20 C
Posadas
domingo, 29 mayo, 2022
+SECCIONES

    La “guerra económica” contra Moscú avanza sin pausa

    Destacadas

    La decisión rusa de reconocer las regiones separatistas en el este de Ucrania y la posterior invasión de ese país desencadenaron una catarata de sanciones internacionales sin precedentes contra Rusia, que incluyeron el cierre de los espacios aéreos, congelamiento de activos, bloqueo de medios, exclusión de sistemas financieros y competencias deportivas, entre otros, que buscan hacer colapsar su economía y dejar a Moscú cada vez más aislado.

    A las sanciones internacionales, encabezadas por Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y Reino Unido, se sumaron varias naciones asiáticas, e infligieron un “duro golpe” que puso a la economía rusa bajo “gran presión”, admitió este miércoles el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

    Mientras la invasión va por su séptimo día, estas son algunas de las medidas adoptadas:

    En el ámbito económico, EEUU prohibió este lunes a personas y empresas de ese país hacer negocios con el banco central de Rusia, lo que en la práctica se traduce en inmovilizar casi la mitad de los 630 millones de dólares que forman el “cofre de guerra” del presidente ruso, Vladimir Putin.

    También fueron prohibidas las transacciones con el Fondo Nacional de Riqueza Ruso y el Ministerio de Finanza

    Por otra parte, en coordinación con la UE, quedan prohibidas las operaciones de los principales bancos rusos en el sistema de transacciones financieras Swift, una medida que regirá a partir del 12 de marzo, y excluye a Sberbank, el mayor banco del país, y al Gazprombank, por donde se tramitan pagos europeos por importaciones de gas y petróleo ruso.

    El Gobierno del Reino Unido también sancionó a cinco bancos rusos: Rossiya, IS Bank , General Bank, Promsvyazbank y Black Sea Bank.

    Mastercard Inc. y Visa Inc, por su parte, bloquearon parte de la actividad rusa de sus redes de pago, aunque sin informar cuáles son los clientes afectados.

    También hubo sanciones que afectarán el transporte de pasajeros y mercancías.

    Estados Unidos, Canadá y varios países europeos, como el Reino Unido, Moldavia, Noruega, Suiza e Islandia, cerraron sus espacios aéreos a aviones rusos, una medida que fue retrucada por el Kremlin.

    Reino Unido incluyó también al transporte marítimo y ordenó a las autoridades portuarias bloquear cualquier buque que crea que es propiedad, está controlado, fletado u operado por cualquier persona relacionada con Rusia o por personas sancionadas.

    El fabricante de camiones de Suecia, Volvo Group, anunció la interrupción de la producción de su línea de montaje en Rusia y la venta de sus productos a dicho país.

    Otra decisión fue la suspensión de la certificación del gasoducto Nord Stream 2, que iba a aumentar el bombeo de gas ruso hacia Alemania. La empresa que lo administra además se ha declarado en quiebra.

    Japón, Corea del Sur y Singapur, entre otras naciones asiáticas, indicaron que se unirán a varias de las medidas estadounidenses y europeas diseñadas para disuadir a Putin y al Gobierno ruso de continuar su asalto a Ucrania.

    El primer ministro japonés, Fumio Kishida, anunció el domingo pasado que Japón respaldaría las medidas sobre Swift.

    En el ámbito tecnológico, Japón anunció que sancionaría la exportación de semiconductores y otros artículos de este tipo a “organizaciones rusas vinculadas con el ejército”, sin brindar más detalles.

    Japón es, junto con Corea del Sur y Taiwán, uno de los mayores fabricantes de estos componentes electrónicos imprescindibles para una amplia gama de productos.

    Antes, la Casa Blanca ya había anunciado sus restricciones a la utilización por parte de Rusia de su tecnología en varios sectores, lo que incluye a los procesadores y chips electrónicos de Nvidia, Intel o Qualcomm.

    Los medios de comunicación y el derecho a la información de los ciudadanos también se vieron impactados por este tipo de medidas.

    El martes, la UE decidió prohibir en su territorio las emisiones de los medios estatales rusos como Russia Today (RT) y la agencia de noticias Sputnik, en todos sus formatos, radio, televisión o internet.

    Facebook (Meta) y YouTube (Google) anunciaron asimismo su decisión de bloquear las publicaciones de dichos medios en Europa.

    Este miércoles, los servicios Googlе Discover y Google News del gigante tecnológico limitaron la visualización de las publicaciones de todos los recursos de la agencia de información internacional rusa Rossiya Segodnya, a la que pertenece Sputnik, comunicó hoy la oficina de prensa de este medio.

    En el ámbito deportivo, en los últimos días se decidieron una serie de sanciones en competencias y torneos, la más resonante de ellas la exclusión del Mundial de Fútbol de Qatar 2022, días después de que la Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA) decidió quitarle a Rusia la sede de la final de la Liga de Campeones, que estaba programada para el 28 de mayo en San Petersburgo.

    También las federaciones internacionales de atletismo, tenis, básquetbol, vóleibol, rugby y el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) siguieron la misma línea y dejaron a Rusia fuera de las competencias.

    En relación a las sanciones a personas, varias personalidades rusas ya habían sido afectadas por las sanciones europeas y estadounidenses tras la anexión de la Península de Crimea (2014), pero ahora se extendieron a un mayor número de dirigentes, comenzando por Putin, su primer ministro Mijail Mishustin y su ministro de Exteriores, Serguei Lavrov.

    Estas sanciones incluyen el congelamiento de sus activos.

    La UE anunció que también las aplicará a 23 personalidades “de máximo nivel”, así como a 351 miembros de la Duma (Parlamento ruso) y a varios magnates.

    Estados Unidos, Canadá, Suiza y Australia tomaron también medidas similares, pero dicho listado puede variar de un país a otro, con excepción del círculo más cercano a Putin.

    En medio del poderoso asedio a la economía rusa, las autoridades multiplican los esfuerzos para limitar el impacto del bloqueo financiero.

    Este miércoles, el Banco Central anunció medidas para impedir que los extranjeros vendan sus acciones en la bolsa rusa y que se retiren fondos del país, en un intento para frenar la hemorragia a la inversión extranjera.

    Debido a las sanciones, el mayor banco ruso, Sberbank, anunció el miércoles que se retira del mercado europeo.

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias