16.5 C
Posadas
lunes, 24 junio, 2024
+SECCIONES

    Sobreseyeron a los gendarmes investigados por la desaparición y muerte de Santiago Maldonado

    Destacadas

    spot_img

    A seis años de la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado, el juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, sobreseyó a todos los gendarmes que eran investigados en la causa por participar del operativo represivo en la ruta 40 para desalojar un corte de ruta que realizaba la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, del que Maldonado participaba en solidaridad con el Pueblo Mapuche. “Hoy se acaba de confirmar el pacto de impunidad para Patricia Bullrich y la gendarmería nacional”, sentenció Sergio Maldonado, hermano de Santiago, en las redes sociales tras conocer el fallo, y aseguró que Lleral “juega a la política partidaria de Juntos por el Cambio”.

    La decisión judicial benefició al gendarme Emmanuel Echazú, que estaba acusado por la desaparición forzada de Maldonado, y a los agentes Juan Pablo Escola, Víctor Vaquila Ocampo y Marcelo Ferreyra, quienes eran señalados por haber cometido los delitos de daño, abuso de autoridad y omisión de los deberes de funcionario público. Echazú fue el gendarme que la precandidata presidencial de Juntos por el Cambio y entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ascendió a subalférez por su participación en la represión, cuando era el único imputado de la causa.

    Lleral, quien se había declarado incompetente para continuar con la causa pero fue ratificado como juez por la instancias superiores, fue categórico en su dictamen y consideró que “ni siquiera se les puede dirigir el reproche de un hipotético abandono de persona en perjuicio de Santiago Andrés Maldonado, pues, tal como se dijo, no existe elemento de prueba alguno que permita sostener ese juicio de tipicidad y esa atribución penal”.

    El juez federal, en otro tramo de su resolución de 346 páginas, sostiene: “Puedo afirmar con absoluta certeza que ninguno de los sucesos y ninguna de las acciones humanas analizados son susceptibles de ser considerados delitos”. La seguridad de magistrado contrasta con el punto 3 de la parte resolutiva del dictamen, en el que deja de lado dos medidas de pruebas que habían sido impulsadas por la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia y Casación Federal.

    Lleral decidió sobreseer a los gendarmes sin realizar una reconstrucción virtual del escenario ocurrido el 1 de agosto cuando la Geneedarmería –bajo orden del ex jefe de Gabinete del ministerio de Seguridad Pablo Noceti– desalojó la ruta 40 y persiguió campo adentro a los integrantes de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen. Santiago desapareció aquel día y su cuerpo apareció 78 días más tarde 400 metros río arriba de donde había sido visto por última vez. Tras la autopsia, Lleral habló de que el cuerpo había estado 60 días sumergido en el agua, una diferencia de 18 días.

    El juez federal también decidió dejar sin efecto un peritaje tecnológico sobre los videos del expediente para identificar las expresiones verbales, la cantidad de disparos efectuados o los momentos en que los gendarmes persiguieron a la comunidad con armas u otros elementos.

    La abogada de la familia Maldonado, Verónica Heredia, había contado a PáginaI12 hace diez días –cuando se cumplió el sexto aniversario de la desaparición del joven tatuador anarquista– que el fiscal Federico Baquioni había pedido la imputación del gendarme Emmanuel Echazú, de su jefe, el comandante Pablo Escola, del ex jefe de Gabinete del ministerio de Seguridad Pablo Noceti, mano derecha de Patricia Bullrich durante su gestión como ministra en el gobierno de Mauricio Macri. Baquioni solicitó la unificación de la causa sobre la que resolvió este viernes Lleral y la que investiga la responsabilidad de Noceti.

    “La causa no va a avanzar nunca porque quien tiene que decidir es Lleral, el fiscal solicitó que se acumulara el expediente donde está imputado Noceti y este juez no decide, si tuviéramos juez hoy la causa tendría de mínima siete imputados: Echazu, Escola, Vaquila Ocampo, Ferreyra, Noceti y los directivos de la Gendarmería Gerardo Otero y Ernesto Robino”, había analizado la abogada de la familia Maldonado. Otra de las pruebas que nunca fue tenida en cuenta por Lleral fue el testimonio de la médica civil que trabajaba en el escuadrón 36 de Gendarmería, quien declaró ante el fiscal Baquioni que escuchó a un grupo de gendarmes decir “detuvimos a un hippie, lo llevamos al puesto de Gendarmería en Benetton y ahí le estaban sacando información”.

    “Lleral juega a la política partidaria de Juntos por el Cambio”

    Tras conocer el fallo de Lleral, Sergio Maldonado aseguró que el sobreseimiento de los gendarmes confirma “el pacto de impunidad para Patricia Bullrich y la gendarmería nacional” y agregó: “Hoy queda demostrado que no hay justicia en Argentina. Desde un principio se garantizó la impunidad al verdadero poder”.

    El pacto denunciando por Maldonado tuvo marcas características desde los primeros días de la desaparición de Santiago, cuando Bullrich acudió a dar explicaciones al Senado en agosto de 2017 y sostuvo: “No voy a hacer la injusticia de querer tirar un gendarme por la ventana. Prefiero como ministra asumir la responsabilidad y dejar que la Justicia investigue”.

    El respaldo de Bullrich y el gobierno de Mauricio Macri para frenar la investigación fue marcado y el ascenso otorgado al gendarme Echazú, el hasta hoy imputado por desaparición forzada, fue muestra de ello. Pero, como reveló este diario, ese apoyo trascendió el rol de Bullrich como ministra, ya que el abogado Manuel Barros era quien representaba en la causa a los otros tres gendarmes sobreseídos: Escola, Vaquila Ocampo y Ferreyra. Barros es el abogado que patrocina a Gerardo Milman, el diputado nacional de Juntos por el Cambio, ex jefe de campaña de Bulrich y funcionario del Ministerio de Seguridad cuando ocurrió la desaparición de Maldonado.

    Por otra parte,  el hermano de Santiago también apuntó contra la decisión de Lleral de sobreseer a los gendarmes en el mismo dictamen en el que suspende la reconstrucción virtual de los hechos. “Como lo hizo en el 2017, el juez Lleral juega a la política partidaria de Juntos por el Cambio. Horas previas a las elecciones de octubre de 2017 y luego del hallazgo del cuerpo, afirmó que Santiago se había ahogado solo”, recordó Sergio.

    “La historia vuelve a repetirse, a horas de los comicios del 13 de agosto de 2023, después de la represión y el asesinato de Facundo Molares, cierra por segunda vez la causa liberando de responsabilidad a la Gendarmería de Bullrich. La policía de Larreta responsable del asesinato de Facundo Molares y La Gendarmería de Bullrich responsable de la desaparición forzada y muerte de Santiago ¡son lo mismo!”, sentenció el hermano de Santiago.

    Fuente: Pagina 12

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias