23 C
Posadas
lunes, 26 septiembre, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Ruiz Díaz admitió el femicidio de Gisel y recibirá la pena de prisión perpetua

    El hombre debía ser enjuiciado la semana próxima, pero ayer reconoció el hecho en un juicio abreviado. Resta la homologación del tribunal. Estará preso hasta 2051

    Destacadas

    spot_img

    Carlos Martín Ruiz Díaz (31), acusado por el femicidio de su pareja Gisel Rodríguez Da Silva (26) en 2016, reconoció ayer su culpabilidad en el hecho mediante la vía de un juicio abreviado y firmó una condena a prisión perpetua.

    El hombre debía ser enjuiciado en la sala de audiencias del Tribunal Penal Dos de Posadas los días 9, 10, 11 y 12 de este mes, pero en las últimas horas decidió admitir su responsabilidad en el hecho y evitar la exposición pública que significaría el debate oral, proceso en el cual igualmente era pasible de recibir la pena máxima que equivale a 35 años de prisión de cumplimiento efectivo.

    El acuerdo de juicio abreviado se materializó ayer por la mañana mediante la realización de una videollamada en la cual participaron tanto el acusado desde su lugar de detención, como así también la defensora oficial Celina Silveira Márquez y el representante del Ministerio Público Fiscal, Martín Alejandro Rau.

    Fue en esta audiencia online que Ruiz Díaz admitió haber asesinado a Gisel durante la mañana del 20 de marzo de 2016 en la casa que compartían en el barrio Residencial Sur de Posadas y aceptó recibir la única pena prevista para un delito de este tipo: prisión perpetua.

    De esta forma, próximamente el Tribunal Penal Dos deberá homologar el acuerdo y dictar la sentencia que declarará formalmente a Ruiz Díaz como penalmente responsable por el delito de “homicidio doblemente calificado por el vínculo y por ser cometido contra una mujer en contexto de violencia de género”, previsto y penado por el artículo 80, incisos 1 y 11 del Código Penal Argentino. Este paso es prácticamente un hecho, consignaron las fuentes consultadas.

    Ruiz Díaz ya había tenido fecha de juicio a comienzos de agosto del año pasado, pero el debate debió suspenderse por cuestiones de agendas y por eso finalmente había sido reprogramado para el corriente mes de 2021. Sin embargo, la posibilidad de firmar un juicio abreviado siempre estuvo latente, dada la batería de pruebas que el acusado tenía en su contra.

    El hecho que ahora admitió Ruiz Díaz se registró el 20 de marzo de 2016, en una vivienda ubicada en el barrio Residencial Sur, detrás de la famosa chacra 32-33 de Posadas, donde la víctima convivía junto al acusado  y a una pequeña hija de ambos, de cuatro años en ese entonces.

    De acuerdo a lo que se pudo reconstruir, el crimen fue perpetrado entre las 8 y las 10 de la mañana de ese día después de una discusión protagonizada por la pareja.

    Los estudios forenses determinaron que la víctima fue golpeada y luego estrangulada, en forma mecánica primero y con un cordón después.

    Además, las pericias practicadas dentro del inmueble permitieron reconstruir que el crimen fue perpetrado dentro de una habitación y que el cuerpo luego fue trasladado hasta el sofá del living. Incluso, se estima que el acusado limpió el cadáver de la víctima en el baño.

    Después de todo esto, Ruiz Díaz tomó a su hija y la llevó hasta la casa de los padres de Gisel, ante quienes esgrimió un argumento poco sólido sobre la situación.

    Lo sucedido despertó sospechas en los padres de la muchacha, quienes decidieron ir hasta la casa de Gisel y allí descubrieron lo que realmente había ocurrido.

    “Él vino acá, saludó a mi esposa con un beso y entregó a mi nieta mientras tenía a Gisel muerta en el sofá de su casa. Luego se hizo pasar por ella por celular y por poco no escapa con el cuerpo en el baúl de su auto. Él actuó con frialdad, besó a mi esposa y me abrazó después de que ya había matado a mi hija”, expresó Waldemar, el padre de Gisel, en una de las entrevistas brindadas a El Territorio después del hecho.

    Tras descubrir la dura escena, los padres de la joven dieron aviso del hecho a la Policía y allí comenzó la investigación del caso, aunque para ese entonces Ruiz Díaz ya había dejado el país a bordo de su automóvil Peugeot 405 negro.

    Su salida del país quedó registrada en las planillas migratorias del puente internacional San Roque González de Santa Cruz, por lo cual la Justicia solicitó colaboración urgente a la Policía paraguaya, que un día después terminó localizando al sujeto en la terminal de ómnibus de Encarnación.

    Allí, Ruiz Díaz fue detenido y trasladado a una comisaría local, instancia en la cual fue entrevistado por un equipo periodístico de la ciudad fronteriza.

    “Sí”, respondió el acusado cuando una periodista paraguaya le preguntó si él había sido el autor del crimen y luego argumentó que fue “por problemas personales”, aunque toda esta declaración siempre careció de valor judicial.

    Después de eso, el hombre fue trasladado nuevamente a la Argentina, donde quedó detenido y a su tiempo fue procesado con la prisión preventiva, aunque al momento de comparecer ante la Justicia prefirió no declarar.

    En la investigación del hecho participó la Dirección Homicidios e intervino el Juzgado de Instrucción Uno, a cargo del magistrado Marcelo Cardozo.

    Ahora, tras el acuerdo de juicio abreviado y la firma de una condena a prisión perpetua, a Ruiz Díaz le deparan varios años de encierro ya que dicha pena establece 35 años de prisión de cumplimiento efectivo. Es decir que deberá permanecer tras las rejas hasta 2051, ya que la pena empezó a contabilizarse desde 2016, cuando fue detenido.

    Claves del caso
    Hecho. El femicidio se registró durante la mañana del 20 de marzo de 2016, en la casa que la pareja compartía en el barrio Residencial Sur. La hija de ambos estaba en el lugar ese día.

    Reconstrucción. Gisel fue estrangulada en su habitación, de forma mecánica primero y con un cordón después. El femicida movió el cuerpo luego y lo dejó en un sofá.

    Detención. Tras el hecho, Ruiz Díaz escapó a Paraguay. Su salida quedó en los registros migratorios. En una comisaría paraguaya fue entrevistado por medios locales y confesó el crimen.

    Fuente: https://www.elterritorio.com.ar/

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias