20.7 C
Posadas
jueves, 6 octubre, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Ofelia Fernández apuntó al Poder Judicial local

    Destacadas

    spot_img

    Luego de la presentación en Posadas, el 29 de agosto, del amicus curiae por parte de la Dirección Nacional de Promoción y Fortalecimiento para el Acceso a la Justicia, para pedir la libertad de María Ovando, la legisladora porteña Ofelia Fernández, quien estuvo presente en ese momento, se refirió al caso y a la Justicia misionera a través de un mensaje en redes sociales.

    Apuntó contra el Poder Judicial y refirió a la situación de vulnerabilidad en la que se encontraba Ovando, lo cual no fue contemplado por el Estado que luego la condenó, primero, por la muerte de su hija y seguidamente, le dictó una condena de 20 años por presuntamente haber permitido o no haber impedido abusos sexuales en su familia.

    “Hace poco estuve en Misiones y necesito hablarles de por qué: otra vez el Poder Judicial es injusto, vaya sorpresa, con una mujer, y se trata de María Ovando. Ella vivía en una zona muy pobre de Eldorado. Sus padres le pegaban y a los trece años la entregaron a un señor que también la golpeaba, la violaba y producto de ello nacieron nueve de sus hijos. Después tuvo tres hijos más en una relación violenta”, refirió.

    En ese contexto, explicó: “Ella no tenía ayuda social ni trabajo formal, trabajaba picando piedras para el gobierno a cambio de vales de alimentos. Una vez que su hija de 3 años se enfermó, el hospital más cercano estaba a 20 kilómetros, María caminó con su hija en brazos y la nena murió en el camino. Por eso la metieron presa. “No les pareció criminal que no haya ni acceso a la salud, ni al trabajo ni a los alimentos para María y su familia. Les pareció criminal María, tampoco se le atribuyó responsabilidad alguna al padre. Para María nunca hubo Estado viviendo así, el Estado apareció sólo para juzgarla por mala madre”.

    Con respecto a los pedidos de libertad, encabezado por los movimientos de Derechos Humanos, Ofelia manifestó: “Fue tal la movilización que después de casi dos años la liberaron, pero hoy María decide denunciarlos por haberla hecho estar dos años presa injustamente. Y ahí los jueces decidieron que hacer justicia era vengarse porque los molestaron un poco. Vengarse porque pusieron en la escena pública que ellos abandonan a las personas para después juzgarlas”.

    A raíz de esta situación, “le sacaron a sus hijos. Es decir, definieron que ella no podía cuidarlos. Y después le armaron una causa diciendo que no impidió abusos a los niños de los que ya no tenía la guarda, sin pruebas. Pero para colmo, a los que definieron abusadores les dieron 12 años de prisión y a María le dieron 20 años”.

    “Incluso si no fuese un juicio desastroso y de revancha, ¿de verdad creen que es más culpable una madre por no evitar abusos, que los propios abusadores? Yo no lo veo sentido”, inquirió y consideró que “toda esta perversidad pasa porque la Justicia de la provincia piensa que es impune, que el derecho es una plastilina con la que pueden hacer lo que quieran. O sea, no van a proteger a nadie que no sea ellos mismos, por eso se ocupan de difundir que María es un monstruo”.

    Además recordó que fue “a Misiones a trabajar en el caso, a acompañar con la directora nacional de Acceso a la Justicia, la presentación de un amicus y a visitar a María en el penal. Pero necesitamos que sepan lo que está pasando, que el país lo condene, que sepan que los están mirando y ojalá que podamos revertir esta sentencia absurda y conseguir la libertad de María”.  “Básicamente necesitamos una Justicia que no nos de asco, que no sea arbitraria y que sea algo parecida a justa. Porque no debe ser el único caso como este. Necesitamos que se sumen a este reclamo”, completó.

    La condena de Ovando

    Ovando fue condenada el 28 de octubre del 2020 a 20 años de prisión por presuntamente no haber evitado abusos sexuales hacia sus hijas y nietas. Si bien la mujer llegó al juicio en libertad, fue detenida apenas dictada la sentencia, en una causa “cuyo armado remite a un claro gesto de venganza hacia ella de parte de un sector del Poder Judicial que no logró condenarla en el 2012 por no haber podido evitar la muerte de una de sus hijas”, señaló el equipo de defensa de la mujer.

    Fuente El territorio

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias