3.7 C
Posadas
viernes, 19 agosto, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Movimientos sociales alineados con el Gobierno convocaron a una marcha para el 20 de julio

    Destacadas

    spot_img

    La pelea por la implementación de un Salario Básico Universal (SBU) para los trabajadores informales ya empezó a ganar la calle. Este miércoles se realizaron más de 300 asambleas en todo el país donde se votó a favor de iniciar un plan de lucha el próximo 20 de julio con asambleas en las principales rutas de todo el territorio nacional. El encuentro que se realizó en el hall de la estación Constitución mostró un acercamiento entre las distintas vertientes de los movimientos sociales en la que confluyeron la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y La Poderosa y organizaciones de Unidad Piquetera, a la que también se sumó la CTA Autónoma en búsqueda de tratar de coordinar una acción conjunta frente a la crítica situación económica y social. Un proceso incipiente que por ahora continúa con distintos pliegos reivindicativos. La Casa Rosada tomó nota y el presidente Alberto Fernández recibió por la tarde a distintos dirigentes de las organizaciones sociales alineadas con el Gobierno que impulsan la creación del SBU.

    Las asambleas realizadas este miércoles votaron el plan de lucha que el 20 de julio se plasmará con movilizaciones y asambleas en las principales rutas del país con un basto pliego reivindicatorio: “Salario Básico Universal para todos los trabajadores y trabajadoras informales; aumento general de salario para empleados públicos y privados; aumento para jubilados de la mínima; y aguinaldo para cooperativistas del potenciar trabajo. Además de la reducción de la jornada de trabajo por pedido de trabajadores asalariados formales”.

    La asamblea en la terminal ferroviaria de Constitución fue la que expresó el “gesto de unidad” de un amplio abanico de organizaciones territoriales que hasta ahora marchan por distintos carriles reivindicativos y políticos. Allí expusieron sus opiniones Hugo “Cachorro” Godoy (CTA Autónoma), Esteban Gringo Castro (secretario general de UTEP y referente del Movimiento Evita), Raúl Godoy (PTS- empresas recuperadas), Juan Marino (Partido Piquetero), Eduardo Montes (FETRAES), Mónica Pérez (Los Pibes), Eduardo Belliboni (Polo Obrero), Dina Sánchez (secretaria adjunta UTEP), Norma Morales (secretaria adjunta UTEP), Nacho Levy (La Poderosa), Juan Grabois (MTE-UTEP), y representantes del FOL, Proyecto 7, Red Humanista por la Renta Básica, FUBA, Frente Social Migrante, Frente Barrial 19 de diciembre y Vendedores Ambulantes de Once.

    Un acercamiento que arrancó hace menos de una semana con el repudio conjunto en la Cámara de Diputados contra la criminalización de los movimientos sociales, luego que se produjeran más de 40 violentos allanamientos judiciales a comedores populares y viviendas de militantes barriales en Jujuy, Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Chubut y Santa Fe. Una rueda de prensa que unió a organizaciones territoriales alineadas con el FdT (como la UTEP y La Tupac) y de la izquierda (Unidad Piquetera), y que en lo político coinciden con el rechazo al acuerdo con el FMI.

    “Somos millones de trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular para luchar por un #SalarioBasicoUniversal que garantice un plato de comida y para que nadie esté por debajo de la línea de la pobreza”, publicó en las redes sociales la referente del MTD, Dina Sánchez, luego de la asamblea en Constitución. Allí también confirmó que en la asamblea se convocó a “una enorme movilización con cortes para el próximo 20 de julio”, en reclamo de un salario universal y un aguinaldo para programas como el Potenciar Trabajo.

    En Constitución, la CTA Autónoma también planteó su propuesta: “Es necesario aumentar el salario de activos y jubilados, aumentar el salario mínimo, e implementar el Salario Básico Universal”, dijo “Cachorro” Godoy. En tanto, el dirigente del Polo Obrero y Unidad Piquetera, Eduardo Belliboni, dejó abierta la posibilidad de sumarse a la jornada de protesta del 20 de julio. “Luego de la marcha discutiremos si nos sumamos a la movilización del 20, pero seguramente estaremos en las calles porque compartimos con estas organizaciones la necesidad de luchar en las calles y exigir un paro nacional general a las centrales obreras”, afirmó.

    No obstante, otros dirigentes de las organizaciones que integran Unidad Piquetera admitieron  que “no hay una visión común respecto del Salario Básico Universal”. Explicaron a este diario que su pliego reivindicatorio votado entre las organizaciones es “la universalización del Potenciar Trabajo” porque “para nosotros la contraprestación laboral no es un tema menor”.

    Marchas

    Unidad Piquetera marchará este jueves a Plaza de Mayo para reclamar a la ministra de Economía, Silvina Batakis, un bono especial de 20 mil pesos para trabajadores informales y jubilados. Además de insistir en la reapertura de los planes Potenciar Trabajo. Un acto al que Billiboni también invitó a los referentes de la UTEP con otro gesto de acercamiento entre los movimientos territoriales.

    En tanto, la UTEP tendrá su propia movilización este jueves frente al Congreso, donde instalará una feria popular para reclamar la sanción de distintas las leyes para la economía popular que impulsan los movimientos sociales alineados con el Gobierno bajo la consigna “Tierra, Techo y Trabajo”, entre ellas la creación de una Empresa Nacional de Alimentos. Aunque algunos de sus dirigentes se habrían comprometido a participar de la movilización de Unidad Piquetera.

    Casa Rosada

    En el Gobierno tomaron rápidamente nota de los reclamos y, por la tarde-noche, el Presidente recibió a dirigentes de los movimientos territoriales alineados con el oficialismo. Una reunión imprevista que fue confirmada por la portavoz Gabriela Cerruti. La lista de los referentes que ingresaron al primer piso de Casa de Gobierno incluyó a Esteban “Gringo” Castro, Ángel Adolfo Borello, Cristián Javier Romo, Alejandro Garfagninim, Beatriz Fleischman, María Mireyra Esteves, Norma Morales, Laura Pugliese, Alejandro Abregú, Luciano Álvarez y Juan Carlos Alderete.

    Durante la reunión, Fernández se “solidarizó” y expresó su “apoyo incondicional” a las organizaciones por los allanamientos ocurridos en los últimos días en distintos comederos y merenderos populares del país. “El encuentro fue muy positivo porque estuvimos hablando de la situación a partir de los allanamientos, tanto en Capital, 3 de Febrero, La Matanza y en Jujuy, todas en la misma semana”, expresó Esteban Castro.

    Además, explicó que “seguirán en calle” porque “no le temen a la conflictividad”. “Son pujas distributivas”, concluyó al salir la reunión en Casa de Gobierno.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias