20 C
Posadas
jueves, 13 junio, 2024
+SECCIONES

    San Pedro: padres de alumnos que asisten al CEP 37 de Tobuna tomaron el establecimiento por las condiciones insalubres

    Destacadas

    spot_img

    Desde primeras horas de este lunes, padres de alumnos que asisten al CEP 37 de Tobuna, San Pedro, tomaron el establecimiento educativo desesperados por las condiciones insalubres en la que deben asistir sus hijos a la escuela. Por invasión de murciélagos clausuraron dos aulas utilizadas por alumnos de tercero y quinto año, el olor es insoportable por lo que piden de manera urgente se retome la obra paralizada del nuevo edificio escolar.

    La problemática es de vieja data, se intensificó desde el 2019 cuando los padres comenzaron con los primeros reclamos y junto a las gestiones realizadas por el director, lograron la aprobación de un nuevo edificio escolar que representa la solución al preocupante problema. Sin embargo, pese a lo necesario que resulta, la obra que comenzó en 2020, está paralizada hace casi dos años.

    Mientras los responsables de solucionar el problema hacen oídos sordos a las tantas notas que enviaron desde la comunidad educativa donde solicitan la inmediata culminación de las nuevas aulas, los alumnos junto a los docentes deben asistir a clases en un espacio que no reúne las condiciones apropiadas, tanto porque se trata de una escuela de madera construida hace más de 12 años  por lo que comenzó a deteriorarse como por la invasión de murciélagos.

    Lo último es lo más inquietante, ya que los quirópteros se meten en el pequeño espacio que queda entre las chapas y el machimbre que conforman en techo y cielorraso, tornándolo un espacio insalubre, que pone en riesgo la salud de los alumnos ya que la materia fecal desprende partículas que invaden el ambiente y el olor es insoportable, hubo personal y alumnos con problemas de salud a consecuencia de esta situación.

     

     

    Sandra Pereira, una de las madres allí presentes, hizo referencia a la preocupación de los padres “Estamos cansados de mandar notas, es muy preocupante la salud de nuestros hijos y docentes, el colegio se inundó de murciélagos, no está en condiciones, hay dos aulas clausuradas. Pedimos la culminación del edificio y que el año que viene las clases se inicien normalmente”

    Y agregó “Nuestro miedo es que durante las vacaciones se inunde peor y el año que viene tengan que estar suspendidas las clases, por eso decidimos tomar esta medida para que durante esos meses tengan tiempo de finalizar la obra. Vamos a seguir con la toma de la escuela hasta que tengamos respuestas concretas”.

     

     

    Cabe mencionar que en varias oportunidades realizaron tareas con la intención de controlar, evitar y prevenir la invasión de murciélagos sin lograr resultados favorables.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias