13 C
Posadas
lunes, 2 agosto, 2021
+SECCIONES

    Tres colombianos más detenidos en Haití

    Los gobiernos de Estados Unidos y Colombia anunciaron este viernes que enviarán ayuda para investigar el asesinato del presidente haitiano. Según las autoridades, el comando que lo mató estaba integrado por 28 personas, 26 colombianos y dos estadounidenses de origen haitiano.

    Destacadas

    La investigación por el magnicidio de Jovenel Moise llevó este viernes a la detención de tres sospechosos colombianos, con lo que el total de detenidos llegó a veinte. La policía de Bogotá confirmó que al menos 17 exmilitares colombianos, algunos con formación  de élite, están implicados en la trama. Dos de ellos fueron abatidos por las fuerzas de seguridad haitianas.

    El vigésimo detenido es el colombiano Jaime Gersain Mendivelso. Los otros son Germán Alejandro Ribera García, John Jader Andela, Neil Cáceres Durán, Alex Miyer Lástima, Carlos Giovani Guerrero Torres, Ángel Mario Yacce Sierra, Jheyner Alberto Carmona Flórez. También fueron detenidos Francisco Eladio Uribe Ochoa, Nacer Franco Castañeda, Enalder Vargas Gómez, John Jairo Suares Alegría, Alejandro Zapata Girardo, John Jairo Gómez Ramírez, Víctor Albeiro Pineda Cardona, Manuel Antonio Grosso Guarín, Juan Carlos Yepes Clabijo, Edwin Blaunicet, James Solages y Joseph Vincent.

    Un fiscal de Puerto Príncipe convocó a declarar a los cuatro responsables de la seguridad de Moise, aunque no especifican si son citados en calidad de investigados o de testigos. Se trata del inspector Amazan Paul Eddy, responsable del CAT Team, división de la Policía responsable de proteger la vida del presidente; el titular de la Unidad de Seguridad Presidencia (USP), Léandre Pierre Osman; el comisario Dimitri Hérard, de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional (USGPN); y el comisario Jean Laguel, coordinador general de la Seguridad Presidencial.

    Hasta ahora las autoridades haitianas no informaron si hubo heridos o muertos entre los miembros del equipo que custodiaba la residencia donde también resultó gravemente herida la primera dama Martine Moise, actualmente internada en estado crítico en un hospital de Miami.  Desde la embajada de Taiwán en Haití informaron que once de los sospechosos fueron detenidos en las instalaciones diplomáticas taiwanesas en la capital.

    Investigación colombiana

    Las autoridades colombianas identificaron a quince de los implicados, aunque no revelaron información sobre el paso de los sospechosos por el Ejército ni las razones de su retiro. Por otro lado, el presidente Iván Duque anunció el envío a Haití de una misión de inteligencia de la policía y agentes de Interpol para apoyar la investigación del asesinato de Moise.

    El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, confirmó que la Interpol había solicitado información al gobierno y a la policía sobre los sospechosos. “Inicialmente la información señala que son ciudadanos colombianos, miembros retirados del ejército nacional”, afirmó Molano en un comunicado. El embajador de Haití en Bogotá, Jean Mary Exil, por su parte pidió apoyo al gobierno de Duque. “Lo que queremos es la verdad. Colombia es muy robusta en tema investigativo (…) debemos cooperar en unidad para que nuestros pueblos no estén padeciendo de esos actos bárbaros”, afirmó el diplomático.

    Entre los capturados está Manuel Grosso Guarín, que integró las filas del ejército colombiano hasta 2019, aunque las autoridades todavía no revelan si se trató de una expulsión. Según indicó el matutino colombiano El Tiempo, el sospechoso había recibido “entrenamiento de comando especial, con instructores estadounidenses. Y, en 2013, estaba asignado al Grupo de Fuerzas Especiales Antiterroristas Urbanas”. Grosso Guarín es oriundo de Sogamoso, una localidad cerca de Bogotá. El pasado seis de junio publicó una decena de fotografías en Facebook donde se lo ve posando en diferentes puntos turísticos de República Dominicana.

    Otro de los capturados, Francisco Eladio Uribe, también está bajo investigación en Colombia por la ejecución de un civil que fue presentado como combatiente, un hecho que es parte del escándalo de los falsos positivos, uno de los capítulos más terroríficos de la historia de ese país. Uribe salió del ejército en 2019 tras 20 años como soldado profesional. Trabajó como exescolta y conductor y fue reclutado por una supuesta empresa de seguridad que le ofreció viajar a otros países como guardaespaldas de familias poderosas, aseguró Yuli, una mujer que se identificó como la pareja del exsoldado actualmente detenido en Haití.

    En diálogo con W Radio, dijo que su esposo fue contactado por un hombre de apellido Capador, uno de los mercenarios muertos por las fuerzas haitianas tras el magnicidio. “Inicialmente la empresa les ofreció 2.700 dólares mensuales”, señaló. Según su versión, Uribe la llamó el jueves por WhatsApp para decirle que él y sus compañeros “estaban resguardados que porque los estaban buscando”. “Él no entendía muy bien lo que estaba pasando (…), fue una conversación muy vaga”, sostuvo. El director de la Policía, Jorge Luis Vargas aseguró que están investigando a cuatro empresas que, al parecer, reclutaron a los autores del asesinato del presidente haitiano. El oficial precisó que los nombres de las empresas todavía no pueden ser revelados. “Lo que estamos haciendo acá es esclarecer los hechos. Hasta el momento (…) no tenemos motivaciones”, dijo.

    Este viernes la Casa Blanca anunció que enviará a Haití a agentes del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional para ayudar en la investigación del asesinato del presidente de Haití. Washington también confirmó el envío de vacunas contra la covid-19 y un paquete de ayuda de cinco millones de dólares para asistir a la Policía Nacional a combatir la violencia de las bandas, detalló este viernes en una rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, que confirmó que el envío de vacunas será la próxima semana dependiendo de la reapertura del aeropuerto Toussaint Louverture de Puerto Príncipe, que estaba programada para hoy, según el pedido del primer ministro interino Claude Joseph.

    Actualidad Haití

    La capital de Haití volvió a reanudar sus actividades este viernes con la reactivación gradual del servicio transporte público y un mayor número de personas en las calles, aunque la incertidumbre está latente en la población y en las distintas teorías que emergen. “Se trata de extranjeros que llegaron al país para perpetrar este crimen. Los haitianos estamos consternados”, declaró un habitante de la capital. “Necesitamos saber quién está detrás de esto, sus nombres, sus antecedentes para que la justicia pueda hacer su trabajo”. Algunos, como el exsenador Steven Benoit afirmaron que pueden haber policías haitianos involucrados. “Moise fue asesinado por sus agentes de seguridad. No fueron los colombianos quienes lo asesinaron. Fueron contratados por el Estado haitiano”, dijo el viernes en la radio el exsenador Steven Benoit, sobre la confusa trama que desestabiliza al país con mayor pobreza del continente.

    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias

    spot_img
    spot_img
    spot_img