23.7 C
Posadas
domingo, 14 agosto, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Nicolás Pachelo: “Nunca tuve una discusión con María Marta, no la conocía”

    Destacadas

    spot_img

    Nicolás Pachelo, principal imputado en el crimen de María Marta García Belsunce, asesinada en 2002 de seis balazos en la cabeza en su casa del country Carmel de Pilar, declaró este jueves ante el Tribunal Oral Criminal N°4 de San Isidro que lo juzga por “robo y homicidio agravado”. Negó estar relaciondo con el asesinato y apuntó contra la familia de la víctima por la forma en la que actuaron al encontrarla sin vida.

    “Soy totalmente ajeno a las imputaciones, nunca tuve una discusión con María Marta. Nunca tuve un diálogo, no la conocía”, aseguró Pachelo ante los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin, en la octava audiencia del juicio que pretende aclarar el homicidio de García Belsunce.

    Se trata de la primera declaración que Pachelo ofrece a la Justicia, ya que hasta el momento solo había dado su versión de los hechos a la prensa. Este miércoles, su abogado había adelantado que el imputado pediría declarar, luego de escuchar el testimonio que el martes ofreció el empresario Mariano Maggi y que al día siguiente dio Nora “Pichi” Burgues de Taylor, amiga de María Marta.

    “Si me tenía terror, tenía mil lugares para pasar en Carmel”
    En su declaración como testigo, Taylor aseguró que María Marta le “tenía miedo” a Pachelo y que sabía que él era el autor del secuestro extorsivo de Tom, el perro labrador que la socióloga tenía junto a su esposo, Carlos Carrascosa.

    “(María Marta) pasaba los cinco días por mi casa haciendo gimnasia. Lo han dicho mi mujer y mi mucama. Si me tenía terror, como dicen, tenía mil lugares para pasar en Carmel, no por la puerta de mi casa… Todos los testimonios que han dicho de que ella me tenía terror son todos de familiares y amigos”, planteó este jueves Pachelo, en respuesta a lo declarado por Taylor.

    El principal imputado también apuntó contra el empresario Mariano Maggi, el vendedor de autos que el martes pasado lo acuso de estafa por haberle pagado con cheques robados la compra de una camioneta. Según Maggi, a raíz de ese conflicto, que data del año 2000 y por el cual presentó una denuncia, Pachelo le rompió dos veces los vidrios de su local y lo amenazó diciéndole: “Si yo tuve huevos de matar a mi padre, imaginate que matarte a vos o a tu vieja para mí no significa nada”.

    Pachelo contestó este jueves que es mentira que él haya sido el autor de la rotura de los vidrios de la agencia, ya que fue “una semana después” del problema que tuvieron con el auto y recordó que a él ya lo inhibieron por ese litigio legal. Sucedió que el expediente de Maggi aterrizó en la fiscalía de Molina Pico –denunciado esta semana por Carrascosa por “encubrimiento agravado”–, quien demoró apenas un mes en archivar la causa.

    La chicana a la familia Carrascosa-García Belsunce
    Respecto a la muerte de su padre, Pachelo declaró, en chicana a la familia de María Marta: “¿Qué tiene que ver la muerte de mi padre? Aprovecho ya que lo han traído acá. Por la muerte de mi parte, se llamó a la Policía, vino a las dos horas y media que lo encontramos, vino el fiscal, vinieron los peritos. Estaba yo, la mujer de mi padre y mi padrino, el hermano de mi padre. Llamamos a la Policía cuando mi papá se mató. No llamamos a la ambulancia ni impedimos que se llame a la Policía, ni pusimos en la partida de defunción que murió en la Cumbrecita de Córdoba, no escondimos el arma. Lo mismo hicimos con la muerte de mi madre”.

    En la declaración de este jueves, Pachelo también negó haber secuestrado al perro labrador “Tom” que María Marta y su esposo Carlos Carrascosa tenían como mascota, por el que se les hizo un pedido de rescate que no pagaron.

    Antes de que Pachelo diera su versión frente a los jueces, había declarado como testigo Florindo Cometto, un criador de perros rottweiler de la localidad de Villa Rosa, que ratificó que Pachelo le dejó a su cuidado un labrador negro de las mismas características que la mascota de María Marta, diciendo que era de su hermano. Según Cometto, Pachelo nunca lo pasó a buscar, por lo que él lo terminó vendiendo.

    “Nunca le llevé un labrador. O está mintiendo o está confundido. Le devolví un rottweiler que le había comprado”, dijo Pachelo para desmentir al testigo. Según explicó, él le había comprado dos rottweiler para “tranquilizar” la relación entre ambos, que venía siendo tensa en el último tiempo por problemas con una tosquera. “Uno se lo regalé a mi primo y otro se lo devolví porque era bravo y agresivo. ¿Qué (clase de) cuidador de perros es, que le dicen te dejo el perro de mi hermano y lo vende? Nunca me quiso contactar”, comentó Pachelo.

    “Veo que hablan de mí, de mi mujer, de mis hijos, de mi padre. Yo voy aclarando a medida que haya testimonios”, añadió Pachelo. Ante ese planteo, Federico Ecke, el juez que preside el tribunal, le advirtió que podía carear a un testigo cuando quisiera y que se ahorrara las acusaciones de falso testimonio.

    En este tercer juicio por el crimen, los fiscales Patricio Ferrari, Andrés Quintana y Federico González apuntan a demostrar que Pachelo mató de seis balazos en la cabeza a María Marta cuando lo sorprendió robando en su casa con la ayuda de los dos vigiladores, Norberto Glennon (57) y José Ortiz (45), quienes también están imputados en la causa.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias