16.7 C
Posadas
lunes, 8 agosto, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Mucha reunión y poca paz

    Destacadas

    spot_img
    Mientras, como ya es costumbre, la calle en la ciudad de Buenos Aires fue un infierno con cantidad de movilizaciones de protesta que no cesan, y que responden a la medición de fuerza entre movimientos sociales por una caja que amenaza con achicarse ante la creciente limitación de recursos, y la falta de alguna idea superada que permita saltear el escollo. “Pero, realmente quieren tranquilizar el ambiente…?”, fue la enigmática pregunta de un dirigente social que dejó la respuesta flotando en el aire.

    Es que la mayoría, incluida la “gente de la calle”, está convencida que mientras no haya un acuerdo sólido entre Alberto Fernández y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, tal situación no se va a alcanzar. De ahí la gran expectativa que se generó por el almuerzo de más de 3 horas que ambos mantuvieron el sábado en Olivos, del cual trascendieron unas pocas cuestiones, mientras que el resto seguramente se va a ir conociendo en los próximos días.

    Tanto eso, como los rumores de una nueva gestión diplomática a la que el sector empresario le adjudica el inesperado viaje de Batakis a los EE.UU. fueron parte de la usina de rumores y especulaciones que se disparan, especialmente, después que abortara el viaje de Alberto Fernández a Washington, para reunirse con Joe Biden, afectado ahora por covid. En este punto los comentarios fueron casi unánimes: más allá de los problemas del Gobierno, Alberto Fernández no tiene ni por lejos una buena estrella para las relaciones internacionales. El covid presidencial de Washington lo alejó, quizás por mucho tiempo (demasiado) de la chance de hacer equilibrio y lograr algún apoyo apelando al viejo recurso peronista de las fotos. No puso ser con Biden.

    La cosa no terminó ahí. Cambios en el Gabinete, incluyendo un nuevo avance de Sergio Massa que podría dejar la Jefatura de la Cámara baja, para pasar a la de Gabinete, casi como un superministro (o algo más?), y hasta con un plan que los rumores aseguran que “se está estudiando” también se multiplicó en todos los niveles, aunque nadie asegura que Massa cuente con más credibilidad entre los sectores empresarios y sindicales que son imprescindibles a la hora de tranquilizar el panorama. La Cancillería sería clave en ese juego de cambios que muchos soñaron este fin de semana, pero que por ahora no tiene bases sólidas.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias