10 C
Posadas
viernes, 20 mayo, 2022
+SECCIONES

    ¿Qué hacer con las viviendas que no se alquilan?

    El gobierno evalúa cobrar un impuesto a los immuebles ociosos

    Destacadas

    El secretario de Comercio, Roberto Feletti, estableció reuniones tanto con inquilinos como inmobiliarias para encontrar una solución posible al problema histórico de los alquileres. Ante las consultas con respecto a qué medidas se podrían llevar a cabo, el secretario no descartó la semana pasada la posibilidad de aplicar regulaciones sobre las viviendas vacías que no se alquilan.

    Desde la Secretaría afirman que hay un problema con respecto al desfasaje entre inquilinos que quieren alquilar y no pueden y propietarios que optan por tener una vivienda vacía antes que alquilarla, aún teniendo que hacerse cargo de los costos que implica. En el medio se encuentra el derecho a la vivienda.

    En cuanto a la escasez de oferta de alquileres, lo cual es una de las explicaciones por el cual se disparan los precios, Feletti explicó que “el mercado no asigna bien los recursos. Actualmente, el propietario no obtiene del alquiler la renta que podría tener por el capital que compromete, y el ingreso medio no permite retribuir la renta que el propietario espera”.

    El secretario explicó que el objetivo de la cartera hoy es ver de qué manera ampliar la oferta. Para eso se creó la mesa de diálogo, en donde participan los diferentes protagonistas del conflicto con el fin de intercambiar perspectivas y posibles soluciones sostenibles en el tiempo. La semana que viene la mesa de diálogo tendrá una reunión para seguir trabajando la problemática. Desde la secretaria afirman que la preocupación central son los inquilinos.

    En declaraciones televisivas, Feletti criticó al Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, al cuestionar su política habitacional y de desarrollo urbano en la Capital Federal. “No entiendo cómo Rodríguez Larreta no se preocupa en ver que CABA se está convirtiendo en un gran inquilinato donde todos tienen contratos por 6 meses”, aseguró.

    “Estamos ante una situación de construcción, viviendas vacías y gente que se hacina”, manifestó Feletti. Sin embargo, aclaró que no es un problema único de la Ciudad, sino que está pasando en toda el Área Metropolitana de Buenos Aires porque la gente que expulsa la ciudad de Buenos Aires empieza a presionar el primer cordón”, ejemplificó.

    ¿Es una opción el impuesto a la vivienda ociosa para regular la oferta de alquileres? El secretario no descarta la posibilidad de aplicar regulaciones sobre las viviendas vacías. De hecho, recordó que “en todos los países hay regulaciones respecto del costo de la vivienda vacía”. Tal es el caso de dos ciudades: Ámsterdam y Berlín.

    Experiencia internacional

    En febrero del vigente año, Ámsterdam anunció que planea introducir la obligación de que aquellas personas que adquieran una propiedad con un valor oficial de hasta 512.000 euros residan en la vivienda durante los primeros cuatro años posteriores a la compra. La medida, que empezaría a regir el 1 de abril, impediría alquilar la casa durante ese período con el objetivo de frenar la especulación inmobiliaria que elevó los precios de los alquileres en los últimos años.

    En septiembre de 2021, Berlín aprobó un referéndum para la expropiación de 240.000 viviendas para que el Estado pueda regular el mercado inmobiliario, un sector altamente concentrado donde reina la especulación, y así bajar el precio de los alquileres. En Berlín, donde el 85 por ciento de las personas son inquilinas, se votó masivamente a favor de la expropiación de las grandes inmobiliarias que tengan más de 3.000 departamentos. En el último tiempo, Berlín que solía ser una de las ciudades más baratas de la región pasó a observar súbitos incrementos en los alquileres que los inquilinos atribuyen a las grandes inmobiliarias.

    España también estableció medidas para terminar con la especulación inmobiliaria. A principios de febrero, el país aprobó la Ley de Vivienda que incluye dos medidas que apuntan a controlar los precios de los alquileres. Por un lado, los topes a las rentas se establecerán en las consideradas “zonas tensionadas” para lo que el Ejecutivo estableció un plazo de 18 meses para fijar su limitación desde la entrada en vigencia de la ley, una vez que se apruebe en el Parlamento. Por el otro, los municipios podrán aplicar un recargo en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) de hasta el 150 por ciento para sacar esa propiedad al mercado para su alquiler o venta. La ley también contempla bonificaciones fiscales de hasta el 90 por ciento para los propietarios de viviendas que rebajen los precios de los alquileres.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias