10.7 C
Posadas
jueves, 11 agosto, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    La inflación de julio viene amarga

    Destacadas

    spot_img

    El jueves de la semana próxima se conocerá el número que refleje el aumento de precios de julio, un mes que viene con el efecto renuncia de Martín Guzmán, con los dólares paralelos al alza y las remarcaciones por las dudas. El porcentaje de aumento total del mes varía en un rango de 6,5 a 8 por ciento de acuerdo a las distintas consultoras, pero hay un consenso y es el particular impacto que tuvo la corrida en el rubro alimentos, es decir, en la mesa de los y las argentinas. El “efecto Massa” en los mercados no llegó a calmar las góndolas del supermercado. Qué preocupa para agosto.

    Cuando el lunes 4 de julio Fernando Savore, dueño de un almacén de Morón, llegó como cada lunes al mayorista para reponer la mercadería que había vendido el fin de semana, se encontró con aumentos promedio de 10 por ciento en alimentos, 13 por ciento en limpieza y de 35 por ciento en rollos de cocina, papel higiénico y café. Era el lunes siguiente al fin de semana en que el ex ministro de Economía Martín Guzmán renunció a su cargo y los aumentos no se hicieron esperar.

    En números, la consultora LCG que releva 8.000 precios de alimentos y bebidas de cinco supermercados, ubicó un aumento de 6,5 por ciento mensual en las últimas cuatro semanas hasta el 29 de julio. Ese mismo indicador era un punto menos para junio, de 5,5 por ciento, lo cual indica una aceleración de los precios de este rubro. Por su parte, el  Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) que mide el precio de 57 productos de la canasta básica en comercios de cercanía del conurbano, complementa el análisis con un número que preocupa: 11 por ciento de aumento en los productos que consumen los que menos tienen.

    Según la medición del Isepci, la canasta de alimentos para una familia de dos adultos y dos chicos pasó de costar 45 mil a 50.400 pesos.”Acá hubo una tremenda especulación”, explica a Savore, el almacenero que preside la Federación de almaceneros de la provincia de Buenos Aires (FABA), “los hipermercados y mayoristas crearon un fantasma vaciando góndolas y generando preocupación en la gente para justificar la remarcación”.

    Los consultores aseguran que la brecha cambiaria generó una expectativa de devaluación que se trasladó directamente a precios por incrementar el valor esperado de reposición. Nicolás Pertierra, economista jefe del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO), identifica que ese traslado en este caso se produjo “de una manera más acelerada. Siempre existió pero esta vez fue más fuerte esa correa de transmisión y es un problema porque no podes descuidar la brecha porque tiene un impacto alto en precios”, aseguró en diálogo con PáginaI12 y recordó que “el mercado paralelo es chico y no es lo mismo que una devaluación del tipo de cambio oficial, pero hay una relación cada vez más directa entre los dólares paralelos y los precios”.

    Asimismo, con la confirmación de Massa como nuevo ministro de Economía, la corrida cambiaria y financiera mermó con una baja en los dólares paralelos y un rebote en los rendimientos de los títulos de deuda nacionales. Sin embargo, ese “veranito” no se registró en las góndolas de los supermercados ni en los comercios de cercanía: “Pensábamos que este lunes íbamos a encontrar una baja en los mayoristas pero parece que quienes se referenciaron en el blue para aumentar los precios ahora no se enteraron que bajó”, ironiza Savore.

    Agosto también

    Con julio finalizado, se consultó qué se espera para agosto. Savore señala un aumento en el precio del azúcar que antes de ese fin de semana lo conseguían a 107 pesos, y hoy está a 199 pesos: “Este aumento va a tener incidencia en el precio de las galletitas, por ejemplo, porque el azúcar es una de sus materias primas principales. En los últimos días vinieron con 10 por ciento de aumento y los vinos también”.

    Referentes del sector de autoservicios chinos acompañaron el diagnóstico: “Las listas recientes de precios tendrán un impacto en las góndolas esta semana independientemente de la asunción del nuevo equipo económico. Los productores enviaron listas con alzas de 21 por ciento promedio en azúcar, 10 por ciento en quesos y lácteos, 12 por ciento de arroz y 9 por ciento en pastas secas”.

    Savore agrega que los aumentos se empiezan a ver en una desaceleración del consumo, “porque es día 15 y para el bolsillo de la gente es como si fuera fin de mes. Vendemos menos en cantidades”, explica y asegura que , a pesar de no tener números concretos de caídas de ventas, lo mide cada vez que va los lunes al mayorista a reponer mercadería: “Ya van dos lunes que voy al mayorista y veo demasiada poca gente porque no hubo ventas el fin de semana. El consumo está resentido”, asegura.

    “Hay que establecer precios máximos de referencia en comercios de cercanía. Los precios cuidados no tienen injerencia en los barrios porque se abastecen de cadenas mayoristas que no tienen acuerdos de precios para las listas que pasan a pequeños comercios. Debe haber una primera etapa congelamiento de los 57 productos básicos de la canasta e ir integrando poco a poco más productos”, consideró Isaac Rudnik, director de Isepci.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias