21 C
Posadas
miércoles, 25 mayo, 2022
+SECCIONES

    Martín Guzmán discutió el acuerdo con el FMI con los diputados del Frente de Todos: qué los une y qué los diferencia

    Destacadas

    En medio de las fuertes tensiones que genera dentro del oficialismo el nuevo acuerdo con el FMI, este lunes el ministro de Economía, Martín Guzmán, se presentará en la reunión de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas para dar inicio al tratamiento del entendimiento en la Cámara de Diputados. En la previa, el domingo Guzmán fue al Congreso en donde se reunió con los diputados oficialistas, en un encuentro comandado por el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, y el titular del bloque del FdT, Germán Martínez. Durante la reunión, Massa aseguró: “Quiero que cada diputado y diputada tenga toda la información para que no haya dudas”.

    Tanto Massa como el jefe de bloque tienen la ardua tarea de cohesionar las diferentes visiones que conviven dentro del oficialismo. En diálogo, Martínez dijo: “Estamos trabajando, y trabajamos todo este tiempo, para ir generando los mecanismos necesarios para poder aprobarlo en el recinto y mi expectativa es positiva”.

    El desprecio de Alberto Fernández por el FMI

    El domingo por la mañana, el presidente Alberto Fernández destacó que “tenemos que votar este acuerdo con el FMI con el que nadie está feliz. Hubiéramos querido que el Fondo jamás vuelva a la Argentina. Algunos creen que esto implicará condicionamientos que frenen todos los deseos colectivos, pero quiero que sepan que negocié dos años para que eso no pase. Nadie va a doblegar nuestro deseo y nuestra definición de seguir creciendo. Lo puedo decir porque discutí dos años con ese FMI, al que yo desprecio tanto como todos”.

    Horas más tarde se realizó la reunión convocada por el diputado Carlos Heller –que el sábado dijo que había que “taparse la nariz y votar a favor del acuerdo”– para definir la estrategia del bloque de cara a una semana legislativa muy intensa por las marcadas diferencias internas y por los tiempos ajustados debido a la proximidad de los pagos. Desde el Gobierno pretenden llegar con un dictamen favorable al recinto el jueves o viernes, para que, luego de eso, el entendimiento pase a la Cámara de Senadores. De allí deberá ser validado por el directorio del FMI y la idea es llegar con todo aprobado al 22 de marzo, cuando se deberían pagar 2800 millones de dólares. De todos modos, fuentes del Gobierno opinan que “si todo va en orden”, puede llegar a haber una flexibilización de las fechas de pago.

    Martín Guzmán ante los diputados del Frente de Todos

    Durante el encuentro el ministro de Economía explicó en detalle todo el programa acordado y las políticas de los próximos tres años –que es el período de compromisos asumidos–. Aseguró que no implica reformas previsionales, laborales ni privatizaciones.

    Luego de media hora de Presentación, Martínez y Massa habilitaron preguntas, que se prolongaron hasta bien entrada la noche. Ante la consulta de por qué no se cerró antes el acuerdo, el ministro contestó: “cerrar antes implicaba hacer un ajuste, implicaba obedecer, y para nuestro frente negociar nunca es ni será obedecer”.

    Las dudas fueron desde por qué pagar y cómo repercutirá a las provincias, hasta algunas más técnicas sobre tarifas, sobre cómo llegar a las metas fiscales o cuál es el plan para combatir inflación.

    Los presentes de La Cámpora

    No estuvo Máximo Kirchner, pero sí Marcos Cleri y Paula Penacca, de La Cámpora. El diputado Cleri, incluso, le pidió a Guzmán que cuente cuáles fueron las peleas puntuales con el FMI y cómo serán las revisiones cada tres meses. La intervención más incisiva fue la de Agustina Propato, que se quejó de que no hubo información suficiente.

    Más allá de las posturas divergentes dentro del FdT sobre el entendimiento, que a esta altura y después de la renuncia a la jefatura del bloque de Máximo Kirchner ya son bien conocidas, desde el Gobierno confían que contarán con los votos necesarios cuando el acuerdo llegue al recinto y destacan que, si bien no hay un pronunciamiento público de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, son “muy importantes” y “fuertes” las declaraciones del sábado del ministro del Interior –y un miembro muy importante de La Cámpora– Eduardo “Wado” de Pedro que dijo que el entendimiento alcanzado “evita una catástrofe económica”, y de la senadora –también de La Cámpora– Anabel Fernández Sagasti, que puntualizó que aún no definió su voto y que “nuestro objetivo principal es mantener unido el bloque del Frente de Todos, porque este es un acuerdo muy importante, pero además vamos a tener que seguir gobernando”.

    Cerca del Presidente suman a estos gestos el apoyo del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el del ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires –y un hombre de confianza de Máximo Kirchner–, Andrés Cuervo Larroque, que el día que se conoció que se había llegado a un acuerdo con el organismo estuvo en Casa Rosada junto al gobernador y al Presidente. En esa línea, agregan que “a medida que el acuerdo se conoce y que se comprueba que es todo lo que dijimos: que no habrá ningún ajuste, ni reforma laboral, ni previsional, todo el mundo se va calmando”.

    Las expectativas del Gobierno

    La sensación, dicen, “es que faltaba información prque no terminaban de tener el acuerdo entero, pero a medida que lo van teniendo todo se va ordenando”. Los gestos de los distintos referentes del kirchnerismo, analizan desde Balcarce 50, “permiten abrir un espacio en el cual los críticos al acuerdo, pero que de todos modos quieran votar a favor, puedan tener una cobertura y un respaldo”.

    Desde el Gobierno consideran que Máximo Kirchner “fijó su postura, pero no le va a pedir a nadie que haga lo mismo que él”. “Tiene su posición, la marcó, le parece que con eso contiene mucho a un sector, pero no creemos que esté operando en contra o para juntar diputados. No vemos eso y hay buen clima de trabajo”, sostienen.

    Según comentaron a Página12 desde el entorno de Kirchner, Máximo ya está en Capital Federal, en la semana se reunió con Sergio Massa para conversar sobre el tema y “no hay nada para aportar a la interna. Mañana empieza la comisión y en pocos días se vota. No hay nada para decir”.

    Una mirada sobre la oposición

    En Balcarce 50 agregan que “vamos a ver qué hace JxC y qué postura terminan tomando. Muchas veces eso es ordenador de nuestro bloque también”. Este domingo Juntos por el Cambio se reunió para trabajar sobre el acuerdo.

    Cerca del presidente de la Cámara, que durante estos días se reunió con referentes y diputados de los distintos bloques, consideran que “nadie de la oposición está diciendo que no van a dar quórum”. Respecto a la interna, opinan que “cada diputado va a tomar su postura y no se los va a señalar con el dedo por la posición que tomen”.

    Aclaran que “el Frente Renovador, por ejemplo, no estuvo a favor de darle la reelección indefinida a los intendentes y nadie del propio bloque señaló con el dedo esa postura. En este caso es lo mismo, se respeta cada una de las decisiones. Las coaliciones están compuestas de referentes y fuerzas con distintas miradas en algunos aspectos y eso es natural”.

    Fuentes del bloque del Frente de Todos, opinaron en diálogo con Página/12 que desde La Cámpora “están tratando de marcar una posición para el futuro, pero no creo que nadie vote en contra del acuerdo, más allá de Máximo. El resto la vamos a pelear hasta último momento para que no se abstengan y voten a favor. La reunión de hoy (por ayer) va en ese sentido”. Los números que manejan, indican que los diputados oficialistas que puedan llegar a no votar a favor rondan los 20.

    La posición del espacio sindical

    Además de los allegados a La Cámpora, otro de los sectores que aún no terminó de definir su postura respecto al acuerdo, es el espacio sindical dentro del Congreso, cuyos referentes son Hugo Yasky, de la CTA, y Sergio Palazzo, secretario general de la Bancaria. Fuentes del bloque expresaron sobre este tema que, más allá de las críticas que realizaron, están en conversación constante con ellos y son optimistas respecto a que no votarán en contra.

    Uno de los diputados oficialistas que está tratando de convencer a sus colegas dentro del bloque opinó que “votar a favor no es apoyar al Fondo. Nosotros no fuimos a buscar al crédito, e incluso rechazamos parte del crédito que no estaba desembolsado, pero no recorrimos otro camino y no hay opciones. Heredás un problema y lo solucionás o te vas con el problema”.

    El diputado, que cuenta con un amplio recorrido dentro del peronismo y vínculo con representantes de distintas provincias, expresó que “si me dijeras que si votamos en contra del acuerdo, avanza la vía judicial y se juzga a los culpables de semejante irresponsabilidad, sería distinto. Pero no es así, no hay alternativa. La causa judicial va a seguir y nosotros vamos a insistir con eso por todas las vías democráticas posibles”.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias