10.7 C
Posadas
jueves, 11 agosto, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Los terrenos en las afueras de la ciudad están siendo muy solicitados

    Destacadas

    spot_img

    Una de las operaciones del sector inmobiliario que se mantiene en los últimos tiempos es la ligada a la compra de lotes. Las zonas solicitadas son las afueras de Posadas, Garupá y Candelaria, situación que se replica en otros puntos de la provincia, como también en inmediaciones de Oberá, Eldorado y Aristóbulo del Valle, indicaron referentes de la actividad en Misiones.

    La pandemia del coronavirus despertó la demanda por este segmento, en el afán de contar con espacios amplios para esparcimiento. A ello se suma el interés de los clientes de efectuar inversiones, con el objetivo de ganarle a la inflación.

    En este sentido, referentes del sector indicaron que es una de las operaciones que persiste, al precisar que las ventas de propiedades siguen sin repuntar por la falta de créditos y por la escasez de inmuebles para el alquiler, en medio de un contexto de mucha demanda.

    Sobre este punto, Luis Sosa, empresario inmobiliario, señaló que “se producen algunas ventas, pero no es el boom, ya que todo depende de la situación económica nacional, pero lo que sí se destaca es que se siguen vendiendo lotes”.

    Consideró que éstos “están teniendo salida en el mercado, se están vendiendo, aunque ya no de manera continua como ocurrió en meses anteriores”.

    Al ser consultado  sobre las zonas de interés, detalló que las afueras de Posadas son los sitios por los que se relevan mayor consulta, como también hay operaciones de terrenos en Garupá y en Candelaria, por su lejanía de los grandes cascos céntricos. Los valores varían dependiendo de las dimensiones del terreno, pero tienen oscilan entre los 600.000 y los 2.000.000 de pesos.

    Luego contó que la demanda de lotes tiene su antecedente desde septiembre de 2020, tiempos de mayor flexibilidad del confinamiento por la pandemia del coronavirus. “Fue un momento que marcó a la sociedad, porque la gente que vivía en departamentos no podía salir, entonces buscó terrenos con mucho espacio para poder pasar el tiempo, ante un eventual escenario de vuelta al encierro. Pero también ahora la lógica se modificó, que las zonas alejadas a la ciudad sean como una primera casa y los departamentos o casas en el centro dejen de ser esa primera propiedad para convertirse en una de tránsito, que únicamente se utilicen para estar en el horario laboral”, contó al respecto.

    Asimismo, comentó que no solamente la demanda proviene de vecinos de Posadas, sino que el interés por lotes en Misiones también se registra desde otros puntos del país. El motivo radica en la búsqueda de un sitio más seguro. “Hay interés desde otras provincias por la cuestión de la inseguridad que hay en otras ciudades, como también para buscar un poco de tranquilidad que no hay en las grandes urbes”, señaló.

    Y en este marco, Sosa, que también integra la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (Fira), comentó que hay una tendencia nacional de búsqueda de terrenos en las afueras de las grandes ciudades. “En las provincias hay un movimiento similar al que está registrando Misiones, con capitales que están teniendo el mismo nivel de repercusión de buscar terrenos por fuera del casco céntrico”, dijo.

    Por su parte, Pablo Daviña, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Misiones (CIM), mencionó a este matutino que en los últimos tiempos se observó un crecimiento en la cantidad de nuevos loteos, no sólo en Posadas sino también en las inmediaciones de la ciudad y de otros municipios de la tierra colorada.

    Explicó que el aumento en la cantidad de loteos se debe al crecimiento demográfico que viene registrando la capital provincial. Asimismo, coincidió con lo planteado por Sosa sobre el interés de otras personas de otras provincias para asentarse en suelo misionero, al considerar que “ven a Misiones con dinamismo, pujanza y seguridad para vivir aquí”, además de ponderar la naturaleza como espacio para habitar.

    Como se mencionó, no sólo Posadas está registrando un incremento en los loteos en las afueras de la ciudad, sino que también el mismo fenómeno se siente en los alrededores de Oberá, Eldorado, Leandro N. Alem y Aristóbulo del Valle, con sitios que se han loteado y fraccionado para la venta del terreno, planteó Daviña.

    En este marco, el titular de la CIM y empresario inmobiliario dijo que es fundamental que los terrenos cuenten con el mayor acceso posible a los servicios con el objetivo de contar y ofrecer una mejor infraestructura, aunque eso también incide en el valor final del terreno.

    Sin embargo, tanto Daviña como Sosa insistieron en la necesidad de mayor créditos para el acceso a la propiedad, puesto que los valores de las casas y de los terrenos van modificándose en medio del contexto inflacionario que atraviesa la Argentina. Ello, con el objetivo de reactivar el mercado de venta de viviendas, que hasta el momento está paralizado, con mayor oferta que demanda.

    El contexto inmobiliario

    El retorno a la presencialidad en las universidades públicas y privadas y la opción de Misiones para vivir impactaron en la actividad inmobiliaria.

    En este contexto, Sosa recordó que meses atrás hubo “una explosión de demanda en el mercado locativo”.

    “Es que vinieron muchas personas desde otras provincias como también que los estudiantes universitarios volvieron a tener clases presenciales, muchos volvieron a Posadas para continuar sus estudios y también la demanda de los primeros años, que el año pasado concluyeron la escuela secundaria”, precisó.

    Como contracara, el sector de venta de propiedades no atraviesa un buen presente. “Las ventas están paradas y, en el afán de agilizar el mercado, hay muchas permutas de propiedades o por vehículos, tratando de consensuar, ver el saldo y ver cómo acomodar. Al ver que no hay suficiente venta, en algunos casos hay entre un 20 y 30 por ciento de baja en los valores originales de las propiedades para cerrar las ventas”, mencionó al respecto.

    “En medio de un contexto inflacionario, los valores de las propiedades tienen que revisarse. Entonces, hay contraofertas respecto de la venta de los inmuebles, con baja en los valores originales, que es parte de una decisión de los propietarios. Es una situación que estamos viendo, de permutas y baja en los precios para concretar esa operación”, subrayó.

    Daviña, en tanto, coincidió con estos términos y planteó que está saturado el mercado de alquileres, ámbito en el que la demanda prima por sobre la oferta.

    Discusión sobre la Ley de Alquileres

    La discusión parlamentaria sobre la modificación en la Ley de Alquileres genera expectativas en el sector inmobiliario, para revertir los incrementos en los costos de las propiedades que generó el cálculo que la normativa que actualmente está en vigencia desde julio de 2020.
    Sobre este punto, Pablo Daviña, titular de la CIM, manifestó que “desde las diferentes cámaras hubo reuniones con todos los legisladores de la provincia de Misiones para exponer la situación del mercado locativo”.
    En este sentido, destacó la escucha para tener en consideración la perspectiva del sector, que como mencionó este matutino semanas atrás, insiste en actualizaciones semestrales como también en recortar el período de duración de los contratos, de tres a dos años.
    Sin embargo, planteó que “hoy por hoy priman otros intereses, en los que no están presentes las demandas de los inquilinos y de los propietarios”.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias