18.7 C
Posadas
lunes, 17 junio, 2024
+SECCIONES

    Pericias confirmarían que el vehículo circulaba entre 80 a 100 kilómetros por hora

    Destacadas

    spot_img

    El despiste en la costanera de Posadas, protagonizado por cinco alumnos del Colegio Santa María, conmociona a la sociedad misionera, dado que dos de ellos luchan por sus vidas. Luca y Juan Cruz siguen internados en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital Ramón Madariaga de Posadas tras el terrible siniestro ocurrido el jueves de la semana pasada, cuando se dirigían a la clase de Educación Física.

    El licenciado en Ciencias Criminalísticas, Fernando Zacarías, realizó un abordaje de lo ocurrido según las pericias realizadas en la zona del accidente.

    Zacarías se desempeña en el sector privado, cuya labor se basa en relevar evidencia para redactar informes periciales requeridos por compañías de seguros, empresas privadas y otros solicitantes.dijo: “Hemos ido al lugar del hecho y lo que nosotros evidenciamos y determinamos es que hay un vehículo que pierde el control previo al ingreso a la curva de una rotonda que previamente tiene un ingreso en curva. El automóvil pierde el control, ingresa cruzado y unos metros más adelante hay un vehículo estacionado al cual lo colisiona con el lateral derecho que es donde se ven las deformaciones”.

     

     

    “Estas deformaciones coinciden con otro vehículo utilitario que estaba estacionado, que la Justicia lo tiene identificado y se lo liberó porque no tenía responsabilidad en el evento”, agregó y destacó que el Peugeot donde iban los chicos colisiona con la parte lateral casi del techo del parante, “lo que que nos indica que venía ya casi en dos ruedas por lo que al momento del impacto hay un derrape”.

    A su vez el profesional indicó que este impacto que se produce coinciden con el estado de los chicos ya que fue clarito, “luego el vehículo sigue su línea de marcha y por la velocidad realiza un giro terminando en la vereda del carril contrario”.

    Velocidad y el sistema de seguridad

    Zacarías aclaró que aunque existan sistemas de seguridad “tienen un límite. Si uno viene a alta velocidad no van a ayudar y en este caso pasó algo similar ya que impacta de costado contra algo fijo y los elementos de seguridad poco pudieron hacer, pero sí hemos determinado que el vehículo no contaba con airbag laterales pero por una cuestión de fábrica”.

    “En cuanto a los cinturones de seguridad aunque hubiesen sido utilizados en este caso puntual, las lesiones hubieran sido las mismas pero se ha determinado que sólo uno de ellos lo llevaba puesto”, refirió.

    Finalmente detalló que en relación a la velocidad en que circulaba el automóvil “se podría decir que iba entre 80 y 100 kilómetros por hora y esto coincide con la investigación que estaba haciendo el área de Criminalística de la Policía y de la Justicia”.

     

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias