36.7 C
Posadas
martes, 18 enero, 2022
+SECCIONES

    La vicepresidenta y economista jefe del Banco Mundial, Carmen Reinhart habló de la eventualidad de un default al FMI

    Destacadas

    La vicepresidenta y economista jefe del Banco Mundial, Carmen Reinhart, consideró que un escenario de default de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional no sería “ni el primero ni el último en la historia del organismo”. En una entrevista con Bloomberg afirmó que tiene preocupación por la debilidad de la recuperación de la economía global y que no uno de los elementos que no deben confundirse en el rebote luego de la crisis sanitaria con una fase de verdadera recuperación de la economía internacional. Dijo que la deuda de Estados Unidos y los pasivos corporativos son un elemento de preocupación.

    En la entrevista con la agencia financiera Bloomberg la economista jefa del Banco Mundial señaló que el efecto de la pandemia puede observarse en términos distributivos con un fuerte impacto en el aumento de la pobreza global. Para Reinhart esto ocurrió por la dificultad de los países para recomponer los niveles de empleo en los segmentos precarizados de la población y por la aceleración de la inflación a nivel mundial.

    En este marco de preocupación por la salida de las economías luego de la crisis sanitaria la funcionaria mencionó que la Argentina posiblemente alcance un acuerdo con el FMI. “No obstante es muy prematuro augurar los detalles del mismo”, señaló. Y aclaró que hubo otros episodios históricos en los que algunos países incumplieron sus compromisos con el Fondo. “Perú estuvo en default con el Fondo Monetario durante una de sus crisis y más reciente, en 2015, Grecia estuvo en default con el organismo internacional. Duró nada más que un par de semanas”, recordó la economista.

    Para la funcionaria del Banco Mundial uno de los principales problemas que enfrenta el mundo no sólo en desarrollo sino desarrollado tiene que ver con el alto endeudamiento de los Estados pero también de las corporaciones. En la entrevista resaltó como un riesgo la situación financiera de las empresas privadas y que el aumento en las tasas de interés podría provocar una fuerte dificultad para hacer el repago de los pasivos. Esto podría afectar también al sector público si debe salir a rescatar estas deudas corporativas.

    De todas formas Reinhart, si bien consideró un elemento de tensión la carga de pasivos que tienen algunas economías, no vislumbra un escenario como el que ocurrió a inicios de los ochenta. En ese momento la Reserva Federal de Estados Unidos decidió subir fuerte las tasas de interés para enfrentar una inflación cercana al 14 por ciento anual y eso generó una fuerte crisis de deudas en países como los Latinoamericanos.

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias