25.7 C
Posadas
viernes, 9 diciembre, 2022
+SECCIONES
    spot_img

    Una mano de China a ver si afloja la tensión

    Destacadas

    spot_img

    El Gobierno busca lograr cierto aire cambiario a partir de la confirmación de la ampliación del swap con China por el equivalente a 5 mil millones de dólares. Frente a la pérdida de reservas del Banco Central en octubre y lo que va de noviembre y en medio de fuertes restricciones a las importaciones y la suba de las cotizaciones de los dólares paralelos, el equipo económico trata de dar una señal de fortaleza y de mayor holgura para afrontar los compromisos externos hasta fin de año y durante el verano. La formalización de la ampliación del swap se hará en los próximos 30 días.

    Por lo pronto, este martes el Banco Central redujo la pérdida de reservas, pero volvió a quedar en rojo. Se desprendió de otros 48 millones de dólares y así acumula en dos semanas de noviembre una merma de 911 millones de dólares, que se suman a otros 490 millones de caída de las reservas en octubre. Así, de a poco el mercado se va comiendo el saldo positivo de 5100 millones de dólares que permitió la medida extraordinaria del dólar soja, que ofreció una cotización preferencial para estimular la venta de la cosecha.

    Junto a la caída de reservas volvió la presión sobre las cotizaciones de los dólares paralelos. El dólar blue subió 8 pesos hasta los 302 pesos, su mayor valor desde la corrida cambiaria de julio. La brecha con el tipo de cambio oficial es del 86,3 por ciento. A su vez, el dólar contado con liquidación se ubicó en 310,45 pesos, el máximo valor del último mes, al tiempo que el dólar MEP quedó en 299,84 pesos.

    En el segmento oficial, el dólar sin impuestos subió 56 centavos a 169,18 pesos, de manera que el solidario –30 por ciento del impuesto PAÍS y el 35 por ciento deducible del Impuesto a las Ganancias y de Bienes Personales– llegó a 279,15 pesos y el turista –que tiene la percepción del 45 por ciento– alcanzó los 296,07 pesos.

    Señales

    En medio de una renovada presión cambiaria, aparece el anuncio de la ampliación del swap de monedas con China por el equivalente en yuanes a 5 mil millones de dólares. “Es dinero que viene a fortalecer las reservas frente al mercado único y libre de cambio. Nos da más herramientas para garantizar sobre todo las importaciones de las pequeñas y medianas empresas que a veces tienen el temor de no poder acceder a los dólares. De acá a fin de año esto va a estar en funcionamiento”, dijo el ministro de Economía, Sergio Massa, luego de la reunión que mantuvo el presidente, Alberto Fernández, junto a Xi Jinping, presidente de la República Popular de China.

    Desde el equipo económico detallaron que “con el acuerdo previo, la activación de uso cada 90 días era de 420 millones de dólares. Ahora, la activación de uso es de 34 mil millones de yuanes, que son 5 mil millones de dólares. O sea que pasamos de poder usar sobre el swap de 400 millones de dólares a usar 5 mil millones de dólares”.

    Ernesto Fernández Taboada, director ejecutivo de la Cámara Argentino-China, evaluó que “esto se estaba negociando hace rato y viene reforzar las reservas, que están muy flojas. China nos está dando una mano en un momento difícil. El monto total del swap era de 19 mil millones y ahora se agregan otros 5 mil millones”.

    El esquema del swap consiste en una línea de crédito contingente de disponibilidad para la Argentina. Una vez que se activa y se convierte a dólares, comienza el cobro de intereses por el monto utilizado. “China tiene swap con muchos otros países. En la Argentina esto empezó en la época de Néstor Kirchner, con Martín Redrado en la presidencia del BCRA. A pesar de que antes de fueran gobierno decían que el swap era un verso, el primero en ejecutar una parte de esta línea fue Mauricio Macri, cuando el ministro de Economía era Alfonso Prat-Gay”, indicó a este diario Néstor Restivo, especialista en la relación entre Argentina y China y director de la revista DangDai. Las tasas que se pagan cuando se ejecuta el swap no se conocen.

    Desde la embajada del país asiático en la Argentina difundieron un documento luego de la bilateral presidencial en donde se destaca la disposición de China para “trabajar junto con Argentina para impulsar la construcción del Foro China-CELAC” y la voluntad de ambos países en “fomentar la cooperación en el marco de la Franja y la Ruta”. No hay referencia a la ampliación del swap, que en cambio solo se conoció por la presentación ante los medios que hicieron el presidente Fernández y el ministro Massa.

    Un uso directo de la ampliación del swap es el pago de las importaciones provenientes de China. Este año se espera que el déficit comercial bilateral sea de unos 8 mil millones de dólares en contra de la Argentina, que podría ser récord histórico. De cualquier manera, se trata de un refuerzo para las reservas, ya que los dólares que no se usen para pagar importaciones de China quedarán liberados para cualquier otro destino.

    Desde el mercado financiero ahora esperan nuevas medidas de atracción para la liquidación de la cosecha remanente, tendientes a reforzar el plan de sostener las reservas y evitar una devaluación violenta.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias