23 C
Posadas
lunes, 15 abril, 2024
+SECCIONES

    Desarrollan un bioinsumo antifúngico y fertilizante libre de químicos

    Destacadas

    spot_img

    Profesionales de la Biofábrica Misiones desarrollan un innovador bioinsumo obtenido de manera natural, capaz de actuar como fertilizante y fungicida. La tecnología promete fortalecer los cultivos y combatir enfermedades sin el uso de químicos.

    La ingeniera Química Carina Buttner y el licenciado en Genética Emiliano Alzaga, brindaron detalles sobre este proyecto que se lleva adelante y que demuestra propiedades únicas que lo hacen doblemente beneficioso para las plantas.

    Antifúngico y Fertilizante

    El equipo de investigación se enfocó en el hongo típico de la región conocido por su resistencia y capacidad de propagación. Lograron manipular el hongo para que actúe de manera dual: como un potente fertilizante y como un eficaz agente antifúngico. El bioinsumo resultante, al ser aplicado al cultivo, proporciona a las plantas la capacidad de absorber nutrientes del suelo de manera más eficiente, lo que se traduce en un crecimiento más saludable y vigoroso.

    Durante las pruebas de laboratorio, se observó que el hongo- Trichoderma Asperiloide- modificado demostró una habilidad excepcional para combatir patógenos que suelen causar enfermedades en las plantas. Dato significativo en la reducción de la necesidad de pesticidas químicos y fungicidas en la agricultura, contribuyendo así a la producción de alimentos más saludables y respetuosos con el medio ambiente.

    El proceso de desarrollo involucró varias etapas de investigación y pruebas rigurosas. En una primera fase, se evaluaron diversos factores que influyen en el crecimiento y formulación del producto. Parámetros como la humedad, la exposición a la luz y el tiempo de exposición del hongo al gel fueron cuidadosamente ajustados para maximizar la eficacia del bioinsumo.

    Tras esta etapa inicial, se procedió a una serie de ensayos adicionales. La segunda fase se centró en el secado del producto, un proceso crítico para preservar la viabilidad de las esporas mientras se elimina la humedad. Finalmente, en la tercera etapa de pruebas, se evaluaron diferentes materiales de envasado para garantizar que el producto mantenga su efectividad a lo largo del tiempo y llegue en óptimas condiciones a los agricultores.

    La inversión y el apoyo financiero por parte de la Agencia Misionera de Innovación jugaron un papel fundamental en el éxito de este proyecto. Gracias a este respaldo, los investigadores lograron proyectar la producción desde el laboratorio hasta una escala que permitirá que el bioinsumo esté disponible para los agricultores misioneros y productores a gran escala.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias