15.7 C
Posadas
domingo, 19 mayo, 2024
+SECCIONES

    Música, fotografías y cuadros para despedir a Ramón Ayala

    Destacadas

    spot_img

    El velorio de Ramón Ayala que se está realizando en una sala funeraria del barrio porteño de Almagro es el que quería el artista: con su música sonando de fondo, un cuadro de un paisaje misionero en la cabecera del ataúd y gente que se acerca a despedirlo con lagrimas pero también con la alegría de haberlo conocido. El ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, y la cantante Teresa Paradi, fueron algunos de los amigos que se acercaron a despedir al Mensú.

    “Respetamos sus pedidos. El no quería que su imagen se viera en un ataúd, por eso esta cerrado. Tampoco quería ir a un cementerio por eso las cenizas las llevaremos a su querida Misiones, a su amado río a esa naturaleza con la que quería estar por siempre.” señaló Maria Teresa Cuenca, su compañera de vida en los últimos 40 años.

    Otra cosa que el artista misionero no quería era un funeral lleno de llantos. Fiel a su estilo de vida siempre buscando disfrutar al máximo cada momento. En una entrevista hace unos años con El Territorio dijo “cada  minuto es un momento único que pasa y nunca más vuelve. Ningún minuto es igual al. Anterior o al que lo sucede. Por eso cada minuto cuenta y hay que saber disfrutar el misterio de la vida”. Y así fue su velorio lleno de minutos entregados por quienes lo conocieron a anécdotas de la rica historia de vida del creador del gualambao.

    Teresa Parodí y Tristan Bauer en la despedida de Ramón Ayala. / Foto: Daniela Cortés

     

     

    Ramón Ayala, creador original, exuberante y plebeyo, referencia por excelencia de la música litoraleña y ejemplo de una forma de acercamiento del hecho artístico inasible para los medios de comunicación, falleció hoy a los 96 años en la Ciudad de Buenos Aires. Allegados al artista indicaron a que murió en el Sanatorio Güemes donde se encontraba internado y en delicado estado desde hace poco más de 10 días a causa del agravamiento de un cuadro de neumonía.

    El velorio de Ramón Ayala este viernes al mediodía y continuará hasta las 20 horas en esta tarde de día feriado, con poco movimiento de personas en el barrio de Almagro. La mayoría de la gente que transita esa cuadra de Quito y Castro Barros es porque va al funeral. Hay artistas, familiares, vecinos, funcionarios públicos y también gente que se entero de su partida y se acerca pidiendo permiso para entrar y darle el último adiós.

     

     

    Sobre el ataúd hay un portaretrato con una fotografía en blanco u negro del artista Eduardo Fisicaro que muestra un Ramón Ayala sonriendo, mirando al más allá con su inconfundible sombrero, pañuelo al cuello y tupidos bigotes. Al costado del ataúd una enorme corona de flores de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (Sadaic). De fondo suena ‘Mi pequeño Amor”.

    Tristán Bauer, ministro de Cultura de la Nación, sale de la sala velatoria donde despiden los restos del Mensú. / Foto: Daniela Cortés

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias