21 C
Posadas
sábado, 2 julio, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    La dolarización profundizó la grieta dentro de la UCR

    Destacadas

    spot_img

    La reunificación de los dos bloques de la UCR, que en algún momento había sido prevista para este mes, está más lejos que nunca. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, cuestionó a un diputado del bloque de Martín Lousteau por presentar un proyecto en sintonía con la idea de dolarizar la economía que planteó Javier Milei. Esto produjo un cruce entre Morales y Martín Tetaz, entre otros correligionarios que se sumaron alegremente a la disputa pública, con términos como “estupidez”, “delirio”, “pedí perdón”, “renunciá” y otros por el estilo. Lo cierto es que ya nadie espera que los bloques recuperen la unidad y la división sedimentó por un tiempo largo un radicalismo partido.

    Todo comenzó cuando el diputado Alejandro Cacace presentó un proyecto para dolarizar la economía, según un planteo que venía discutiendo en los medios el ultraliberal Milei con otros referentes de Juntos por el Cambio, como el ex ministro de Economía Alfonso Pray-Gay (que se pronunció en contra). El texto propone una brusca devaluación, seguida de una dolarización oficial (renunciar a tener una moneda nacional y, como Ecuador, adoptar el dólar), lo que –según el legislador Cacace– serviría para “solucionar el problema de la alta inflación que afecta a nuestro país desde hace décadas”. El peso dejaría de tener vigencia en 180 días y solo quedarían los billetes verdes.

    Payasesco

    Gerardo Morales, quien busca ser el candidato de la UCR para la Presidencia en 2023, salió a contestarle a Cacace en términos que sorprendieron a sus correligionarios: directamente lo trató de payaso. “Rechazo terminantemente el payasesco proyecto presentado por un diputado de Evolución. Hay que ser irresponsable e ingenuo, por no decir otra cosa, para plantear que la dolarización es la salida. La dolarización es peor que la Convertibilidad”, remarcó el gobernador de Jujuy y actual presidente de la UCR, en línea con lo que venía diciendo Pray-Gay (a quien los radicales toman como referente propio). A nadie se le escapó que a Cacace lo mencionó como “un diputado de Evolución”, el sector de Lousteau que rompió con el bloque del radicalismo que conduce Mario Negri.

    Durante esa ruptura, también Morales se mostró furioso, volaron vasos, acusó al jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de comprar diputados para partir al oficialismo. Luego, las aguas se calmaron, Morales y Lousteau acordaron una conducción de la UCR conjunta y se suponía que durante el verano iban a darse las tratativas para que los dos bloques del radicalismo volvieran a ser uno solo. Lo cierto es que las tratativas nunca llegaron, sigue habiendo dos bloques separados y vuelan cascotazos de uno a otro.

    Morales siguió contra Cacace: “Esto ya nos generó daños irreparables en el pasado, destruyendo el aparato productivo del país. Creer que con 7 artículos de un proyecto de ley se van a resolver los problemas de la economía y la inflación en el país es una gran estupidez”, soltó. “Además, es un delirio pensar que el Banco Central va a contar con dólares para cambiar los pesos de la gente. Estos planteos ortodoxos y neoliberales ya los conocemos, son antiguos, atrasan y fracasaron en el país”, concluyó el gobernador jujeño.

     

    En la bancada que conduce Negri comentaron que ya nadie espera que haya unidad entre los bloques. Intuyen que Emiliano Yacobitti encontró más útil mantener su bloque propio, con Rodrigo De Loredo como jefe de la bancada, y que no va a propiciar nunca las negociaciones para reunificar. Con esas conclusiones en mente, es que Morales ataca sin piedad a los diputados de Lousteau.

    Contragolpe

    Y del otro lado hubo un contraataque, que estuvo a cargo del diputado Martín Tetaz. Le apuntó directamente al titular de la UCR: “Espero que Gerardo Morales pida disculpas por el exabrupto. Está hablando de un Diputado de la Nación, que ha presentado un proyecto con el que se puede coincidir o no, pero que ofrece una propuesta para resolver el principal problema de la Argentina. ¿Tiene una mejor? Preséntela”.

    A la disputa se sumaron otras voces, como la del integrante de la Convención Radical Miguel Ponce, quien le dijo a Tetaz: “El que debería pedir disculpas, o renunciar a la banca, por traicionar a sus votantes y al radicalismo, es el ‘diputado’ de Evolución con ideas de Milei”.

    A Morales, por supuesto, le contestó también el autor del proyecto. “Estimado presidente de mi partido: la inflación es un grave problema de nuestra economía, que lleva mucho tiempo sin solución. Creo debemos animarnos a pensar políticas que lo resuelvan, con datos y evidencias, sin prejuicios ni agresiones. Demos ese debate en la UCR”, respondió Cacace.

    Al diputado, a su vez, le contestó una senadora por Jujuy, Silvia Giacoppo, quien advirtió que, si realmente le interesa debatir dentro de la UCR, debería haberlo hecho antes de presentar el proyecto: “Es raro pedir debate en el partido cuando el proyecto presentado no fue debatido previamente. Los datos y las evidencias de esa receta que atrasa los sufren (y sufrieron) millones de argentinos. No es prejuicio. Es historia”.

    En el entorno de Lousteau, prefirieron interpretar lo de Morales como una crítica más puntual a Cacace y destacaron que el gobernador de Jujuy se mostró de acuerdo con algunas ideas de Lousteau contra el proyecto presentado por el oficialismo en el Senado para recuperar fondos fugados y destinarlos al pago de la deuda con el FMI. En cualquier caso, ya nadie se anima a hablar de un plazo de reunificación entre los bloques radicales.

     

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias