17.7 C
Posadas
domingo, 21 julio, 2024
+SECCIONES

    Massa ante el desafío de una semana clave

    Destacadas

    spot_img

    El plan de 10 días de estabilización económica post PASO que se trazó el ministro candidato, Sergio Massa, tendrán esta semana su momento clave, en el que deberá conjugar soluciones para la crisis macroeconómica y compensaciones para el bolsillo luego del impacto de la devaluación en los precios. Para eso, trabajó todo el fin de semana en reuniones con sus equipos técnicos.

    Según se supo , luego de que el funcionario desembarque este martes en Washington, empezarán a comunicarse diversos tipos de ayuda social y salarial para los sectores más afectados. Además, en su corto periplo por los Estados Unidos, Massa traerá para activarse este miércoles más de 8000 millones de dólares del Fondo Monetario (FMI), pero negociará más asistencia de otros organismos multilaterales, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

    Luego de esos días y a la espera de cómo evolucionará el tipo de cambio y otras variables este martes, primer día hábil tras el feriado, encarará el ministro el inicio de la campaña que ya tiene un enemigo seleccionado: la contienda es con el libertario Javier Milei, en una lucha de estilos y planes que en el entorno del candidato definen como “bien marcados”.

    Los multilaterales y los salarios

    Acompañado por su jefe de Gabinete, el sanjuanino Leonardo Madcur, Ricardo Casal y Marco Lavagna, Massa arribará este martes a Washington, donde arrancará su agenda con un encuentro con Anna Bjerde, Directora Gerente de Operaciones del Banco Mundial.

    Un rato más tarde se verá con el brasileño Ilan Goldfajn, actual Presidente del BID, que suele financiar obras de infraestructura en Argentina. Terminado ese encuentro y en una agenda que muestra un raid de encuentros muy fuertes, dialogará Massa con Jay Shambaugh y Michael Kaplan, directivos del Tesoro de los Estados Unidos, el organismo que maneja Janet Yellen y actúa como validador político del financiamiento que la administración estadounidense hace a través de los organismos multilaterales en los que tiene sillas calientes. El martes terminará para la comitiva argentina con una cena junto de funcionarios de la administración de Joe Biden.

    El último día de actividades de Massa será el miércoles, donde se reunirá con Brian Nichols, funcionario del gobierno de Joe Biden para asuntos de América Latina. Y luego con la búlgara titular del FMI, Kristalina Georgieva. La especulación es que luego de ese encuentro empezarán a darse a conocer las medidas que atañen a la recuperación del bolsillo, luego de la devaluación del 22 por ciento que disparó los precios, sobre todo, de los alimentos.

    En este sentido, el candidato a vicepresidente de Unión por la Patria (UP), Agustín Rossi, explicó que tras el regreso del ministro de Economía y candidato presidencial de su reunión con el FMI, habrá medidas para “compensar y paliar a los sectores de ingresos fijos que han sufrido con esta devaluación”. Además, dio algunas precisiones al anticipar que habrá “aumento en la Asignación Universal por Hijo (AUH)” y “va a haber una suma fija y otras medidas que sirvan como paliativo”.

    Un cara a cara con Milei

    Mientras Massa cierra la estabilización económica, sus equipos ya piensan en la estrategia política, que tendrá a Milei como centro de la disputa. Por su parte, el candidato de La Libertad Avanza parece ir en ese mismo sentido de selección de la competencia, y se configura un cabeza a cabeza entre ambos. “Son dos modelos bien diferentes”, admitieron cerca del ministro candidato.

    Destacan cerca de Massa que entre ambos hay dos maneras diferentes de entender “la presidencia, las relaciones internacionales y la Argentina”. Creen que las principales radican en que Milei ha blanqueado que quiere un ajuste mayor al que el mismo FMI propone; mientras que Massa negocia para lidiar con las exigencias de máxima de un organismo que, este año, ha jugado a la política.

    El otro punto de disputa será la propuesta de Milei de dolarizar la economía. Cerca del ministro afirman que esa posición tiene rechazo no sólo en Argentina sino en el exterior. Fuentes de los Estados Unidos las descartaron por erróneas, y algo parecido dijo Mark Stanley, embajador estadounidense, semanas atrás en un encuentro reservado con la Unión Industrial Argentina (UIA).

    El tercer punto de diferencia entre ambos, en el plano de la campaña que se viene, es el cuestionamiento a las relaciones bilaterales con Brasil y China que Milei hizo. “Son irresponsables”, consideran quienes trabajan a diario con Massa, detallando que son esos dos los principales mercados para exportar trabajo argentino.

    Fuente: Pagina 12

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias