23 C
Posadas
lunes, 15 abril, 2024
+SECCIONES

    Kelly Olmos, contra la idea del trabajo como variable de ajuste

    Destacadas

    spot_img

    La ministra de Trabajo de la Nación, Raquel “Kelly” Olmos, negó que los derechos laborales sean “variable de ajuste” para fomentar las inversiones y aseveró que “cuando a los trabajadores les ha ido bien, es cuando mejor le ha ido a la economía argentina y en particular a la industria”.

    “Los derechos laborables y el fortalecimiento de la libertad sindical y de agremiación son condición central del fortalecimiento democrático y contribuyen a la paz social”, enfatizó Olmos en una entrevista con Radio Nacional. Y aseveró que “aún en los países como los nuestros que necesitan de las inversiones para su desarrollo no podemos pensar que los derechos laborales sean variables de ajuste en nuestra competencia por acceder a esas inversiones”.

    En ese contexto llamó a “reconstruir una gobernanza mundial a favor de los derechos de los trabajadores y del fortalecimiento de las organizaciones gremiales”. La funcionaria sostuvo que “nuestra aspiración es que en nuestros países (los ciudadanos) puedan desarrollar una calidad de vida y un futuro en su propia patria. En ese sentido, queremos trabajar por el desarrollo económico y combatimos la concepción de que para que haya desarrollo económico haya que debilitar los derechos laborales y la organización de los trabajadores”.

    Olmos destacó al respecto que “hay una relación directa en la historia argentina en términos de bienestar de los trabajadores y niveles de desarrollo económico y de actividad económica: cuando a los trabajadores les ha ido bien es cuando mejor le ha ido a la economía argentina y, en particular, a la industria”.

    Y ejemplificó que, por el contrario, “cada vez que ha habido gobiernos militares o neoliberales que conculcaron derechos de los trabajadores, también se empobreció la economía”. En esas etapas, abundó, “un pequeño sector asociado a la especulación financiera pudo haber resultado favorecido, pero el grueso de la actividad económica decreció, las industrias cerraron mayoritariamente y la Argentina toda se empobreció”.

    “La fórmula es la libertad de organización de los trabajadores y su plena participación en las negociaciones tripartitas desde el punto de vista de la recuperación de la capacidad adquisitiva, como de las convenciones colectivas de trabajo”, dijo.

    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Últimas noticias