23 C
Posadas
lunes, 26 septiembre, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Pastor evangélico fue acusado de abusar a una niña en el hogar que administraba

    Destacadas

    spot_img

    Casi dos décadas después de haber sido denunciado y tras permanecer prófugo más de diez años, un pastor evangélico está siendo juzgado por abuso sexual de una niña que al momento de los hechos (2004) tenía 13 años y vivía en un hogar de menores de la localidad de San Vicente, en el que el acusado era administrador junto a su esposa.

    El debate oral se desarrolla desde las 8.30 en el Tribunal Penal Uno de Oberá. Baldomiro Runge (56) está sentado en el banquillo bajo los cargos abuso sexual con acceso carnal agravado por su condición de guardador y ministro de culto, abuso sexual simple y amenazas en concurso real. Es asistido por tres abogados particulares en tanto que la acusación está a cargo de la fiscal Estela Salguero.

    De acuerdo a la elevación a juicio formulada por el fiscal de Instrucción Tres, Rodolfo Cáceres, la menor fue abusada una noche que fue llevada a dormir a la casa del acusado, en la cama donde dormían las dos hijas de éste, aunque se repetían con manoseos y situaciones obsenas en el hogar que estaba situado al lado de la iglesia en la cual ejercía de pastor.

    En el inicio de juicio, Runge decidió romper el silencio ante los jueces y negó las acusaciones. “Confío en Dios y se que Dios hará justicia”, dijo y aclaró que “en estos años jamás me fui de Misiones,”, dejando entrever que no estuvo prófugo sinó que las autoridades no lo buscaban, y en ese punto añadió que “me presenté cada vez que me citaron”.

    En otro tramo de su declaración el sindicado autor de los abusos apuntó hacia la denunciante, ahora con 31 años, y a quien fue pareja de ésta. “La sacó del hogar, vivieron dos meses y la dejó en la calle, la metió en un prostíbulo. Cuando me enteré le dije que iba a denunciar, dos días después me denunciaron a mí y desde ahí no pude hacer nada”, declaró.

    Más allá de eso describió que “el hogar siempre estuvo abierto para todas las autoridades de control, muchos funcionarios llegaban, hablaban con los chicos y siempre estuvo todo funcionando bien”, y cuestionó “eran muchos chicos conviviendo, cómo es que solamente ella (víctima) me hace estas acusaciones, dónde están los otros que también deberían haber acusado”.

    Para esta jornada está previsto que declaren diez testigos, entre los que está la denunciante. Los jueces son Francisco Aguirre, Orlando Moreira y Jorge Villalba, los últimos en calidad de subrogantes.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias