29 C
Posadas
sábado, 10 diciembre, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Las escuderías de Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich para la carrera de 2023

    Destacadas

    spot_img

    La última semana dejó una nueva discusión entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, los dos principales contrincantes presidenciales del PRO hasta ahora. El entredicho fue por el usufructo de la Fundación Pensar, el think tank del PRO. Bullrich acusó a Larreta de estar acaparándolo. No es casual que discutan: son los dos dirigentes que comenzaron hace tiempo a armar equipos técnicos pensando en una campaña presidencial. La semana terminó también con otra incorporación de Larreta a su equipo de campaña que salió de entre los expartidarios de Bullrich. En este caso, fue el mendocino Omar de Marchi, que reemplazará a Diego Santilli en su rol de armador nacional.

    En el PRO hay tres anotados para la presidencia: Larreta, Bullrich y María Eugenia Vidal. No obstante, la exgobernadora bonaerense no viene trabajando en armar equipos propios con la misma asiduidad que los otros dos, según se comenta en el partido amarillo. Tal vez tenga que ver con su rol ubicuo: el año que viene puede presentarse en las elecciones nacionales, ser compañera de fórmula, ser candidata a sucesora de Larreta o no hacer ninguna de las anteriores y dejar pasar la elección. Mauricio Macri, otro del que nadie descarta que intente una segunda presidencia, tampoco está armando equipos propios.

    Los que tienen sus equipos son Larreta y Bullrich. Por eso, no es raro que el entredicho en el almuerzo de la semana pasada de la cúpula del PRO fuera entre ellos dos. La discusión fue porque Bullrich considera que Larreta está haciendo usufructo de los cuadros de la Fundación Pensar para su campaña presidencial. El think tank lo dirige actualmente Franco Mocchia, exministro de Larreta. “La verdad es que están divididos: hay larretistas y bullrichistas en la Fundación. Pero el Pelado la usa para su campaña”, dijeron a este diario cerca de la presidenta del PRO. Según consignó La Nación, ella le dio un ultimátum: o el trabajo de la Fundación se distribuye de manera más equidistante o ella armará su propio think tank y se llevará a su gente.

    Quizás el enojo de la presidenta del PRO venía porque, por segunda vez, Larreta le birló un dirigente de su riñón. Antes había sido Florencia Arietto, que abandonó la campaña de Bullrich para ir a acompañar a Santilli como candidato a gobernador. Esta vez, fue el “halcón” De Marchi el que dejó el bando de la ex ministra de Seguridad y se sumó -con un rol importante- al equipo del jefe de gobierno porteño.

    El equipo de Larreta

    El jefe de Gobierno tiene como armadores nacionales hace tiempo a Fernando Straface, su secretario general en el Gobierno porteño, y a Eduardo Macchiavelli, quien resignó funciones en la gestión en pos de ocuparse de la candidatura presidencial. Cada uno tiene roles diferenciados: Straface fue el jefe de campaña en 2021 en la Ciudad, y ahora se ocupa de la estrategia electoral, junto con Federico Di Benedetto (quien trabajó en consolidar la campaña bonaerense del larretismo).

    En cambio, Macchiavelli está a cargo del armado nacional y la campaña. Ese rol lo tenía junto con Diego Santilli, pero el senador ahora se abocará más a construir su candidatura a gobernador bonaerense, lugar en el que Larreta lo necesita para apuntalar sus deseos presidenciales. Como reemplazante, llegó De Marchi. El mendocino se suma, entonces, en un lugar central. Para Larreta, tiene doble ganancia: le permite “federalizar” su mesa de armado electoral y le quita un dirigente a Bullrich.

    A cargo de los equipos técnicos, está -como ya se dijo- Franco Mocchia. Se supone que Pensar trabaja para todos los candidatos a presidente del PRO, pero en el larretismo cuentan a la Fundación como parte de sus equipos.

    A estos armadores, hay que sumar a Jorge Macri, quien dejó la intendencia de Vicente López para ocupar el ministerio de Gobierno porteño (y desde allí, se posiciona para pelear la jefatura de Gobierno el año que viene). También a los diputados del PRO Alvaro González y Silvia Lospennato, la senadora del PRO Guadalupe Tagliaferri y Augusto Rodríguez Larreta, hermano del jefe de Gobierno, quien ya lo acompañó en buena parte de su carrera política.

    El equipo económico de Larreta está encabezado por el ex ministro de Economía de Macri y de Vidal Hernán Lacunza, quien trabaja en coordinación con el ex titular del Banco Central Guido Sandleris. Ellos son los que trabajan en la política de shock que piensa aplicar Larreta que -como dijo esta semana- no sería en los primeros 100 días sino en las primeras 100 horas.

    House of Bullrich

    La presidenta del PRO primereó con una foto de sus equipos hace ya un tiempo y presentó una suerte de “gabinete en las sombras” (aunque cerca de ella aclaran que no tienen esa metodología de trabajo). En un nuevo golpe de efecto, la semana que viene presentará sus equipos técnicos de gobierno con Mauricio Macri como invitado. Será el próximo martes en el Yacht Club de Olivos.

    Allí estará la “mesa chica” de Bullrich, que integran Gerardo “Jerry” Milman, Juan Pablo Arenaza y el jefe de sus equipos técnicos, Alberto Föhrig. La mayoría de ellos vienen de la gestión como ministra de Seguridad y la acompañaron en su cruzada para defender a las fuerzas de seguridad ante casos de violencia institucional. Por lo tanto, a diferencia de Larreta, ella no tiene un especialista en seguridad.

    En Economía, Bullrich suele presentar como su futuro ministro a Luciano Laspina, pero también tiene intensas conversaciones con Carlos Melconián, que resucitó la Fundación Mediterránea y está preparando un programa de gobierno. Melconián habla igualmente con Larreta, y no pertenece a los equipos de ninguno de los dos. “Melconian es de Melconián”, explicaban en el PRO.

    En la parte internacional, Federico Pinedo se integró hace un tiempo a trabajar con Bullrich, al igual que Paula Bertol. Además, tiene contribuciones del ex canciller Jorge Faurie. En materia social -y se sabe: la eliminación de los planes sociales o su reducción drástica es uno de sus caballitos de batalla-, aportan contribuciones Eduardo Amadeo y Matías Lobos, actual funcionario en el municipio de Tres de Febrero.

    En el área industrial, está otro ex ministro de Macri: Dante Sica. Para educación, en cambio Bullrich recurrió a una ex ministra de Carlos Saúl Menem: Susana Decibe, quien ya apareció en las fotos de sus equipos técnicos. De todas formas, aclaran, no es la única, sino que hay otros equipos del PRO que la acompañan.

    Otro ex funcionario de Macri que integra los equipos de Bullrich es Javier Iguacel, que cumple un doble rol: aporta en el área de Energía y es, a la vez, su candidato a gobernador para oponerle otro contrincante a Santilli. También hace sus aportes Hernán Lombardi. Macri niega que esté apoyando a Bullrich, pero -como se puede ver- buena parte de lo que fue su gabinete la acompaña. Además, el ex presidente hablará ante los equipos técnicos de ella.

    Otra característica llamativa de los equipos de Bullrich es que están presentes varios dirigentes de Emilio Monzó: entre ellos. Nicolás Massot y Sebastián García De Luca. Monzó, de buen diálogo con Bullrich, hace tiempo que decidió no casarse con ningún candidato. Pero hoy se lo ve con mayor cercanía hacia la presidenta del PRO que hacia Larreta, que intentó sumarlo a su mesa de campaña varias veces.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias