30 C
Posadas
lunes, 15 agosto, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Primero Malvinas, después lo demás

    Destacadas

    spot_img

    La penúltima reunión bilateral que tuvo el presidente Alberto Fernández fue de alto voltaje político. En un encuentro pedido por el premier británico, Boris Johnson, Argentina dejó en claro que no habrá negocios bilaterales si el Reino Unido no se sienta en serio a negociar por la soberanía en Malvinas.

    El Presidente le dijo a Johnson que el tema de las islas no es menor para la sociedad argentina, que se palpa en la calle. Todo sucedió luego de que ambos hablaran largo rato del conflicto entre Rusia y Ucrania y su impacto global sobre las economías emergentes.

    El británico se mostró optimista e interesado, en particular, en negocios con Argentina por granos, el trigo y las proteínas. Pero fue allí donde Fernández le explicó que las posibilidades son muchas si hay de parte de los británicos una idea de armar una mesa de negociación por un tema central para el país.

    Pero eso parece representar un problema de difícil resolución: “Eso ya se definió hace 40 años”, dijo Johnson sobre las islas, dejando en claro que cree que el asunto en las islas ya se zanjó en el conflicto bélico de 1982. Con esa posición, el líder británico no solo le cierra la puerta a charlar un tema que la comunidad internacional reclama debatir, sino que desconoce las constantes recomendaciones de Naciones Unidas.

    “Jonhson me agradeció la participación en el G7 y escuchó las particularidades de la posición argentina sobre Ucrania. Pero en un momento le dije: ‘Quiero ser honesto con usted, es difícil que nos podamos sentar a hablar de otros temas sin sentarnos a hablar de Malvinas'”, relató el mandatario. Luego reiteró que la Argentina está lista para retomar el diálogo de acuerdo con las resoluciones de Naciones Unidas. Además, pidió el restablecimiento de vuelos regulares entre las islas y el territorio continental argentino con la aerolínea de bandera.

    Un rato después de esa reunión, el Gobierno británico formalizó la reunión y su contenido. Vía una carta en su sitio web, consideró que la soberanía no está en debate y que los que viven en las islas tienen derecho a la autodeterminación.

    Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, señaló que “Malvinas nos une a los argentinos y nos separa de Boris Johnson”.

    Massa sostuvo en su cuenta de Twitter que “Malvinas nos une a los argentinos y nos separa de Boris Johnson. Así quedó planteado por parte del Presidente en la bilateral que compartimos en la Cumbre del #G7”.

    Como parte de la agenda de reuniones bilaterales, la comitiva argentina se reunió con Johnson, ocasión en la que Fernández le dijo al funcionario inglés que no existe posibilidad de avances en la relación entre ambos países mientras no haya una negociación por la soberanía de las Islas Malvinas, tal como lo recomendó otra vez recientemente el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias