiero internacional que tantas veces criticamos”, destacó. Recordó que es su cuarta cumbre del G20 y cuestionó la incapacidad de ese espacio para afrontar problemas. “Pareciera que calmamos nuestras conciencias con palabras mientras seguimos caminando por las cornisas”, dijo. También se refirió a la guerra entre Rusia y Ucrania: “La violencia se ha desatado en Europa, la paz no llega y una guerra se prolonga, y tampoco parece importar cuántas vidas más terminarán en esa guerra”. “América del Sur puede contribuir a saciar el hambre que hay en el mundo, pero no podrá hacerlo si interfiere la especulación financiera o si priman las restricciones, bloqueos y barreras comerciales. Los enormes subsidios que otorgan unos pocos países son distorsivos para el comercio”, cuestionó.

    Durante el receso volvió a cruzarse a Georgieva, quien le insistió en que “confíe en mí”. Tras el almuerzo conversó con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a quien le agradeció las gestiones del consejero de Seguridad Nacional, Jack Sullivan, para lograr el desembolso. “No sólo Jack, también Janet (Yellen, secretaria del Tesoro) ayudó en la gestión”, dijo Biden. Ante el cuestionamiento por las trabas del staff del Fondo, replicó que “hicimos todo lo posible”. La charla informal siguió con una pregunta de Biden sobre el resultado de las PASO: “¿Quién ese personaje que asomó en la Argentina”, preguntó sobre Javier Milei. Desde el entorno presidencial le respondieron que es el mismo que está en Estados Unidos buscando una foto con Donald Trump. “Trump sigue siendo un problema”, continuó Biden. Fernández coincidió en el diagnóstico. “Mientras exista Trump siempre me vas a tener al lado tuyo. Nadie existe en el mundo peor que Trump”, dijo.

    En la segunda intervención en la cumbre, por la tarde, sobrevoló la preocupación por la irrupción de discursos de ultraderecha. “La Argentina promueve y protege los derechos humanos. Nuestra visión es integral y alcanza tanto a los derechos civiles y políticos como los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales ya reconocidos. Volver atrás en los derechos otorgados solo debilita a la sociedad que los pierde”, aseveró Fernández. Lamentó que “el valor de la democracia se pone en tela de juicio y el Estado de Derecho termina enfrentado a los discursos del odio que exaltan las dictaduras, niegan los genocidios y propalan la discriminación y el autoritarismo”. “Estas conductas asoman en todos nuestros países y no debemos mirar pasivamente como ese accionar se multiplica. Debemos actuar convenciendo a los descreídos y aplicando la ley a quienes quieren ignorarla. Gandhi predicaba la no violencia y ese pacifismo nunca fue sinónimo de resignación”, agregó. “Frente al odio que algunos expresan, debemos imponer el ejemplo de nuestras Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que todavía siguen buscando a sus hijos desaparecidos y a sus nietos y nietas robados en medio de la masacre, pidiendo justicia sin transitar el camino de la venganza”.

    El presidente mencionó el 50º aniversario del golpe de Estado en Chile, que se cumple mañana, y los 40 años de democracia que la Argentina conmemorará en diciembre, e hizo un llamado de atención a Europa por el bloqueo de Azerbaiyán al único corredor que conecta Armenia con el territorio en disputa de Nagorno Karabaj. “En un tiempo en el que la guerra se libra en el este europeo y se multiplican conflictos violentos de menor atención pública, pero igual de dolorosos como el bloqueo de Azerbaiyán en el corredor de Lachín, que provoca una crisis humanitaria que una vez más castiga al pueblo armenio en parte de su territorio, la Argentina reafirma su compromiso ineludible con el multilateralismo como método supremo de entendimiento internacional”, concluyó.

    Fuente: Pagina 12

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias